All  
Los restos parcialmente momificados encontrados en la tumba de la necrópolis de Porta Sarno, Pompeya. Fuente: Pompeii Sites

Restos momificados de un antiguo esclavo descubierto en Pompeya

Los restos momificados de un hombre prominente que fue recordado por haber encargado representaciones artísticas que se realizaron en griego se han recuperado de una tumba en Pompeya. El entierro es notable de varias maneras, entre otras cosas por lo bien que ayudó a preservar los restos del hombre, que incluyen cabello y parte de una oreja.

Los últimos restos momificados de Pompeya

Aunque Pompeya es famosa por ser un sitio congelado en el tiempo debido a la erupción volcánica del cercano Vesubio que ocurrió en el 79 d.C., gran parte de la materia orgánica fue incinerada por el gran calor de la lava que envolvió la ciudad. Después de eso, todo lo que quedó fueron los huesos desnudos de las víctimas y la evidencia de su última huida y difícil situación. Los restos de una víctima descubierta recientemente incluían su cerebro, que fue vitrificado por el calor extremo.

 

 

Sin embargo, este último hallazgo, compartido en un informe del comunicado de prensa de Pompeii Site, ofrece dos nuevos tipos de evidencia para ayudar a describir la vida en este fascinante lugar. La tumba data de las últimas décadas previas al desastre natural que afectó el área. Incluye una inscripción conmemorativa que describe elementos de la vida del hombre. Y sorprendentemente, la materia orgánica en forma de piel, cabello e incluso una oreja del hombre ha sobrevivido a los siglos.

Porta Sarno: la necrópolis de Pompeya

Los restos fueron encontrados en la necrópolis de Porta Sarno en la sección este del complejo de Pompeya, que es la ubicación de las últimas investigaciones del sitio de Pompeya de fama mundial. Las excavaciones han sido realizadas por el Parque Arqueológico de Pompeya y la Universidad Europea de Valencia.

Los investigadores están seguros de quién era la víctima masculina debido a la presencia de la inscripción en una placa de mármol adherida a la fachada de la tumba. La inscripción dice que su nombre era Marcus Venerius Secundio y menciona las actuaciones en griego que patrocinó.

La tumba de Marcus Venerius Secundio descubierta en la necrópolis de Porta Sarno, Pompeya, con la placa conmemorativa visible. (Pompeii Sites)

La tumba de Marcus Venerius Secundio descubierta en la necrópolis de Porta Sarno, Pompeya, con la placa conmemorativa visible. (Pompeii Sites)

Esto ha proporcionado la primera evidencia directa de la naturaleza multicultural de la sociedad pompeyana. Al comentar en el comunicado de Pompeii Sites, Dario Franceschini, el Ministro de Cultura italiano, se complace en revelar:

“Pompeya no deja de sorprender y ha confirmado su lugar en una historia de redención, como modelo a seguir internacional, y un lugar donde la investigación y nuevas excavaciones arqueológicas se están llevando a cabo una vez más, gracias a los numerosos profesionales en el campo del patrimonio cultural, que con su trabajo no deja de producir resultados extraordinarios para el mundo que son un orgullo para Italia”.

La placa que revela una ciudad multicultural. (Pompeii Sites)

La placa que revela una ciudad multicultural. (Pompeii Sites)

Marcus Venerius Secundio: de esclavo a estatus

Marcus Venerius Secundio fue en un momento esclavo público y custodio del Templo de Venus. Habiendo obtenido su libertad de la esclavitud, alcanzó un cierto estatus social y económico, como lo demuestra la fastuosa tumba y la inscripción.

El epitafio señala que se unió a las filas de los Augustales, o al colegio de sacerdotes al servicio del Culto Imperial. También establece que el sepultado (Marcus Venerius Secundio) "dio ludi en griego y latín durante cuatro días". Los ludi eran eventos que consistían en juegos y representaciones teatrales para el entretenimiento del público romano. El hecho de que se hayan entregado en “griego y latín” es una línea muy reveladora para los investigadores y ha emocionado a todos los interesados.

"Es la primera evidencia clara de actuaciones en Pompeya en lengua griega, que previamente se había hipotetizado sobre la base de indicadores indirectos”, explicó el director del Parque Arqueológico de Pompeya, Gabriel Zuchtriegel. “Aquí tenemos otra tesera de un gran mosaico, a saber, la Pompeya multiétnica de la temprana Edad Imperial, donde el griego, la entonces lingua franca del Mediterráneo oriental, se indica junto con el latín. El hecho de que se organizaran actuaciones en griego es una prueba del clima cultural animado y abierto que caracterizó a la antigua Pompeya".

Por lo tanto, esta inscripción ha proporcionado evidencia vital para apoyar una visión hipotética de que la vida en la región fue influenciada por varias culturas y que fue un período muy cosmopolita.

Pero según la declaración del Parque de Pompeya, eso no es todo lo que el hallazgo tiene para ofrecer. Los restos momificados de Marcus Venerius Secundio son algunos de los restos mejor conservados jamás encontrados en Pompeya.

Los restos de 2000 años de alguna manera se momificaron en parte y dejaron rastros de pelo y carne en el cráneo. (Pompeii Sites)

Los restos de 2000 años de alguna manera se momificaron en parte y dejaron rastros de pelo y carne en el cráneo. (Pompeii Sites)

Los asombrosos restos de Pompeya de Marcus Venerius Secundio

El fallecido fue enterrado en lo que equivalía a una habitación herméticamente cerrada de 1,6 x 2,4 metros (5 pies por 7 pies), que estaba situada detrás de la fachada principal. Esto no es típico de los ritos funerarios de la época, ya que normalmente se incineraba a los adultos y solo se enterraba a los niños pequeños. Pero afortunadamente para los investigadores, es este carácter específico del entierro lo que ayudó a la preservación del cadáver.

Aunque lejos de estar completamente intacto, el esqueleto existente y algo de materia orgánica revelaron que el hombre tenía alrededor de 60 años cuando murió.

Aún se desconoce si los responsables del entierro tomaron medidas adicionales en un intento por preservar el cadáver. El profesor Llorenç Alapont de la Universidad de Valencia explicó:

“Aún necesitamos entender si la momificación parcial del difunto se debe a un tratamiento intencional o no. El análisis del tejido podría proporcionar más información al respecto. Por las fuentes sabemos que ciertos textiles como el amianto se utilizaron en el embalsamamiento. Incluso para quienes, como yo, especialistas en arqueología funeraria desde hace algún tiempo, la extraordinaria riqueza de información que ofrece este sepulcro, desde la inscripción hasta los entierros, los hallazgos osteológicos y la fachada pintada, es excepcional, lo que confirma la importancia de la adoptando un enfoque interdisciplinario, como el realizado por la Universidad de Valencia y el Parque Arqueológico durante este proyecto”.

La urna funeraria de la dama llamada Novia Amabilis. (Pompeii Sites)

La urna funeraria de la dama llamada Novia Amabilis. (Pompeii Sites)

Es más, en la misma cámara funeraria se encontraron dos urnas cinerarias, evidencia de que otras personas en la tumba habían sido incineradas. Una de las urnas, que contenía un elegante recipiente de vidrio, pertenecía a una mujer llamada Novia Amabilis.

Además, en la cámara se han encontrado ajuares que incluyen dos unguentaria de vidrio y numerosos fragmentos de lo que parece ser tela.

Dos unguentaria o vasijas lagrimales encontradas en la cámara funeraria de Pompeya que son típicas de los entierros romanos y helenísticos. (Pompeii Sites)

Dos unguentaria o vasijas lagrimales encontradas en la cámara funeraria de Pompeya que son típicas de los entierros romanos y helenísticos. (Pompeii Sites)

Los restos humanos y orgánicos encontrados en el complejo funerario de Porta Sarno han sido trasladados al Laboratorio de Investigaciones Aplicadas en el yacimiento de Pompeya, donde han sido sometidos a intervenciones de análisis y conservación. Al mismo tiempo, el Parque Arqueológico ha iniciado una serie de intervenciones de estabilización, destinadas a garantizar el mantenimiento de la necrópolis de Porta Sarno.

Actualmente, la necrópolis no es accesible para los visitantes ya que se encuentra más allá de la línea de ferrocarril Circumvesuviana, pero el parque ha puesto en marcha un estudio de viabilidad con el fin de incluirla en la zona abierta al público.

Las operaciones de excavación y recuperación de la Universidad de Valencia fueron coordinadas por el Prof. Llorenç Alapont del Departamento de Prehistoria y Arqueología, junto a la arqueóloga Luana Toniolo, la restauradora Teresa Argento y la antropóloga Valeria Amoretti del Parque Arqueológico.

Imagen de Portada: Los restos parcialmente momificados encontrados en la tumba de la necrópolis de Porta Sarno, Pompeya. Fuente: Pompeii Sites

Autor Gary Manners

Imagen de ancient-origins

Ancient-Origins

En Ancient-Origins.es creemos que uno de los más importantes campos del conocimiento que podemos estudiar como seres humanos es el de nuestros propios orígenes. Y si bien algunos pueden parecer satisfechos con ellos, nuestra opinión es que existe un gran... Lee mas
Siguiente Artículo