Portada - Carnuntum reconstruida. LBI ArchPro/7reasons

Recuerdos, comida rápida y dulces para los asistentes a los antiguos combates de gladiadores

Un equipo de arqueólogos austríacos asegura haber descubierto los restos de pastelerías, puestos de comida rápida y tiendas que servían en el pasado a los espectadores que asistían a los combates de gladiadores en la antigua ciudad romana de Carnuntum, situada en lo que hoy es Austria. El equipo ha creado asimismo impresionantes reconstrucciones digitales del posible aspecto de la zona en su época de máximo apogeo.  

Las ruinas revelan los hábitos de los antiguos espectadores romanos

El reciente descubrimiento realizado en Carnuntum, Austria, demuestra una vez más hasta qué punto la cultura grecorromana ha influido y dado forma a la civilización occidental. Al igual que la mayoría de espectadores asistentes a un evento deportivo hacen en nuestros días, los antiguos “aficionados a los deportes” romanos también compraban recuerdos de sus ídolos favoritos entre los gladiadores más populares. Las pastelerías, puestos de comida rápida y comercios hallados en la zona revelan que los espectadores de entonces comían antes, durante o después de los espectáculos de gladiadores o cuadrigas — aunque suponemos que en el menú no había hamburguesas ni perritos calientes por aquel entonces.

Reconstrucción de Carnuntum. Escuela de gladiadores y tiendas. (LBI ArchPro/7reasons)

Reconstrucción de Carnuntum. Escuela de gladiadores y tiendas. (LBI ArchPro/7reasons)

La Carnuntum moderna

La tranquila ciudad de Carnuntum que existe en nuestros días, apenas unas pocas millas a las afueras de Viena, no se parece en nada a la bulliciosa urbe que fue en el pasado (la cuarta de mayor tamaño en todo el Imperio durante el siglo II d. C.), aunque han quedado ciertas ruinas, como la monumental Puerta de los Paganos y el anfiteatro, que delatan el rico legado cultural de la antigua ciudad romana. La mayor parte de las ruinas de Carnuntum se encuentra enterrada bajo los pastos, en un lugar que recientemente ha atraído a numerosos cazadores de tesoros.

Carnuntum reconstruida. (LBI ArchPro/7reasons)

Carnuntum reconstruida. (LBI ArchPro/7reasons)

En el año 2011, Wolgang Neubauer, director del Instituto Ludwig Boltzmann para las Prospecciones Arqueológicas y la Arqueología Virtual (LBI ArchPro), con la ayuda de su equipo de colaboradores, logró identificar una escuela de gladiadores completa en Carnuntum con  sus campos de entrenamiento, baños y celdas en las que cientos de gladiadores pasaban su vida como prisioneros. Neubauer lleva largo tiempo estudiando esta ciudad enterrada, aunque sin perturbarla, haciendo uso de técnicas no invasivas como la fotografía aérea, sistemas de georradar y magnetometría.

Últimas investigaciones revelan la presencia de una zona de ocio en Carnuntum

Durante las investigaciones más recientes, el equipo de Neubauer ha descubierto la “zona de ocio” apartada del resto de la ciudad, junto al anfiteatro, que podía albergar en torno a trece mil personas. Los arqueólogos identificaron un ancho paseo flanqueado por comercios en dirección al anfiteatro. Tras comparar las estructuras recientemente identificadas con edificios ya conocidos hallados en otras populosas ciudades romanas, como Pompeya, Neubauer y sus colaboradores concluyeron que muchas de estas construcciones que se alzaban a ambos lados de la calle muy probablemente fueran antiguos comercios: “En toda esta zona se vendían lámparas de aceite con imágenes de gladiadores”, apunta Neubauer en declaraciones recogidas por Live Science.

Además de las tiendas de recuerdos, los investigadores descubrieron también una hilera de tabernas y thermopolia, establecimientos en los que se podía comprar comida en un mostrador, lista para consumir: “Era como un puesto de comida rápida. Podemos imaginarnos un bar en el que se mantenían calientes los calderos con la comida,” explica Neubauer en Live Science.

La investigación revela además la presencia de otro anfiteatro

Los investigadores hallaron asimismo un almacén para grano ya trillado que disponía además de un gran horno, utilizado probablemente para cocer pan. Los elementos expuestos habitualmente a temperaturas tan elevadas presentan unos rasgos geofísicos característicos, de modo que cuando el equipo de Neubauer descubrió una estructura rectangular de gran tamaño con estos rasgos, concluyó que debía tratarse de un horno para cocer pan, tal y como podemos leer en el artículo de Live Science.  

Hogaza carbonizada de antiguo pan romano hallada en las ruinas de Pompeya. (CC BY SA 2.0)

Hogaza carbonizada de antiguo pan romano hallada en las ruinas de Pompeya. (CC BY SA 2.0)

Lo que es más importante, no obstante, es que la reciente investigación ha revelado además la presencia de un anfiteatro de madera más antiguo, a casi 400 metros del anfiteatro principal, cubierto por las murallas más recientes de la ciudad civil.

Finalmente, el equipo ha anunciado que tiene previsto publicar los resultados de su investigación en una revista académica especializada.

Imagen de portada: Carnuntum reconstruida. LBI ArchPro/7reasons

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo