All  
Partenón - Grecia

Millones de monedas de plata pudieron haber sido guardadas en el ático del Partenón

Algunas de las fantásticas riquezas de Atenas, la antigua ciudad-estado, pudieron haber sido guardadas en forma de millones de monedas de plata en el ático del Partenón, un templo de la diosa Atenea que se encuentra localizado en Acrópolis. El que fuese un templo para Atenea pudo brindar suficientemente seguridad ya que robar allí constituía un crimen contra una diosa. Se creía que los dioses, y particularmente Atenea, ejecutaban castigos terribles a las personas que pecaban contra ellos.

Muchas de las riquezas de Atenea se encontraban en forma de monedas porque el metal precioso era extraído de minas locales. Esquilo llamó el área "una fuente de plata." Otra fuente de las riquezas de Atenea venía de los tributos que le rendían otras ciudades griegas a las que Atenas les proveía protección naval. Las monedas probablemente eran guardadas en el ático del Partenón alrededor del siglo V a.C.

Live Science informa de nuevas investigaciones hechas por parte del profesor canadiense Spencer Pope y su equipo.

"Los escritores de la antigüedad dicen que los atenienses guardaban grandes reservas de monedas en Acrópolis, pero no dicen exactamente dónde," afirma Live Science en un artículo sobre nuevas investigaciones sobre el ático del Partenón. "Por ejemplo, un decreto que data del año 433 a.C. aproximadamente, se refiere a 3000 talentos que fueron llevados a Acrópolis para su custodia. Esa era una cantidad enorme de dinero, dicen los investigadores."

Los investigadores le dijeron a Live Science que algunas de las monedas podrían haber sido de oro. Los antiguos consideraban que el oro valía 14 veces más que la plata, por lo que debe haber menos monedas en el ático si parte de la acuñación era en oro. El tetradracma de plata era la moneda de mayor denominación en Atenas.

Un tetradracma con el rostro de Atenea y el símbolo del búho en la cara posterior.

Un tetradracma con el rostro de Atenea y el símbolo del búho en la cara posterior. (Fotografía del Classical Numismatic Group/Wikimedia Commons)

Se calcula que el piso del ático del Partenón mide 50 metros (164 pies) de largo por 19 metros (62 pies) de ancho. El techo del ático mediría unos 3 metros (10 pies) de alto en el centro.

Pope y su equipo creen, por varias razones, que el ático del Partenón era utilizado para guardar las monedas a pesar de que los registros no mencionan en qué lugar de Acrópolis se guardaban las monedas. Los registros tampoco dicen cuál era el propósito del ático.

Sin embargo, parece que el uso de la escalera que aún se encuentra en las ruinas y que lleva al ático no era ceremonial y pudo haber sido utilizada para transportar las monedas. El gran tamaño del piso del ático (más de tres canchas de tenis) serviría para distribuir el peso de las monedas y así se reducía el riesgo de que colapsara. El tamaño del piso más su robustez producto de materiales como las vigas de madera de ciprés soportaban el gran peso de las monedas, afirma Live Science. También, la ubicación central del Partenón permitía un fácil acceso a los ciudadanos.

"El ático del Partenón es el único espacio lo suficientemente grande y apropiado para contener todas las monedas en la tesorería," dijo Pope a Live Science. "Ya que no podemos descartar la posibilidad de que las monedas fueran distribuidas en varios edificios, debemos recordar que el ático es el espacio más seguro."

Atenea era famosa por su ira contra aquellos que pecaran contra ella, así que ella habría sido vista como la protectora de las riquezas que se guardaban en el Partenón. Cuando Aracne tejió mejor que Atenea, el castigo de Atenea fue terrible.

Atenea y Poseidón en una crátera (vasija) antigua.

Atenea y Poseidón en una crátera (vasija) antigua. (Fotografía de Marie-Lan Nguyen/Wikimedia Commons)

De la Metamorfosis de Ovidio:

No en ésta Palas, no en esta obra la envidia podría cebarse: se dolió de su éxito la flava guerrera y rompió las pintadas -celestiales delitos- vestes, y tal como el radio del citoríaco monte sostenía, tres, cuatro veces la frente golpeó de la Idmonia Aracne... Después de eso, cuando se marchaba, con jugos de la hierba de Hécate la asperjó: y al instante, por la triste droga tocados, se derramaron sus pelos, con los cuales también su nariz y sus orejas, y se hace su cabeza mínima; en todo su cuerpo también pequeña es, en su costado sus descarnados dedos, en vez de piernas se adhieren, el resto el vientre lo ocupa, del cual, aun así, ella remite una urdimbre y sus antiguas telas trabaja, la araña.  La Lidia entera brama y de Frigia por las fortalezas la noticia del hecho va, y el gran orbe con esos discursos ocupa.

Theoi.com tiene una larga lista de maldiciones que Atenea, también conocida como Palas, echaba sobre las personas y las regiones que ella percibía que estaban haciéndole mal.  Sus castigos incluían la ceguera, enloquecer la gente, destruir flotas con tormentas, convertir personas en piedras, transformar la gente en monstruos horrorosos y enviar plagas a las regiones. Quizá los ladrones lo pensarían dos veces antes de robarle algo a semejante diosa tan furiosa.

Imagen: El Partenón domina Acrópolis en Atenas. Fuente: BigStockPhotos

Por Mark Miller

Siguiente Artículo