Antiguo mapa de piedra indígena descubierto en México | Ancient Origins España y Latinoamérica
All  
El antiguo mapa de piedra que data del 200 a. C. al 200 d. C. se descubrió en Colima, México. Fuente: INAH

Antiguo mapa de piedra indígena descubierto en México

Los arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) han confirmado el descubrimiento de un antiguo mapa de piedra tallado en una roca volcánica en Colima, México, que data de entre 200 a.C., y 200 d.C. Tallado en la cara de una roca volcánica de basalto de 1,7 metros de altura, que había sido expulsada de una erupción prehistórica en el volcán Colima a unos 14 kilómetros de distancia, las pequeñas características circulares talladas en el mapa muestran la posición de la antigua asentamientos. Según los investigadores, el mapa representa la organización territorial dentro de un grupo de asentamientos indígenas, precolombinos y nativos alrededor de Colima.

El personal del INAH Colima Center inspecciona el mapa de piedra mexicano recién descubierto que es anterior a la fase Chanal o Colimense Posclásica (1000–1500 dC). (Imagen: Arqlgo. Rafael Platas Ruiz. INAH-Colima)

El personal del INAH Colima Center inspecciona el mapa de piedra mexicano recién descubierto que es anterior a la fase Chanal o Colimense Posclásica (1000–1500 dC). (Imagen: Arqlgo. Rafael Platas Ruiz. INAH-Colima)

Piedras antiguas del mapa mexicano

Julio Ignacio Martínez de la Rosa, jefe del INAH, dijo que la importancia y el significado del nuevo mapa de piedra se basó en "un estudio de los diseños y patrones, así como una comparación con petroglifos similares encontrados en la región". El mapa contiene características orográficas e hidrológicas. Se descubrió que los huecos tallados, que representan aldeas situadas localmente, y una serie de líneas entre los antiguos asentamientos se corresponden con el paisaje geográfico de la ladera sur del volcán Colima, con barrancos y ríos claramente evidentes.

Los arqueólogos determinaron que la datación contextual del mapa recién descubierto no se corresponde con la fase Chanal o Colimense Posclásica (1000–1500 DC). En cambio, el nuevo estilo de mapa está más estrechamente alineado con las tumbas tempranas de los períodos Preclásico Tardío y Clásico Temprano entre 200 a.C. El arqueólogo Rafael Platas Ruiz dijo que estas "piedras de mapa" indudablemente ayudaron a los indígenas a comprender y facilitar la gestión de su territorio y que eran una forma de preservar el conocimiento de una generación a otra en un momento en que la escritura no existía.

Petroglifo usado como 'mapa de piedra' hace más de dos mil años, en Colima. (Rafael Platas Ruiz / INAH-Colima)

Petroglifo usado como 'mapa de piedra' hace más de dos mil años, en Colima. (Rafael Platas Ruiz / INAH-Colima)

Interpretando mapas de piedra antigua para encontrar creencias cosmológicas

Rafael Platas Ruiz es conocido por su muy original "interpretación de mapas volcánicos tallados". En enero de 2018, Ancient Origins Español informó sobre un misterioso estanque de piedra descubierto a 13,000 pies al costado del volcán Iztaccihuatl en México, que Ruiz identificó como un "mapa del universo de 1,000 años de antigüedad".

En el sitio del volcán Iztaccihuatl, conocido como "Nahualac", los arqueólogos del INAH desenterraron piezas decorativas de cerámica con iconografía asociada con el dios de la lluvia Tlaloc. Además, la colocación específica de las piedras que rodean la estructura sagrada de 1000 años refleja las creencias cosmológicas mesoamericanas. Esto llevó a los investigadores a concluir que este antiguo santuario puede haberse basado en el mito del monstruo mitológico de la Tierra, "Cipactli", que flotaba en aguas primitivas y luego se dividía en dos, creando el cielo y la tierra.

Arqueólogo recupera cerámica en el sitio de Nahualac, México. (Isaac Gómez, cortesía Proyecto Arqueológico Nahualac, SAS-INAH.)

Arqueólogo recupera cerámica en el sitio de Nahualac, México. (Isaac Gómez, cortesía Proyecto Arqueológico Nahualac, SAS-INAH.)

Manuscritos anteriores a 1600 arrojan nueva luz sobre símbolos prehispánicos

Los dos mapas antiguos mencionados anteriormente describen los diseños de las sociedades antiguas y los reinos cosmo-mitológicos. Un artículo del Smithsonian de 2016 describe otro mapa mexicano invaluable: el "Codex Quetzalecatzin" digitalizado de 400 años de antigüedad, que data de finales de 1500 y que fue adquirido por la Biblioteca del Congreso. Considerado como uno de los manuscritos mesoamericanos sobrevivientes más importantes del siglo XVI, el Codex Quetzalecatzin es un mapa coloreado que revela detalles detallados de la vida en Mesoamérica durante el período de la colonización española temprana, con símbolos prehispánicos de ríos, carreteras y caminos.

Actualmente existen menos de 100 manuscritos mesoamericanos ilustrados anteriores a 1600, y por esta razón el Codex Quetzalecatzin documenta una parte importante de la historia mexicana al "capturar" las primeras interacciones entre las culturas mesoamericana y europea. Según el curador John Hessler en una publicación de blog sobre el códice de la Biblioteca del Congreso, "Códigos como estos son documentos de fuente primaria críticos", que detallan la historia y la etnografía durante los primeros períodos de contacto entre Europa y los pueblos de las Américas.

Dado que los mapas antiguos ofrecen pistas importantes sobre cómo se originaron las diferentes culturas y, en última instancia, cómo las culturas se integraron y se adaptaron entre sí, el descubrimiento del mapa de roca volcánica recientemente interpretado en Colima, que data de entre 200 a.C., y 200 d.C., puede describirse legítimamente como arqueológicamente significativo.

Imagen de portada: El antiguo mapa de piedra que data del 200 a. C. al 200 d. C. se descubrió en Colima, México. Fuente: INAH

Autor Ashley Cowie

Siguiente Artículo