Portada - Misterio bajo el mar (Flickr/CC BY-NC 2.0) Sobreimpresionados, círculos concéntricos

La leyenda de la Atlántida: entre las antiguas ruinas y el relato de Platón

(Leer articulo en una sola página)

La Atlántida significa cosas muy diferentes para mucha gente. Para algunos sería una isla y una ciudad de ficción que un filósofo con una vívida imaginación inventó para ilustrar un punto de vista moral, y nada más. Para otros, se trataría simplemente una civilización de la Edad del Bronce que existió no más de mil años antes de la Grecia Clásica, cuya grandeza y poder excedían todas las proporciones imaginables. Pero existen unos pocos que mantienen la creencia, tan ridiculizada por la mayoría de los expertos, de que la Atlántida no fue únicamente todo lo que Platón dijo que era —una civilización espectacularmente avanzada que existió antes del nacimiento de la historia documentada tal y como la conocemos, sino que habría sido la cultura madre ancestral de todas las civilizaciones conocidas cuyo legado, aunque olvidado por la historia, se habría conservado en los mitos y los relatos de culturas de todo el mundo y en misteriosos monumentos descubiertos en muy diversas latitudes.

El nacimiento del mito moderno

Platón, considerado tanto por los investigadores de la Atlántida como por los escépticos la única fuente autorizada acerca de esta antigua ciudad, nunca afirmó explícitamente que la Atlántida fuese el origen de toda civilización. Esta osada y radical declaración fue realizada, más de dos milenios más tarde, por el individuo de quien menos nos lo esperaríamos, un hombre conocido como Ignatius Donnelly, separado del Mundo Mediterráneo en el que la leyenda tuvo su origen por un vasto océano de tiempo y espacio. Hombre excéntrico e idealista con tendencia a las teorías más descabelladas, Donnelly fundó una ciudad llamada Nininger City que muy rápidamente se convirtió en una ciudad fantasma tras la crisis económica que asoló en su tiempo los Estados Unidos.

Habiendo aprendido la lección de que era mucho más difícil crear una nueva comunidad que unirse a una ya existente, Donnelly entró en política y obtuvo un éxito realmente notable: ejerció de vicegobernador en su estado adoptivo de Minnesota poco antes de la Guerra de Secesión, y también se alineó con la facción de los Radicales Republicanos durante la guerra y cierto tiempo después. Decepcionado por la creciente corrupción del Partido Republicano, cambió de partido más tarde para finalmente retirarse de la política, decidiendo dedicar sus aún considerables energías a escribir un libro acerca de otra cuestión que había captado la atención de su incansable mente: la civilización perdida de la Atlántida.

Terror Antiquus, óleo de L.Bakst (1908) (Public Domain). Superpuestas, imágenes de un manuscrito medieval, traducción al latín del diálogo de Platón ‘Timeo.’ (Public Domain).

Terror Antiquus, óleo de L.Bakst (1908) ( Public Domain ). Superpuestas, imágenes de un manuscrito medieval, traducción al latín del diálogo de Platón ‘Timeo.’ ( Public Domain ).

Gozando del privilegio de un acceso ilimitado a los archivos de la Biblioteca del Congreso, Donnelly desarrolló una novedosa hipótesis de un alcance inimaginable. Argumentó que las aparentes similitudes entre culturas separadas por vastos océanos, aisladas por tanto las unas de las otras a lo largo de toda la historia conocida, podrían explicarse por la influencia de una civilización mundial que habría existido en la antigüedad más remota, dejando su huella en todo el mundo antes de su definitiva desaparición. El libro de Donnelly, titulado Atlántida: el mundo antediluviano, fue muy bien recibido por el público y se convirtió en uno de los libros más vendidos de su época.

El mundo antediluviano y las pirámides de las diferentes civilizaciones

En el capítulo 5 de la IV Parte de Atlántida: el mundo antediluviano, titulado La Pirámide , la Cruz y el Jardín del Edén, Donnelly defiende de esta manera la existencia de la Atlántida:

¿Cómo pudo la mente humana concebir este singular edificio: la pirámide? ¿Mediante qué proceso de desarrollo lo alcanzó? ¿Por qué se habrían construido estas extraordinarias estructuras a orillas del Nilo y en medio de las selvas y llanuras de América? ¿Y por qué, en ambas regiones, debían estar orientadas con los cuatro lados de su base alineados con los puntos cardinales? […] ¿Es plausible suponer que todas estas extraordinarias coincidencias sean fruto de la casualidad? Podríamos afirmar igualmente que las similitudes entre las formas de gobierno de Inglaterra y los Estados Unidos no tienen que ver con la relación entre ambas, o con su origen, sino con que hombres puestos bajo similares circunstancias habrían necesaria y espontáneamente alcanzado los mismos resultados.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article