Portada-El jeroglífico que aparece en el centro de la parte superior de la imagen, con siete brazos y una cúpula que irradian de un poste, es el símbolo de la reina regente Neith-Hotep. Se creía hasta ahora que había sido la esposa del faraón Narmer, no reina por derecho propio. Fotografía: (D. Laisney)

Los jeroglíficos del Sinaí revelan nuevos datos sobre una antigua reina egipcia y la fundación de Menfis

(Leer articulo en una sola página)

Según un investigador, antiguos mineros grabaron jeroglíficos egipcios y dibujos en las paredes de roca del desierto del Sinaí hace 5.000 años para marcar de alguna forma esta región como territorio egipcio. Los obreros que grabaron estos símbolos estaban literalmente dejando su huella en el mundo.

Como podemos leer en este artículo de Live Science , estos jeroglíficos y dibujos, redescubiertos en el año 2012, están ayudando a aclarar parte de la historia de la antigua civilización egipcia y corrigiendo algunas suposiciones previas acerca de una reina, un faraón, y la fundación de la ciudad de Menfis.

Se cree que fueron los obreros de una antigua expedición minera los que realizaron estos grabados, en un número aproximado de 60, y datados entre 5.200 y 4.800 años de antigüedad, en un lugar llamado Wadi Ameyra.

Como podemos leer en Live Science, uno de los símbolos grabados en las paredes de roca de este desierto hace alusión a la reina Neith-Hotep, regente de un joven faraón cuyo nombre era Djer. Neith-Hotep gobernó Egipto hace unos 5.000 años: miles de años antes que otras reinas más famosas, Hatshepsut y Cleopatra VII.

Placa de hueso con el nombre de la reina Neith-Hotep, hallada en Naqada, y datada en torno al 3100 a. C. (Museo Británico)

Placa de hueso con el nombre de la reina Neith-Hotep, hallada en Naqada, y datada en torno al 3100 a. C. ( Museo Británico )

Los egiptólogos sabían de la existencia de Neith-Hotep, pero pensaban que había sido la esposa del faraón Narmer , importante soberano que fundó la Dinastía I y unificó Egipto.

“Las inscripciones demuestran que ella [Neith-Hotep] no era la esposa de Narmer, sino una regente de principios del reinado de Djer,” explica Pierre Tallet en Live Science. El Dr. Tallet, de la Universidad de la Sorbona de París, encabezó la expedición a Wadi Ameyra.

También se hallaron en el lugar jeroglíficos que narran la historia de Menfis , ciudad que los estudiosos creían que había sido fundada por el faraón Narmer (también conocido como Menes), en el siglo XXXI a. C. No obstante, en los jeroglíficos se puede leer que el rey Iry-Hor, anterior en dos generaciones a Narmer, fue el fundador de la ciudad, tal y como informa Live Science. Es posible incluso que la ciudad se remonte a una epoca aún anterior a Iry-Hor.

Además de los jeroglíficos, el equipo encontró sobre las paredes de roca de Wadi Ameyra grabados en los que aparecen barcas de un tipo muy arcaico. Uno de estos dibujos de una barca incluye también un serekh, símbolo faraónico rectangular que recuerda a una viñeta o cabina.  

Imagen de una barca junto a diversos animales hallada entre los antiguos grabados realizados sobre las paredes de roca del Desierto del Sinaí. (Pierre Tallet)

Imagen de una barca junto a diversos animales hallada entre los antiguos grabados realizados sobre las paredes de roca del Desierto del Sinaí. ( Pierre Tallet )

Los hallazgos de la expedición a Wadi Ameyra aparecen descritos en el libro La Zone Minière Pharaonique du Sud-Sinaï II , publicado en el año 2015.

En otras noticia relacionada, Ancient Origins ya informó en el 2015 del arte rupestre egipcio de hace unos 5.000 años descubierto en Nag el-Hamdulab, en el que aparece representado Narmer. Se cree que las escenas de arte rupestre del antiguo Nag el-Hamdulab, creadas hace unos 5.000 años, fueron realizadas por las manos de artistas profesionales cercanos a la corte real. Son las representaciones más antiguas conocidas de un faraón portando la “corona blanca”, símbolo del poder dinástico, y muestran la transición de las procesiones religiosas del Egipto predinástico a las visitas de un monarca triunfante decidido a recaudar sus impuestos. Los grabados realizados sobre las paredes de roca nos muestran a un antiguo rey precedido por portaestandartes y escoltado por una nutrida comitiva de soldados, sirvientes con abanicos, bestias poderosas y deidades.

El faraón Narmer: detalle de la paleta de Narmer hallada en Nején (Hieracómpolis), siglo XXXI a. C. (Public Domain)

El faraón Narmer: detalle de la paleta de Narmer hallada en Nején (Hieracómpolis), siglo XXXI a. C. ( Public Domain )

Como ya informó Ancient Origins , han aparecido en los últimos meses otras noticias acerca de los antiguos sistemas de escritura egipcios, incluida la de un egiptólogo holandés que ha descifrado recientemente la cartilla o abecedario para aprender a leer más antigua conocida del mundo, con las letras del alfabeto hierático egipcio escritas sobre un fragmento cerámico de hace 3.500 años hallado en una tumba egipcia excavada hace 20 años. Los alfabetos egipcios más antiguos de los que se tiene constancia se remontan al siglo XIX a. C. El alfabeto es un sistema de escritura diferente al de los jeroglíficos.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article