Portada-Nibelungos2.jpg

El canto de los Nibelungos: Saga Germánica de Amor, Venganza y Muerte – 2ª Parte

Como muchos otros antiguos poemas y relatos épicos, la saga del Nibelungenlied o “Canto de los Nibelungos”, del siglo XIII, está basada tanto en mitos como en hechos históricos. De autor anónimo, el poema constituye uno de los principales textos antiguos en Alto Alemán Medio, y en él destacan complejas intrigas políticas, historias de amor y relatos de guerra.

Leer 1ª parte de El Canto de los Nibelungos

La segunda parte de “El canto de los Nibelungos” retoma el hilo del relato con la presentación de nuevos personajes, entre los que destaca Atila, rey de los hunos, que en el texto aparece como Etzel de Hungría.  Atila decide casarse con la bella viuda Kriemhild, pues su esposa ha fallecido recientemente. Kriemhild acepta su proposición, adivinando en su nuevo esposo la fuerza necesaria para vengar a su primer marido. Pasan siete largos años antes de que Kriemhild sea capaz de actuar según sus planes, mostrándose en un principio como la dichosa y feliz consorte del rey húngaro y dándole además durante este tiempo un heredero al trono. Kriemhild invita a sus hermanos y a Hagen a su nuevo hogar y aunque Hagen acoge la invitación con escaso entusiasmo, finalmente acceden.

Al conocer por Hagen que el tesoro de los Nibelungos fue arrojado al fondo del Rhin, Kriemhild tiene la excusa perfecta para retomar su venganza. Ver a Hagen luciendo la espada de Siegfried en público es la gota que colma el vaso de la paciencia de la reina viuda. Kriemhild había concebido un hijo de Etzel, Ortlieb, que fue criado por su madre para ejecutar su venganza. Hagen, a pesar de su astucia, acaba siendo fácilmente instigado a combatir. Se sucede una batalla en la que Hagen mata a Ortlieb delante de todos. Muerto el joven príncipe, los húngaros atacan a los Nibelungos, superándolos en gran número. Los hombres de Kriemhild capturan a Gunther y Hagen, y la propia reina ordena la ejecución de Gunther, encargándose ella misma de decapitar a Hagen con la espada de Siegfried, Balmung. Por desgracia, uno de los guerreros de Etzel de nombre Hildebrand, mata acto seguido a la reina, horrorizado por la violencia de sus actos.

Kriemhild.jpg

Kriemhild muestra la cabeza de Gunther a Hagen (Johann Heinrich Füssli, ca. 1805) Dominio público

Hay numerosos elementos del Nibelungenlied que sugieren un trasfondo con un significado mucho más rico en el texto de este poema épico. En primer lugar, “El canto de los Nibelungos” incluye elementos que contrastan poderosamente, consecuencia desafortunada de la difusión que alcanzó la historia  mientras formaba parte de la tradición oral. Uno de los más relevantes es el término “Nibelungos”. De acuerdo con modernas investigaciones, “El canto de los Nibelungos” da inicio con Siegfried hablando de su triunfo sobre los Nibelungos, dando a entender que o eran enemigos declarados suyos y del pueblo de Xanthen o simplemente se cruzaron en su camino. Sin embargo, más adelante podemos leer en el texto que el término “Nibelungos” también se usa para describir a los Burgundios, esto es: Gunther, Brunhild y las gentes a las que Kriemhild invita a su nuevo hogar en Hungría. Esto tiene poco sentido para los modernos estudiosos del poema, y generalmente se ha aceptado como una interpolación de origen desconocido incluida en el texto. (Algunas fuentes sugieren que los Nibelungos son una raza de enanos o Nybling, identificándolos además como los verdaderos dueños del tesoro)

Un segundo elemento intrigante son los numerosos detalles históricos que aporta el poema, lo que nos lleva a preguntarnos si el texto está basado o no en hechos reales. La derrota de los burgundios a manos de los hunos en el año 436 guarda una similitud inequívoca con la historia, y la reina merovingia Brunhilda también resulta increíblemente parecida a la reina islandesa del poema. La Brunhilda histórica era la hermana de la segunda reina de los merovingios, que murió más tarde a manos de la amante del rey, Fredegund. A raíz de este hecho surge la enemistad entre Brunhilda y Fredegund, de forma parecida a la que se guardaban Brunhild y Kriemhild en la saga. Brunhilda persuade entonces a su esposo Sigebert para que marche a la guerra contra el marido de Fredegund Chilperic con la intención de vengar así a su hermana— del mismo modo en que Hagen se vengó de Siegfried, actuando supuestamente en nombre de Brunhild.

anuscripto

Primera página del manuscrito del  Nibelungenlied, o "Canto de los Nibelungos" (ca. 1230) Dominio público

Finalmente, el rasgo más destacado en la concepción del Nibelungenlied es la gran cantidad de elementos que sugieren una relación con textos nórdicos medievales. Brunhild, Siegfried, Kriemhild y Gunther son evidentemente variantes de los personajes de la Edda prosaica y de la Völsunga saga, dos relatos que nos hablan de Sigurd el matadragones y su amor por la valkiria Brunhild. En estas versiones, Kriemhild es conocida como Gudrun y su papel es en principio menos relevante. Es de hecho su madre Grimhild quien hechiza a Sigurd para que se olvide de la valkiria y se case con su hija. Brunhild es entonces convencida mediante argucias para que se case con Gunther (Gunnar en esta versión) pero cuando al fin descubre el engaño, es la propia Brunhild quien acaba con la vida de Sigurd.

Sigurd-y-Brunhild.jpg

Ilustración de Sigurd y Brunhild. 1920. Dominio público

Aunque la Völsunga saga y la Edda prosaica fueron ambas escritas en islandés medieval durante una época en la cual los monjes cristianos se encontraban recopilando las antiguas leyendas paganas, los elementos que toma prestados de ellas el Nibelungenlied son terriblemente obvios. De todos modos, estos préstamos eran habituales en el siglo XIII, ya que se consideraban un recordatorio de creencias pasadas, alteradas con posterioridad para trasladarlas a la esfera de lo humano. Estas creencias revivieron nuevamente en el siglo XIX, cuando Richard Wagner, el famoso compositor de ópera, rescató la historia de Brunhild, Kriemhild y Siegfried para la edad moderna

Imagen de portada: "La muerte de Siegfried" (Julius Schnorr von Carolsfeld, 1847). Dominio público

Por: Ryan Stone

Traducción: Moreno Montañaroja

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Bibliografía

Anderson, George K., trans. The Saga of the Völsungs: Together with Excerpts from the "Nornageststháttr" and Three Chapters from the "Prose Edda" (Newark: University of Delaware Press, 1982, 171-191.)

Ashliman, D.L. "The Nibelungenlied" A Summary in English Prose. 2012. http://www.pitt.edu/~dash/nibelungenlied.html

Bauer, Susan Wise. The History of the Medieval World: From the Conversion of Constantine to the First Crusade (W.W. Norton & Company: New York, 2010.)

Bury, John Bagnell. A History of the Later Roman Empire from Arcadius to Irene (395 A.D. to 800 A.D.): Volume 2 (Adamant Media Corporation: Boston, 2000.)

Encyclopædia Britannica Online , s. v. "Nibelungenlied" Disponible aquí.

Unknown. The Nibelungenlied . trans. A. T. Hatto (Penguin Books: London, 1969.)

Next article