All  
Portada - Weimar (Turingia). Museo para la Prehistoria de Turingia: reconstrucción de la tumba hallada en Leubingen perteneciente a un príncipe de la Edad del Bronce de la cultura de Únětice. Fuente: Wolfgang Sauber/CC BY SA 4.0

Príncipe prehistórico fue brutalmente asesinado en Alemania en el más antiguo asesinato político conocido

Un equipo de arqueólogos y expertos forenses que está estudiando los restos del ‘Príncipe de Helmsdorf,’ datados en torno al 1940 a. C. y descubiertos en Klopfleisch el año 1887, ha anunciado que el individuo ‘fue asesinado’ en lo que podría ser el más antiguo ‘asesinato político’ conocido hasta la fecha.

Los científicos, que se encuentran trabajando en la ciudad alemana de Halle, Sajonia-Anhalt, han examinado de nuevo el esqueleto del príncipe fallecido hace 3.846 años, afirmando que algunas de las lesiones observadas en sus huesos “apuntan al asesinato político más antiguo de la historia, probablemente de la mano de un guerrero experimentado”, según un informe publicado en DW.

El príncipe y el Disco Celeste de Nebra

El cuerpo del príncipe fue examinado desde el punto de vista forense después de que los coautores Kai Michel y Harald Meller, arqueólogos de la Oficina Estatal de Arqueología y Gestión del Patrimonio del Estado de Sajonia-Anhalt, publicaran un nuevo libro sobre el enigmático Disco Celeste de Nebra. Según un artículo publicado en Archaeology.com, el Disco Celeste de Nebra fue “un sensacional hallazgo arqueológico.” Este disco de bronce de 3.600 años de antigüedad, incrustado con símbolos de oro, revela una avanzada comprensión de los fenómenos astronómicos, y el esqueleto del príncipe de Helmsdorf fue encontrado “en el túmulo de Leubinger”, el mismo lugar donde fue descubierto el Disco Celeste de Nebra.

Disco Celeste de Nebra. (Dbachmann/CC BY SA 3.0)

Disco Celeste de Nebra. (Dbachmann/CC BY SA 3.0)

Descubierto en 1999  en Sajonia por cazadores de tesoros equipados con un detector de metales, los autores sugieren que “la cultura de Únětice de la Edad del Bronce, que produjo el disco, fue la primera alta cultura que evolucionó al norte de los Alpes.” Hablando de la importancia del estudio forense, el co-autor Kai Michel comentaba a los reporteros: “En última instancia, estamos trabajando con los únicos restos conocidos de alguien directamente relacionado con el Disco Celeste de Nebra. Y hasta donde podemos contar, ahora hemos encontrado pruebas del asesinato político más antiguo de la historia.”

Examinando el rastro dejado por un experto asesino

En el año 2002, los científicos que inspeccionaban los restos del príncipe “identificaron lesiones”, aunque no pudieron presentar pruebas concluyentes de que el individuo hubiera sido asesinado. Pero el martes pasado, Frank Ramsthaler, director adjunto del Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Saarland, anunciaba: “Hemos sido capaces de verificar tres claras lesiones en los huesos. Probablemente hubiera más lesiones, pero las tres confirmadas habrían resultado mortales. El arma del asesinato podría haber sido una daga, cuya hoja tendría que haber tenido al menos 15 centímetros (poco menos de 6 pulgadas) de largo.”

Espadas descubiertas junto con el Disco Celeste de Nebra, ca. 1600 a. C. (CC BY-SA 3.0)

Espadas descubiertas junto con el Disco Celeste de Nebra, ca. 1600 a. C. (CC BY-SA 3.0)

Ramsthaler añadía que el esqueleto presentaba “Una herida de seis milímetros de ancho y tres milímetros de profundidad en la undécima vértebra torácica”, infligida probablemente por “un poderoso y experimentado guerrero” que habría apuñalado “el vientre del príncipe hasta su columna vertebral.” La “intensidad de la lesión,” según Ramsthaler, “indica que el príncipe habría sido apuñalado cuando estaba de pie contra la pared, o tal vez mientras estaba echado en el suelo.” El científico forense afirmaba además que el apuñalamiento habría seccionado arterias, “lo que habría llevado a una muerte segura.”

El profesor Harald Meller identificaba asimismo “una segunda lesión” que llegó “por encima y detrás de la clavícula”, partiendo en dos de forma efectiva el omóplato izquierdo del príncipe e “hiriendo seriamente las venas y parte de los pulmones.” Estas lesiones fueron realmente deliberadas, y los científicos señalaban que los puntos de lesión se localizan “donde los gladiadores romanos asestaban sus golpes mortales.”

El túmulo de Leubinger en Turingia, Alemania. (Dominio público)

El túmulo de Leubinger en Turingia, Alemania. (Dominio público)

Consideradas todas las pruebas, Meller especula que “El príncipe estuviese desprevenido y fuera sorprendido por el ataque”, añadiendo que “Bien podría ser que, como Julio César en la antigua Roma, fuese víctima de una conspiración”, ya que el atacante “debería haber sido una persona de confianza cercana a él. Tal vez un pariente, amigo o guardia personal.”

El equipo de científicos intentó recrear los últimos momentos del príncipe, y aunque nunca podrán tener la certeza definitiva, la lesión del brazo sugiere que “el príncipe podría haber sido sorprendido por el atacante y haber intentado defenderse por sí mismo.” Después de su muerte, según un artículo anterior de DW, las gentes de la cultura de Únětice habrían enterrado al príncipe de Helmsdorf “en el túmulo de Leubinger”, lugar en el que también fue descubierto el disco.

Imagen de portada: Weimar (Turingia). Museo para la Prehistoria de Turingia: reconstrucción de la tumba hallada en Leubingen perteneciente a un príncipe de la Edad del Bronce de la cultura de Únětice. Fuente: Wolfgang Sauber/CC BY SA 4.0

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo