All  
Las radiografías y las tomografías computarizadas del cuerpo momificado muestran que la mujer murió cuando tenía entre 20 y 30 años. (O. Leydo)

¡Unico en el mundo! Momia egipcia de 2.000 años estaba embarazada

Cuando los arqueólogos realizaron escaneos de rayos X del cuerpo momificado de una mujer, hicieron un descubrimiento notable. Los restos de la mujer que murió hace 2.000 años contenían un secreto sorprendente: hacer que su momia no se pareciera a ninguna otra encontrada hasta la fecha.

¿Qué revelaron los escaneos? La primera momia embarazada conocida del mundo.

 

 

¿Quién era la momia embarazada?

Se ha publicado un estudio sobre el descubrimiento en el Journal of Archaeological Science. En él, los investigadores escriben que sus radiografías y tomografías computarizadas del cuerpo momificado muestran que la mujer murió cuando tenía entre 20 y 30 años. Midieron la cabeza del feto para determinar cuántas semanas de embarazo tenía la mujer y encontraron que tenía entre 26 y 30 semanas de embarazo cuando murió.

La momia embarazada fue identificada por rayos X y tomografía computarizada. Fuente: Journal of Archaeological Science

La momia embarazada fue identificada por rayos X y tomografía computarizada. Fuente: Journal of Archaeological Science

En su artículo, señalan que "Este hallazgo es el único caso conocido de una persona embarazada embalsamada". Como dijo a The Sun el autor principal del estudio, el Dr. Wojciech Ejsmond, de la Academia de Ciencias de Polonia,

"Este es el primer descubrimiento de este tipo. No hay otro cuerpo antiguo de mujer embarazada tan bien conservado […] Conocemos algunos entierros de mujeres embarazadas. Se encontraron momias de bebés en la tumba de Tutankamón. Pero no hay entierro de una mujer embarazada con tejido blando preservado".

Sin embargo, el Dr. Ejsmond también señaló que "uno puede esperar que los arqueólogos se hayan encontrado con otros entierros de este tipo, pero estaban mal documentados o mal conservados y no ofrecen oportunidades para más investigaciones como nuestro hallazgo".

Los investigadores se preguntan por qué el feto fue momificado en el cuerpo de la mujer, no extraído y embalsamado por sí solo, como ha sido el caso de los niños nacidos muertos. "Se podría haber pensado que todavía era una parte integral del cuerpo de su madre, ya que aún no había nacido", escribieron en su artículo.

Los escáneres revelaron que la mujer tenía entre 26 y 30 semanas de embarazo. (Journal of Archaeological Science) Los investigadores escriben que "Este hallazgo es el único caso conocido de una persona embarazada embalsamada".

Los escáneres revelaron que la mujer tenía entre 26 y 30 semanas de embarazo. (Journal of Archaeological Science) Los investigadores escriben que "Este hallazgo es el único caso conocido de una persona embarazada embalsamada".

Se cree que la momia embarazada proviene de las Tumbas Reales de la antigua ciudad de Tebas y los investigadores creen que era un miembro de élite de la sociedad. Su cuerpo momificado fue cuidadosamente envuelto en telas y adornado con "un rico conjunto de amuletos", según los investigadores.

The Sun informa que los amuletos representan a los cuatro hijos de Horus y estaban metidos dentro de las envolturas. Los "Cuatro Hijos de Horus" se refieren a cuatro dioses de la religión egipcia antigua: Imsety, Duamutef, Hapi y Qebehsenuef. A menudo se describen como las personificaciones de los cuatro frascos canópicos que acompañaban a los cuerpos momificados.

Amuletos, que se cree representan a los cuatro hijos de Horus, acompañan al cuerpo de la momia embarazada. (Proyecto de la Momia de Varsovia)

Amuletos, que se cree representan a los cuatro hijos de Horus, acompañan al cuerpo de la momia embarazada. (Proyecto de la Momia de Varsovia)

La momia embarazada fue desenterrada en Tebas a principios del siglo XIX y las investigaciones anteriores la han fechado en el siglo I a.C., una época en la que Tebas era una ciudad próspera. Llegó a Varsovia en 1826 y actualmente se exhibe en la Galería de Arte Antiguo del Museo Nacional.

La inscripción del ataúd afirmaba que el propietario era un sacerdote, lo que hacía que los resultados del escaneo fueran aún más sorprendentes. La coautora del estudio, Marzena Ozarek-Szilke, antropóloga y arqueóloga, dijo:

"Nuestra primera sorpresa fue que no tiene pene, sino que tiene senos y pelo largo, y luego nos enteramos de que es una mujer embarazada. Cuando vimos el pie meñique y luego la manita (del feto), nos quedamos realmente impactados".

La causa de la muerte y la identidad exacta de la momia embarazada siguen siendo un misterio.

Escaneo de momias

Esta momia es solo uno de los cuerpos momificados que se ha escaneado a través del Proyecto de Momias de Varsovia. Según el sitio web del proyecto, el objetivo es "examinar a fondo las momias humanas y animales del antiguo Egipto en el Museo Nacional de Varsovia".

Mediante el uso de tecnología avanzada, como rayos X y tomografía computarizada, los investigadores dicen que pueden obtener más información sobre cómo era la vida en el antiguo Egipto, así como la edad, la causa de la muerte, las enfermedades, el nivel de vida y incluso los niveles de estrés durante la vida de las momias que examinan.

Nuevos conocimientos sobre el embarazo en el antiguo Egipto

El Dr. Ejsmond explicó que el descubrimiento de la momia embarazada no solo es asombroso debido a su naturaleza única, sino también para los egiptólogos "porque sabemos poco sobre la salud perinatal y la infancia en el antiguo Egipto".

"Mujer egipcia fellah con su hijo", de Elisabeth Jerichau-Baumann, 1872. (Dominio público)

"Mujer egipcia fellah con su hijo", de Elisabeth Jerichau-Baumann, 1872. (Dominio público)

El Dr. Ejsmond también cree que el descubrimiento abre las puertas a muchos más puntos de interés:

"Los médicos pueden estudiar, por ejemplo, el contenido intestinal del feto para recopilar información sobre el desarrollo del sistema inmunológico en la antigüedad. También pueden buscar rastros de procedimientos médicos antiguos que podrían haberse llevado a cabo para salvar a la mujer y a su hijo. Los textos médicos del Antiguo Egipto detallan algunos procedimientos que podrían haberse llevado a cabo, pero se necesita más investigación".

Finalmente, esta investigación demuestra que otras momias embarazadas pueden haber sido enterradas en el antiguo Egipto, pero aún no han sido identificadas. Escanear más momias podría ayudar a los investigadores a encontrarlas desenvolviendo digitalmente los cuerpos, sin alterar físicamente los antiguos restos momificados.

Imagen de portada: Las radiografías y las tomografías computarizadas del cuerpo momificado muestran que la mujer murió cuando tenía entre 20 y 30 años. (O. Leydo)

Autor Alicia McDermott

Siguiente Artículo