Portada-Copa de cerveza colocada sobre viejos barriles ( Public Domain )

Fabricando Caelia: la antigua cerveza de los guerreros numantinos

Un profesor de la Universidad del Estado de Colorado tiene pensado escribir un libro sobre la caelia: una antigua cerveza española que fue sustituida por el vino cuando el Imperio Romano invadió Iberia. También es posible que colabore con alguna destilería o con el destacado programa de fermentación de la universidad para producir un lote de esta antigua cerveza, a la que se refiere denominándola “jugo de cerveza.”

Pero si siente curiosidad y visita España, algunas destilerías españolas ya han resucitado esta antigua bebida, cuyos orígenes se remontan al menos a hace 5.000 años.

Como podemos leer en esta nota de prensa de la Universidad del Estado de Colorado, Jonathan Carlyon, profesor de cultura e idiomas, lleva ya tiempo estudiando esta bebida española prehistórica. Su especialidad en la universidad es la antigua cultura literaria hispánica. Conoce muy bien la historia de España, y la afición de sus gentes en el pasado a la caelia y la cerveza, hasta que los romanos comenzaron a hacer incursiones en Iberia en torno al 218 a. C. e introdujeron el vino.

Algunas destilerías españolas ya han elaborado Caelia, pero el profesor Carlyon se está planteando pedir a la destilería de Fort Smith (Colorado), o al programa de fermentación de la universidad, que preparen también un lote de esta antigua bebida. Además de escribir un artículo o libro sobre esta cerveza, Carlyon ha expresado su interés en quizás impartir una clase sobre la Caelia a los estudiantes de fermentación de la universidad.

“Ahora la cerveza se ha hecho merecedora de un estudio académico serio,” afirma Carlyon en la nota de prensa. “Siempre estamos intentando reclutar estudiantes para nuestros cursos y asignaturas optativas. Una perspectiva basada en las Lenguas, la Literatura y la Cultura puede utilizarse prácticamente en cualquier campo de estudio.”

El profesor de la Universidad del Estado de Colorado Jonathan Carlyon con una botella de ‘Caelia’ producida por una modesta destilería española (CSU photo)

El profesor de la Universidad del Estado de Colorado Jonathan Carlyon con una botella de ‘Caelia’ producida por una modesta destilería española (CSU photo)

“El nombre ‘Caelia’, derivado de la palabra latina para calentar, ‘calefacere,’ estaba inspirado en el calor empleado en el proceso de elaboración,” leemos en la nota de prensa. “Carlyon ha seguido la pista al consumo de Caelia hasta hace 5.000 años, una época en la que en España las mujeres elaboraban esta bebida ligeramente carbonatada como parte de su rutina diaria, utilizando un proceso de fermentación similar al que se lleva a cabo en la actualidad para hacer el pan. Según Carlyon, ‘Era como un jugo de cerveza, comparado con la cerveza que se produce en la actualidad.’”

La maquinaria militar del Imperio Romano fue incapaz de conquistar la antigua ciudad española de Numancia, situada en el interior del norte de España. Según Carlyon, antes de entrar en batalla los guerreros numantinos se emborrachaban con Caelia:

Contribuyendo a su fama de indómitos entre los romanos, eran feroces luchadores que rechazaron con éxito a los invasores hasta que los romanos se cansaron de perder hombres y cambiaron de táctica, construyendo una muralla en torno a la ciudad fortificada para asediarla. Finalmente, los romanos dejaron de combatir: los encerraron y les condenaron al hambre. Tardaron dos años en someter Numancia.

Jarra cerámica de la antigua Numancia (Ecelan/CC BY SA 4.0 )

Jarra cerámica de la antigua Numancia ( Ecelan/CC BY SA 4.0 )

Leemos en la nota de prensa que los romanos sustituyeron la cultura nativa ibérica de la cerveza por la cultura del vino, aunque todo lo que se va acaba por volver. En 1550, cuando los españoles iniciaron sus incursiones en América, las vides figuraban en su lista de mercancías más preciadas; la cebada y el lúpulo, no.

En palabras de Carlyon: “El hecho de que escogieran las vides es un reflejo de la cultura de la época. En 1550, ya habían pasado más de mil años desde que la cerveza había dejado de prevalecer [en España].”

Inscripción proto-cuneiforme en la que se registra una asignación de cerveza. Tablilla probablemente procedente del sur de Iraq, período prehistórico tardío, 3100 a. C. – 3000 a. C. ( Takomabibelot/ CC BY 2.0 )

Inscripción proto-cuneiforme en la que se registra una asignación de cerveza. Tablilla probablemente procedente del sur de Iraq, período prehistórico tardío, 3100 a. C. – 3000 a. C. ( Takomabibelot/ CC BY 2.0 )

Otros académicos también han revivido diversas bebidas alcohólicas antiguas:

El ‘arqueólogo del alcohol’ Patrick McGovern está trabajando con una destilería para recrear antiguas cervezas de todo el mundo, originarias de Turquía, Egipto, Italia, Dinamarca, Honduras y China, tal y como ya informó Ancient Origins en el 2015. Este arqueólogo cree que podría incluso ser capaz de preparar una bebida procedente de Egipto que tendría 16.000 años de antigüedad.  

El profesor McGovern, del Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania, lleva ya tiempo trabajando con la destilería de cerveza Dogfish Head de Milton, Delaware, y empleando tecnología moderna para detectar trazas de antiguos ingredientes en los hallazgos arqueológicos. Además, la destilería Dogfish Head ha producido antiguas cervezas utilizando recetas africanas, sudamericanas y finlandesas de hace siglos. Si desea más información acerca de estas bebidas, le recomendamos que visite dogfish.com/ancientales.

Pero estos arqueólogos no están intentando recrear únicamente cerveza antigua. Ancient-Origins ya informó en el año 2013 de que unos arqueólogos italianos plantaron unas viñas cerca de la ciudad siciliana de Catania con la intención de elaborar vino según las técnicas de la Roma clásica descritas en antiguos textos. El equipo esperaba obtener su primera cosecha de vino en un plazo de cuatro años.

Este interés por probar los licores de nuestros ancestros se remonta a hace ya unos cuantos años. Hay una referencia en thekeep.org  relacionada con el intento de preparar una antigua cerveza egipcia realizado en el año 1996 por las destilerías Newcastle Breweries, de Melbourne.

“El Herald-Sun ha informado de que la ‘Cerveza de Tutankamón’ estaría basada en los sedimentos encontrados en jarras halladas en una destilería situada en el interior del Templo del Sol de Nefertiti, y el equipo que está llevando a cabo esta labor ha recogido una cantidad suficiente de materias primas como para producir exactamente 1.000 botellas de esta cerveza,” escribía Caroline Seawright en thekeep.org. La cerveza que se produjo contenía entre un 5 y un 6 por ciento de alcohol, y se vendió en Harrods a 50£ la botella (unos 100$). Los beneficios se destinaron a nuevas investigaciones sobre la elaboración de cerveza en el antiguo Egipto.

Imagen de portada: Copa de cerveza colocada sobre viejos barriles ( Public Domain ).

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article