All  
: El palacio maya descubierto recientemente en Yucatán, México. Fuente: INAH

Palacio Maya Emerge de la Selva de Yucatán

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han confirmado el hallazgo de un impresionante palacio maya en la Zona Arqueológica de Kulubá, en Yucatán.

La estructura de 55 metros (180.45 pies) está siendo excavada y conservada junto con otros cuatro edificios en la ciudad maya prehispánica, que está recuperando parte de su antiguo esplendor gracias a los expertos del INAH.

Descubriendo una ciudad perdida

Según el arqueólogo Alfredo Barrera, quien ha estado realizando investigaciones en el sitio desde que fue adquirido por el INAH en 2018, Kulubá tiene influencia maya y tolteca y su arquitectura es similar a los sitios más conocidos de Chichén Itzá y Ek Balam.

El sitio fue descubierto por primera vez en 1939 por la arqueóloga estadounidense Wyllys Andrews IV, y los informes iniciales de la ciudad fueron lanzados en 1941, informó El Universal. Ahora, Barrera y otros investigadores de un equipo multidisciplinario están retirando constantemente la capa de bosque de tierras bajas que lo ha envuelto a lo largo de los siglos. Estas obras, que cuentan con el respaldo financiero del Gobierno del Estado de Yucatán, ahora han confirmado la existencia de un palacio al este de la plaza principal.

Proceso de estabilización y limpieza del estuco del Templo de la U en el sitio de Kulubá. (Imagen: Mauricio Marat. INAH)

Proceso de estabilización y limpieza del estuco del Templo de la U en el sitio de Kulubá. (Imagen: Mauricio Marat. INAH)

El equipo interdisciplinario del INAH está llevando a cabo trabajos de conservación, excavaciones y trabajos de mapeo y topografía en más de 234 hectáreas en el sitio. El INAH informa que Kulubá está recuperando constantemente su antiguo esplendor. Su trabajo ha desenterrado un piso, escaleras y un corredor con pilastras (decoraciones no operativas hechas para parecer columnas) de un palacio.

Barrera Rubio dice que las ruinas del palacio fueron ocupadas en dos puntos de tiempo diferentes, en el Clásico Tardío (600-900 DC) y en el Clásico Terminal (850-1050 DC). El arqueólogo afirma:

"Fue en el Clásico Terminal cuando Chichén Itzá se convirtió en una metrópoli en el noreste del área actual de Yucatán y extendió su influencia en sitios como Kulubá, que, según los datos que tenemos y materiales cerámicos y obsidiana tipo Chichén se puede inferir que la misma fuente que la ciudad se convirtió en un enclave de Itzá ".

Entierros secundarios y otros descubrimientos en el sitio

Otro descubrimiento interesante realizado en Kulubá es la presencia de lo que se conoce como un 'entierro secundario' (en el que una persona o personas son enterradas de nuevo en un lugar que no era su lugar de entierro original). Estos restos han sido excavados y el trabajo antropológico futuro se planifica con el objetivo de identificar el sexo, la edad, las patologías y los hábitos de los individuos mayas que fueron enterrados en el palacio.

Cuatro características más de interés que se han encontrado durante el trabajo arqueológico reciente en Kulubá son un altar, dos espacios residenciales y una construcción redonda que probablemente fue un horno. Los investigadores todavía están trabajando para analizar el patrón de asentamiento de esta ciudad prehispánica.

Trabajo arqueológico en el recientemente descubierto palacio maya. (INAH)

Trabajo arqueológico en el recientemente descubierto palacio maya. (INAH)

Restauración de un palacio maya en medio de la selva

A lo largo del siglo XX, Tizimín cedió la mayor parte de sus tierras selváticas a usos agrícolas y ganaderos. Kulubá es uno de los últimos sitios de selva en el municipio. Esto le da al sitio un interesante equilibrio natural y cultural y también significa que las personas que trabajan en el sitio comparten su espacio con los monos araña y otras especies locales interesantes de flora y fauna.

Si bien la situación anterior sería una experiencia emocionante y única para algunos, María Fernanda Escalante Hernández y Natalia Hernández Tangarife, restauradores de la Sección de Conservación del Centro INAH de Yucatán que codirigen el trabajo de conservación arquitectónica, también han encontrado el medio ambiente algo difícil para su trabajo Es comprensible que haya problemas climáticos y climáticos al tratar de preservar lo que se ha descubierto en un ambiente húmedo y selvático.

Pero donde hay obstáculos, a menudo también hay espacio para soluciones creativas y Tangarife cree que el medio ambiente también se puede usar para ayudar a la conservación del sitio: "Una opción que este sitio nos brinda es usar la vegetación para ayudar a la conservación; reforestar partes específicas con árboles para proteger las estructuras, especialmente las secciones pintadas del sitio, de la luz directa y el viento", dice ella.

En este momento hay dos edificios principales en Kulubá que reciben atención para su restauración. El primero es parte de un palacio previamente descubierto con un piso de estuco que representa "Patolli", un juego de mesa prehispánico que era popular en Mesoamérica.

El segundo se llama el Templo de la 'U'. Este es un edificio en forma de T con una característica interesante: piedras talladas cubiertas con capas de estuco que se asemejan a la letra 'u'. Escalante explica que este elemento decorativo le habría dado a la estructura la apariencia de haber tenido escamas de serpiente.

Arqueólogos en el Templo Kulubá Yucatán de la "U". (INAH)

Arqueólogos en el Templo Kulubá Yucatán de la "U". (INAH)

Ella dice que esta idea de una apariencia de serpiente en el edificio se descubrió al examinar los relieves de piedra en la estructura, que parecen las fauces de un "monstruo de la tierra". Los elementos de estuco se limpian suavemente para eliminar rastros de humedad, microorganismos y plantas.

El Universal explica que "cada edificio muestra elementos de la cosmovisión, ideología y religión compartidos con los antiguos habitantes de Ek Balam, otra área arqueológica en el este de Yucatán", por lo que el trabajo de conservación es vital para obtener la mejor comprensión posible de la vida y las creencias en los antiguos palacios mayas de Kulubá.

Esta es la cuarta temporada de campo de Kulubá. Comenzó en noviembre y el trabajo continuará en el sitio hasta marzo de 2020. Proceso informa que 55 jornaleros, 20 de ellos mujeres, han estado trabajando junto a los expertos en el sitio para preservar su patrimonio local.

Imagen de portada: El palacio maya descubierto recientemente en Yucatán, México. Fuente: INAH

Autor Alicia McDermott

Siguiente Artículo