All  
Portada-Arqueólogos y antropólogos creían no solo que se trataba de una guerrera -además de una joven con coleta- sino también que formaba parte de un cuerpo de élite de guerreras de la cultura Pazyryk. Fotografías: Marcel Nyffenegger, Natalia Polosmak.

La ‘amazona’ enterrada hace 2.500 años en el Macizo de Altái siberiano era en realidad... un hombre

Nuevos descubrimientos relacionados con el ADN han alterado el sexo de uno de los más famosos hallazgos arquelógicos de restos humanos realizados recientemente en Siberia. Un experto taxidermista suizo ‘la’ trajo a la vida, recreando la apariencia de la ‘guerrera virgen’ a partir de sus huesos faciales, y algunos observadores ya comentaron en su momento su aspecto típicamente masculino. Aunque arqueólogos y antropólogos no solo creían que era una mujer – más concretamente una muchacha con coleta – sino también que formaba parte de un cuerpo de élite de guerreras de la cultura Pazyryk que mostraba similitudes con las afamadas guerreras Amazonas de las que hablaban los antiguos griegos.

‘Enterrada’ junto a un hombre mucho mayor – ¿quizás padre e ‘hija’? – sus restos yacían junto a escudos, hachas de guerra, arcos y puntas de flecha. La complexión de esta ‘guerrera’ apuntaba a que probablemente se tratara de una avezada jinete y arquera.

Amazona-dibujo-y-ajuar-funerario.jpg

Algunos observadores comentaron la apariencia típicamente masculina de la joven ‘amazona’ siberiana. Imágenes: Marcel Nyffenegger, Natalia Polosmak y Elena Shumakova para Science First Hand

Las caracolas y amuletos para propiciar la fertilidad femenina, excepcionalmente raros en enterramientos Pazyryk, eran signos reveladores de que se trataba de una joven, así como los diversos ornamentos presentes en la tumba: por ejemplo, el ‘ataúd’, la almohada de madera, el carcaj, todos ellos pequeños en comparación con los utilizados en los enterramientos masculinos. En un honor inusitado, nueve caballos – cuatro de ellos embridados – habían sido enterrados con ‘la’ joven, como acompañantes para su travesía al más allá.

Pero una importante actualización de estos datos estaba en camino. Los recientes análisis de ADN han indicado inequívocamente que los restos pertenecían a un varón y no a una mujer.

Esta vanguardista investigación la han llevado a cabo el Instituto de Arqueología y Etnografía, rama siberiana de la Academia Rusa de Ciencias, y la Universidad Estatal de Novosibirsk.

dibujos-reliquias-1

dibujos-reliquias-2

dibujos-reliquias-3

dibujos-reliquias-4

‘Enterrada’ junto a un hombre mucho mayor – ¿quizás padre e ‘hija’? – sus restos yacían junto a escudos, hachas de guerra, arcos y puntas de flecha. La complexión de esta ‘guerrera’ apuntaba a que probablemente se tratara de una avezada jinete y arquera. Dibujos: Natalia Polosmak

Se obtuvieron ‘datos genéticos moleculares fiables’ que indicaban que la supuesta joven guerrera ‘era varón’, según el informe emitido por Science First Hand del que son autores el Dr. Alexander Pilipenko, miembro del Instituto de Citología y Genética, y Natalia Polosmak del Instituto de Arqueología y Etnografía de Novosibirsk, parte de la rama siberiana de la Academia Rusa de Ciencias.

La investigación también ha revelado el parentesco entre los dos individuos enterrados en la tumba del cementerio de Ak-Alakha, que no eran padre e hijo pero sí quizás tío y sobrino. La causa de la muerte de este antiguo joven con coleta no se ha podido determinar por ahora.

Apariencia-Amazona-Arcilla.jpg

Apariencia-amazona-tres-angulos.jpg

Se pidió al experto Marcel Nyffenegger que recreara la apariencia de la supuesta guerrera para el Museo Histórico del Palatinado de Speyer, Alemania. Fotografías: Marcel Nyffenegger

El hallazgo de estos restos fue descrito ya en 1994 en un libro de la Dra. Polosmak como ‘único’, por la forma en la que un esqueleto aparentemente femenino se encontraba vestido con ropas masculinas y había sido enterrado junto con sus armas.

Se pidió al experto suizo Marcel Nyffenegger que recreara la apariencia de la supuesta guerrera para el Museo Histórico del Palatinado de Speyer, Alemania.

Trabajando con un modelo tridimensional del cráneo de la ‘guerrera’, Nyffenegger pasó un mes entero reconstruyendo minuciosamente sus músculos faciales y tejidos, además de su piel, ojos y expresión de su rostro.

El modelo de plastilina resultante se cubrió a continuación con una capa de silicona y una mezcla de gomas y resinas antes de añadir otros detalles más finos como cejas y pestañas.

Imagen de portada: Arqueólogos y antropólogos creían no solo que se trataba de una guerrera -además de una joven con coleta- sino también que formaba parte de un cuerpo de élite de guerreras de la cultura Pazyryk. Fotografías: Marcel Nyffenegger, Natalia Polosmak.

El artículo ‘Female 'Amazon' warrior buried 2,500 years ago in Altai Mountains was... male’ fue publicado originalmente en The Siberian Times y ha sido publicado de nuevo y traducido con permiso.

Autor: The Siberian Times

Traducción: Rafa García

Siguiente Artículo