All  
Portada - La Piedra de Cochno alberga la que está considerada la más magnífica muestra de petroglifos de ‘cazoleta y anillo’ de la Edad del Bronce existente en Europa. (Fotografía: Comisión Real para los Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia)

Se desenterrará la enigmática Piedra de Cochno escocesa para escanear sus sorprendentes petroglifos

Con sus docenas de espirales acanaladas, hendiduras grabadas, formas geométricas y dibujos misteriosos de todo tipo, la Piedra de Cochno, que se encuentra en el concejo de West Dunbartonshite, Escocia, está considerada la muestra más magnífica de toda Europa de grabados en piedra bajo la forma de cazoletas y anillos. Aun así, a lo largo de los últimos 50 años ha permanecido enterrada bajo varios pies de tierra y vegetación en un desesperado intento de protegerla del vandalismo. Sin embargo, está previsto desenterrar la famosa piedra de nuevo para emprender finalmente un estudio en profundidad de sus enigmáticos símbolos con la esperanza de desvelar algunos de sus secretos.

The Scotsman informa de que retirará la tierra que cubre actualmente la enorme piedra a lo largo de las próximas tres semanas, y a continuación un equipo de arqueólogos utilizará tecnología de toma de imágenes tridimensionales para obtener un registro digital en detalle de las marcas presentes sobre la piedra con la esperanza de que “aporten más información sobre la historia de la piedra, su función y las gentes que la crearon hace unos 5.000 años”.

La piedra, que mide 12,80 por 8 metros, fue descubierta por el reverendo James Harvey en 1887 en unas tierras de cultivo cercanas a lo que hoy es la urbanización de Faifley, en las afueras de Clydebank (Escocia). La piedra se encuentra cubierta de petroglifos, con más de 90 hendiduras grabadas sobre su superficie, un tipo de marcas conocidas como de ‘cazoleta y anillos’.

Las marcas de cazoleta y anillos son una forma de arte prehistórico consistente en una depresión cóncava de no más de unos pocos centímetros de profundidad horadada sobre la superficie de una roca y a menudo rodeada por círculos concéntricos trazados asimismo sobre la piedra. Este tipo de decoración suele observarse en los petroglifos grabados sobre grandes rocas naturales y afloramientos rocosos, o en monumentos megalíticos como cistas de losas de piedra, círculos megalíticos y tumbas de pasillo. Se encuentran principalmente en el norte de Inglaterra, Escocia, Irlanda, Portugal, noroeste de España, noroeste de Italia, interior de Grecia y en Suiza. Sin embargo, también se han descubierto formas similares en otros lugares del mundo bastante alejados de Europa, como México, Brasil y la India. 

Cazoletas y anillos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno. (Comisión Real para los Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia)

Cazoletas y anillos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno. (Comisión Real para los Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia)

Las marcas de cazoleta y anillos de la Piedra de Cochno, que se cree que datan del 3.000 a. C. aproximadamente, están acompañadas por una cruz precristiana incisa en el interior de un óvalo y dos grabados con forma de huellas de pies (podomorfos), en cada uno de los cuales se observan únicamente cuatro dedos. A causa del conjunto de petroglifos que presenta la Piedra de Cochno sobre su superficie, ha sido reconocida como de importancia nacional y designada Monumento protegido.

Podomorfos de cuatro dedos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno. (Imagen original)

Podomorfos de cuatro dedos grabados sobre la superficie de la Piedra de Cochno. (Imagen original)

A principios de los años 60, la Piedra de Cochno fue reiteradamente violentada por vándalos, así como por la gente que simplemente caminaba por encima de ella. De este modo, en 1964 arqueólogos de la Universidad de Glasgow recomendaron enterrarla a fin de protegerla contra posibles daños en el futuro. Desde entonces, la piedra ha estado enterrada, y se encuentra en la actualidad cubierta de vegetación y rodeada de árboles.

La piedra fue violentada en el pasado por vándalos, así como por la gente que simplemente caminaba por encima de ella. Aquí se observan cómo los petroglifos se resaltaron con pintura blanca. (Fotografía: Historic Environment Scotland)

La piedra fue violentada en el pasado por vándalos, así como por la gente que simplemente caminaba por encima de ella. Aquí se observan cómo los petroglifos se resaltaron con pintura blanca. (Fotografía: Historic Environment Scotland)

Aunque el significado original de la Piedra de Cochno se perdió en la noche de los tiempos, se han presentado numerosas teorías planteando cuál podría haber sido su función en el pasado. Las hipótesis van desde un antiguo sistema de escritura hasta marcas con significados religiosos o espirituales, pasando por señales fronterizas, mapas estelares o simplemente diseños decorativos. Sí podemos trazar algunas líneas generales acerca de los lugares en los que se suelen encontrar este tipo de piedras grabadas y que podrían aportarnos alguna pista sobre su propósito original. Muchos de estos petroglifos se encuentran cerca, o incluso forman parte de cairns o túmulos funerarios, que vinculan por tanto de algún modo estos símbolos con las prácticas funerarias y con posibles creencias relacionadas con los antepasados y el más allá. Estos dibujos también se encuentran grabados sobre menhires y círculos megalíticos, emplazamientos de los que se piensa que habrían ejercido una función religiosa o ritual en el pasado. A menudo se observan petroglifos en la superficie de afloramientos rocosos en los que el lugar parece haber sido escogido deliberadamente a fin de ofrecer vistas panorámicas ininterrumpidas del área circundante. De otros se dice que se corresponden con constelaciones de estrellas, o que podrían registrar la propiedad de un terreno o reflejar límites fronterizos.

El investigador de la historia Alexander McCallum, quien ha presionado para conseguir que se desentierre la Piedra de Cochno, afirma que existen múltiples interpretaciones posibles para estos grabados:

“Algunos creen que la Piedra de Cochno es un mapa que muestra los demás asentamientos del valle de Clyde – esa es una de las teorías. Creo que probablemente se utilizó para muchas cosas; nunca se le dio un único uso, y a lo largo de cientos de años su función fue cambiando,” afirma McCallum. Y añade a continuación: “En cuanto a su simbolismo, hay quien cree que se trata de un portal de vida, muerte y renacimiento, un útero y una tumba – la gente creía en la reencarnación, de forma que tras ser enterrados saldrían de ahí nuevamente.”

Esquema de los petroglifos de la Piedra de Cochno. (The Modern Antiquarian)

Esquema de los petroglifos de la Piedra de Cochno. (The Modern Antiquarian)

El Dr. Kenny Brophy, arqueólogo urbano de la Universidad de Glasgow que dirige las excavaciones, espera que las nuevas investigaciones revelen más información acerca de estos dibujos grabados sobre la piedra y las gentes que los realizaron.

“Se ha documentado bien con fines arqueológicos, pero sentimos que ahora es el momento, y también que disponemos de la tecnología, para desenterrarla y observar qué nuevos datos podemos aprender sobre su historia y las gentes que la crearon,” ha apuntado el Dr. Brophy en declaraciones recogidas por MailOnline.

Una vez finalice el proyecto, la piedra será enterrada de nuevo a fin de conservarla para el futuro.

Imagen de portada: La Piedra de Cochno alberga la que está considerada la más magnífica muestra de petroglifos de ‘cazoleta y anillo’ de la Edad del Bronce existente en Europa. (Fotografía: Comisión Real para los Monumentos Antiguos e Históricos de Escocia)

Autor: April Holloway

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo