All  
Imagen de un pergamino de piel de oveja analizado como parte de un estudio reciente que demuestra que las pieles de oveja eran perfectas para prevenir la falsificación y el fraude en documentos legales.

Los abogados medievales utilizaron pergamino de piel de oveja para prevenir el fraude y la falsificación

Los arqueólogos que rastrearon la evolución de las prácticas legales británicas descubrieron un área donde se desalentó la innovación: los pergaminos para documentos. Desde el siglo XIII al siglo XX d.C., los abogados británicos fueron escrupulosamente coherentes en el uso del pergamino de piel de oveja para documentos legales, eligiendo escribir en este tipo de papel casi exclusivamente.

Un equipo de investigadores de las universidades de York, Exeter y Cambridge completó recientemente un estudio exhaustivo de los hábitos de uso de pergamino de los abogados británicos, que se remonta a la época medieval.

 

 

Antes de comenzar el estudio, esperaban encontrar ejemplos de abogados que utilizaban otros tipos de pergamino de fabricación común, como piel de cabra y piel de becerro, como alternativa a la piel de oveja. Pero parece que los practicantes legales de antaño eran esclavos en su devoción por la piel de oveja y bastante avergonzados por cambiar a cualquier otra cosa.

Un pergamino de documento legal de piel de oveja medieval (a) versus un documento legal de papel (b). (Ciencia del patrimonio)

Un pergamino de documento legal de piel de oveja medieval (a) versus un documento legal de papel (b). (Ciencia del patrimonio)

La herencia del pergamino de piel de oveja de la profesión jurídica británica

Como se informó el 25 de marzo en la revista Ciencia patrimonio, los investigadores analizaron las proteínas extraídas de 645 documentos legales que datan del siglo XVI al siglo XX. Se descubrió que más del 96 por ciento de estas muestras estaban hechas de piel de oveja.

Esto confirma los resultados de estudios anteriores sobre las fibras del cabello y los patrones del folículo que mostraron una fuerte preferencia por la piel de cordero en los documentos conservados desde el siglo XIII al XIX (esos estudios se consideraron algo menos definitivo de esta última investigación).

En las muestras restantes, las proteínas recolectadas se degradaron ligeramente, lo que hizo imposible determinar si las pieles de pergamino provenían de ovejas o cabras, lo que plantea la posibilidad de que el uso de piel de oveja fuera realmente universal durante este período de tiempo.

A primera vista, esta abrumadora dependencia de un tipo de pergamino puede parecer extraña. Pero hay una muy buena razón por la que los abogados británicos fueron leales al pergamino de piel de oveja, según los arqueólogos que llevaron a cabo este nuevo estudio.

Resulta que la piel de oveja tiene ciertas propiedades que la hacen altamente resistente a la alteración, lo que hace que el pergamino de piel de oveja sea la opción ideal para prevenir el fraude y la falsificación. "Los abogados estaban muy preocupados por la autenticidad y la seguridad, como vemos a través del uso de sellos", dijo Sean Doherty, arqueólogo de la Universidad de Exeter que dirigió el estudio conjunto. "Pero ahora parece que esta preocupación se extendió a la elección de la piel de animal que también usaron".

Pero, cabe preguntarse, ¿por qué era tan difícil alterar el pergamino de piel de oveja? ¿Cuál fue la fuente de sus propiedades antifraude?

El hecho clave aquí es que la piel de oveja en su estado natural tiene un contenido de grasa mucho más alto que otros tipos de piel de animalLos niveles en el rango del 30 al 50 por ciento son normales, mientras que las pieles de cabra y ganado solo tienen porcentajes de contenido de grasa de un solo dígito.

Las ovejas son prodigiosas absorbentes de grasa y gran parte de ella se almacena en su piel. Cuando esta piel se procesa en cal para hacer pergamino, la grasa se quita, dejando huecos profundos entre las capas de la piel. 

Una vez que el producto final se seca y se convierte en pergamino, lo que queda es una superficie plana y flexible que no es fácil de modificar una vez que se ha escrito. Cualquier intento de raspar la tinta existente dejará marcas visibles que funcionan como signos reveladores de falsificación y engaño.

El alto contenido de grasa del pergamino de piel de oveja era perfecto para prevenir la falsificación y el fraude en documentos legales (las pieles de cabra y ternera no eran tan buenas). (Ciencia del patrimonio)

El alto contenido de grasa del pergamino de piel de oveja era perfecto para prevenir la falsificación y el fraude en documentos legales (las pieles de cabra y ternera no eran tan buenas). ( )

Cosechando historia de fuentes trágicamente desatendidas

En el pasado, los documentos legales se consideraban recursos deficientes para la investigación histórica. La mayoría eran hechos de varios tipos llenos de interminables secciones de jerga legal repetitiva.

Se han descartado, quemado o reutilizado toneladas de documentos legales desde la época medieval y esta práctica se volvió especialmente común después de que la Ley de Registro de la Propiedad de 1925 eliminó la necesidad de mantener dichos documentos a perpetuidad. Sin embargo, debido a que se produjeron en tal volumen, muchas muestras de diferentes períodos de tiempo permanecen en varias colecciones.

Afortunadamente, los desarrollos científicos y tecnológicos han progresado hasta el punto en que estos documentos viejos y secos ahora se pueden analizar de diversas formas, cualquiera de las cuales podría revelar pepitas de información valiosa previamente insospechadas.

"Las técnicas de investigación modernas significan que ahora no solo podemos leer el texto, sino también la información biológica y química registrada en la piel", explicó Doherty. "Como objetos físicos, son un archivo extraordinariamente molecular a través del cual  se pueden explorar siglos de artesanía, comercio y cría de animales".

Los arqueólogos que emplearon estas técnicas de investigación en este estudio más reciente estaban inicialmente interesados ​​en averiguar con precisión qué tipo de materiales habían utilizado los abogados para crear registros escritos a lo largo de los siglos. Una vez que identificaron un patrón unitario, querían saber la razón por la cual la profesión legal eligió la piel de oveja como su medio de referencia.

Si bien la conclusión a la que llegaron es lógica, dada la evidencia que recopilaron, su teoría no se basa completamente en especulaciones.

En un texto sobreviviente del siglo XII, Richard FitzNeal, Lord Tesorero de Enrique II y Ricardo I, prescribe el uso de piel de oveja para todos los relatos reales, afirmando que "no ceden fácilmente al borrado sin que la mancha sea aparente". Al comentar en el siglo XVII, el señor presidente del Tribunal Supremo del Banco del Rey, Sir Edward Coke, recomendó encarecidamente el uso de pergamino en lugar de papel, porque "la escritura sobre estos es menos susceptible a alteraciones o corrupción".

Los investigadores señalan que la piel de oveja estaba disponible en grandes cantidades y a un costo relativamente bajo en siglos posteriores, lo que puede haber ayudado a mantenerla en uso incluso después de que la tecnología de fabricación de papel hubiera mejorado.

Un tipo de pergamino acabado (hecho de piel de cabra) del centro-norte de Europa estirado sobre un marco de madera. (Michal Maňas / CC BY 2.5)

Un tipo de pergamino acabado (hecho de piel de cabra) del centro-norte de Europa estirado sobre un marco de madera. (Michal Maňas / CC BY 2.5)

Documentos polvorientos y códigos biomoleculares ocultos 

No hace falta decir que el éxito de este proyecto de investigación podría ser un ejemplo que otros arqueólogos e historiadores estarán motivados a seguir. 

"Sabemos tan poco sobre estos documentos, a pesar de que hay millones en todo el mundo", dijo Doherty.

Estos "archivos biomoleculares", que se han mantenido almacenados acumulando polvo durante siglos, podrían ser una mina de oro de información valiosa, si se aplican las técnicas adecuadas para decodificar completamente sus secretos.

Imagen de portada: Imagen de un pergamino de piel de oveja analizado como parte de un estudio reciente que demuestra que las pieles de oveja eran perfectas para prevenir la falsificación y el fraude en documentos legales. Fuente: Dave Lee / Universidad de Exeter

Autor: Nathan Falde

Imagen de Nathan Falde

Nathan Falde

Nathan Falde es un escritor independiente de tiempo completo de Wisconsin en los Estados Unidos. Se graduó de la American Public University en 2010 con una licenciatura en historia, y tiene una larga fascinación por la historia antigua, los misterios... Lee mas
Siguiente Artículo