Portada-Galileo enseñando al dux de Venecia el uso del telescopio. Detalle de un fresco de Giuseppe Bertini (1825–1898) (Public Domain)

¿Existían telescopios antes de Cristo?

(Leer articulo en una sola página)

En mi opinión, la gran pregunta es: ¿cómo demonios pudieron los mayas orientar enormes observatorios como El Caracol y El Templo de Kukulkán para obtener resultados astronómicos tan precisos? y ¿cómo lo hicieron sin la ayuda de telescopios u otros instrumentos de observación? ” - Dr. Michael Guillen, físico, periodista y ex-editor de ciencias de la Cadena ABC.

Dicen que en el siglo I d. C., el emperador romano Nerón ya empleaba una “piedra preciosa” para observar mejor desde la lejanía el espectáculo sangriento que sus gladiadores le ofrecían sobre la arena del Coliseo.

Con aún mayor certeza y contando con evidencias arqueológicas de alto valor, científicos de la Universidad de Aalen (Alemania) descubrieron que probablemente los antiguos vikingos ya conocieran el arte de la telescopía 500 años antes de que el primer telescopio reconocido por la comunidad científica fuese confeccionado en Europa por el español Juan Roget y popularizado a partir de 1609 por el italiano Galileo Galilei .

Portada-Torre de El Caracol, antiguo centro maya de observación astronómica ubicado en Chichén Itzá, México. (Public Domain)

Torre de El Caracol, antiguo centro maya de observación astronómica ubicado en Chichén Itzá, México. ( Public Domain )

El equipo de la Universidad de Aalen descubrió que las lentes vikingas recuperadas en la isla sueca de Gotland en 1990, catalogadas en un principio como artefactos ornamentales o lupas para encender fuego mediante la concentración de rayos solares, podrían considerarse actualmente como la evidencia más sólida sobre la existencia de telescopios modernos, siglos antes de lo establecido en los libros de historia: una brecha temporal especialmente incómoda para el arraigado tradicionalismo científico de la pequeña comunidad auto-declarada escéptica-crítica.

“Al parecer, el diseño elíptico de los lentes fue inventado mucho antes de lo que pensamos ”, comentaba al respecto el Dr. Olaf Schmidt , uno de los miembros del equipo de estudio de Aalen, citado por la agencia BBC News . “Luego, ese conocimiento se perdió ”. Sin ocultar su fascinación por el hallazgo, el Dr. Schmidt admitió en el año 2000 que el pulido de algunas lentes era “ casi perfecto ” y su imagen “ muy buena ”.

Enigmática “evidencia”

Muchos siglos antes que Nerón, y probablemente mucho antes de lo que cualquier astrónomo vikingo pudiera soñar, diversas y antiguas culturas como la griega, la egipcia y la asiria podrían haber confeccionado artefactos capaces de magnificar las estrellas mediante el uso de lentes convexas. Tal sería el caso de los antiguos habitantes de Helwan, una antigua ciudad egipcia en la que, casualmente, luego se fundaría un observatorio astronómico a principios del siglo XX. Según la datación de una lente pulida encontrada en una tumba perteneciente a las primeras dinastías del antiguo Egipto, el pueblo de Helwan ya dominaba con verdadera exquisitez la técnica del pulido de lentes 5.000 años antes de que Galileo Galilei sostuviera un telescopio en sus manos por primera vez.

 Inscripciones astronómicas de la tumba de Ramsés IX, octavo faraón de la XX dinastía egipcia que reinó entre los años 1126 y 1108 a. C. (Public Domain)

Inscripciones astronómicas de la tumba de Ramsés IX, octavo  faraón de la XX dinastía egipcia que reinó entre los años 1126 y 1108 a. C. ( Public Domain )

Otra pieza que pondría en jaque a la historia de la telescopía moderna es la llamada lente de Nimrud , procedente de una antigua población asiria de Oriente Medio. Apta para ser utilizada en un catalejo o telescopio modernos, la lente, hallada en el territorio de lo que hoy es Iraq, cuenta con unos 3.000 años de antigüedad, lo que la convertiría en la segunda más antigua de la historia, después de la de Helwan.

El uso de tal tecnología por parte de los asirios podría evidenciarse en los conocimientos de este antiguo pueblo sobre la bóveda celeste. Los asirios describían al planeta Saturno como un dios rodeado por un anillo de serpientes , haciendo una evidente alusión a los anillos que el mismo Galileo Galilei describiría erróneamente y milenios después como “ dos lóbulos ” al costado de “ un curioso objeto ”.

La antigua cultura griega tampoco se encuentra exenta de sospechas en cuanto al conocimiento de una tecnología a la que hoy se le atribuyen apenas 3 siglos existencia. Con una lente en su mano y un llamativo cuerno (¿telescopio?) a su espalda, una sacerdotisa griega quedó inmortalizada sobre un vasija cerámica en lo que, quizás, fuera un claro resumen del conocimiento que los griegos tenían del uso del telescopio.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article