Portada - ilustración que representa la construcción de las pirámides egipcias (TES Teach)

Desmitificando las pirámides egipcias con la realidad de los hechos

(Leer articulo en una sola página)

Siempre me ha fascinado, y preocupado al mismo tiempo, esta cuestión: ¿cuántas personas me encuentro todavía cautivadas por aspectos de las pirámides de Egipto que los arqueólogos han resuelto hace muchos años? El cuándo, el cómo, y el qué, son aspectos todos ellos bien comprendidos por los investigadores, quedando únicamente el “por qué” como el auténtico misterio.

¿Cuántas personas construyeron la Gran Pirámide?

Arqueólogos, ingenieros y entusiastas aficionados debaten sobre exactamente “cuántas” personas contribuyeron a la construcción de las pirámides de Egipto, que fueron erigidas cada una de ellas para un faraón diferente: Khufu, Khafre y Menkaure (o Keops, Kefrén y Micerinos). La mayoría de egiptólogos, a lo largo de las últimas dos décadas, han pensado que este número estaba entre los 20.000 y los 30.000, basándose en el tamaño de las tumbas y el cementerio, pero el famoso egiptólogo Zahi Hawass cree que unos 36.000 antiguos egipcios construyeron las pirámides.

El primer intento de adivinar cuál era este escurridizo número lo llevó a cabo el historiador griego Herodoto, quien estimó que “100.000 hombres trabajaban en tres turnos” para construir las estructuras. El problema de este texto es que no queda claro si cada turno incluía 100.000 hombres o 33.000 hombres trabajaban en cada uno de los tres turnos. Pero el arqueólogo Mark Lehner, del Proyecto de Mapeado de la Meseta de Guiza del Insituto Oriental de la Universidad de Chicago y el Museo Semítico de Harvard, postuló  un número diferente .

Mapa de la meseta de Guiza (creado con Inkscape) realizado por MesserWoland. CC BY-SA 3.0

Mapa de la meseta de Guiza (creado con Inkscape) realizado por MesserWoland. CC BY-SA 3.0

El equipo de Lehner calculó cuántos hombres eran necesarios para entregar “340 piedras al día”, determinando que habría probablemente unas 1.200 personas en la cantera y 2.000 transportando las piedras, mientras que otros deberían cortar las piedras y colocarlas en su lugar. El investigador llegó a la conclusión de que, si las pirámides fueron construidas a lo largo de un período de 20-40 años, el proceso habría requerido “5.000 hombres para llevar a cabo realmente la construcción, la explotación de las canteras y la pesada carga desde la cantera local.”

Más recientemente, el arqueólogo Richard Redding, oficial jefe de la investigación del AERA (Ancient Egypt Research Associates - Investigadores Asociados del Antiguo Egipto), estimaba la fuerza de trabajo de Guiza en torno a las 10.000 personas “para las tres pirámides.” En un estudio de Live Science publicado en el 2013, Redding revelaba que “se mataban suficientes reses, ovejas y cabras todos los días para producir 4.000 libras de carne, de promedio, para alimentar a los constructores de las pirámides”, utilizando restos de huesos de animales hallados en Guiza para calcular “los requerimientos nutricionales de una persona que hacía un trabajo duro, hasta obtener su número de 10.000.”

¿Cómo se construyeron las pirámides?

Aunque muchos pseudo-historiadores de la vieja escuela le dirán que “si alguien te dice que sabe cómo se construyeron las pirámides te está mintiendo,” esto es una mentira en sí mismo, o si lo vemos de forma menos siniestra, una muestra de ignorancia. Es un hecho que muchos miles de cualificados arqueólogos, ingenieros y antropólogos saben de forma precisa cómo se erigían las estructuras de las pirámides.

Una pequeña advertencia. Cuando un escritor o conferenciante le habla del misterio en torno a cómo fueron tallados y transportados aquellos enormes bloques de piedra para ser utilizados en las pirámides, en realidad le están diciendo: “Escribí un libro estrafalario en los años 90 y ahora ‘no puedo’ admitir que los arqueólogos comprenden cómo se construyó todo.” De este modo, continúan arrojando capas y capas de complejidad infantil, y por cada persona que escucha a uno de estos autores, otras mil lloran.

Un hecho que estos escritores a menudo ocultan a sus lectores es que cerca del 90% de los bloques de las pirámides son de blanda piedra caliza extraída de una cantera situada “justo al otro lado del río”, a poca distancia de las pirámides. Y aunque a menudo le dirán que no se utilizaron metales para la construcción de las pirámides, según la opinión contraria de los arqueólogos de la Universidad de Toledo (Ohio) James A. Harrell y Per Storemyr, se han encontrado numerosas cuñas de cobre que fueron utilizadas como “palancas de madera para fracturar mecánicamente la blanda piedra caliza.”

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article