Portada - Esqueleto descubierto en unas excavaciones arqueológicas. Imagen meramente representativa (esben468635/Fotolia)

Esqueleto medieval descubierto en Mallorca revela el ingrediente secreto de un antiguo remedio natural

Los restos esqueléticos de hace 1.000 años pertenecientes a un hombre de entre 25 y 30 años de edad han revelado a los científicos la primera evidencia física de que, en la época medieval, los helechos eran preparados en brebajes medicinales para el tratamiento de una amplia gama de trastornos, desde problemas graves, como cálculos renales, hasta cuestiones meramente estéticas, como la caspa y la alopecia.

El esqueleto del hombre fue descubierto en la necrópolis medieval de Can Reiners, situada sobre el foro de una antigua ciudad romana que habría sido fundada en el año 123 a. C. como un castrum (campamento militar romano). Esta fortificación se desarrolló rápidamente para convertirse en la ciudad de Pollentia, ubicada en el norte de la isla española de Mallorca. En el año 2015, Elena Florin, del Departamento de Arqueología de la Universidad de York, publicó un artículo titulado The Necropolis of Can Reiners (7th c.AD, Mallorca, Spain): Demography, Health, And Lifestyle , (“La necrópolis de Can Reiners (c. siglo VII d. C., Mallorca, España): demografía, salud y estilo de vida”), en el que analizaba “las excavaciones de más de 200 enterramientos humanos desde 1980 hasta 1988.”

Ruinas romanas de Pollentia, Mallorca, España (dudlajzov/Fotolia)

Ruinas romanas de Pollentia, Mallorca, España ( dudlajzov/Fotolia)

Secretos revelados por los dientes del esqueleto

Pero este esqueleto en particular, según Florin, “es significativo”, ya que estaba contaminado con “restos de granos de almidón coherentes con plantas de cereales, como trigo y centeno, y los científicos encontraron una colección microscópica de células en la cual las esporas se formaban en el envés de las hojas de las plantas,” explicaba Florin para los reporteros de PHYS, añadiendo a continuación que “El análisis de los cálculos presentes en los dientes del esqueleto reveló a los científicos que el hombre vivió entre los siglos IX y X.”

Los cálculos presentes en los dientes de este esqueleto revelaron rastros de un antiguo remedio. Crédito: Universidad de York

Los cálculos presentes en los dientes de este esqueleto revelaron rastros de un antiguo remedio. Crédito: Universidad de York

“El hallazgo realizado en los restos dentales de este esqueleto muestra claramente cuánta información podemos obtener del análisis de los cálculos dentales. Demuestra que en esta región de España las comunidades eran conscientes de las propiedades medicinales de algunas plantas y sabían cómo administrarlas para obtener los resultados deseados,” explicaba Florin a los periodistas.

Hojas de helechos utilizadas como remedio medieval

Hasta donde demostraban las evidencias hasta ahora, no se había ingerido parte alguna del helecho en ningún momento de la historia ‘registrada’, aunque textos escritos del siglo I describen cómo se preparaban por aquel entonces bebidas a base de helechos para aliviar “síntomas que no suponían un peligro para la vida.” En la época medieval se publicaron en muchos libros de toda Europa relatos en los que la medicina popular combinaba antiguas observaciones y nociones científicas con cuentos de viejas. Pero el descubrimiento de fragmentos microscópicos de helechos en este esqueleto recientemente examinado “supone la primera vez en que ha sido identificada la especie concreta del helecho”. Florin añadía además que “Hemos podido determinar que las células procedían del helecho ‘asplenium trichomanes’, una especie común que crece en zonas rocosas de todo el mundo.”

Textos herbarios de la Europa medieval describen cómo se vertía agua sobre hojas de helecho ‘frescas o secas’, en ocasiones endulzadas con flores de azahar, azúcar o miel, en un remedio utilizado para curar la caspa, el resfriado común, los cálculos renales y la alopecia. También hacen referencia a que el helecho era empleado en la época para estimular el flujo menstrual en las mujeres, según comenta Florin.

El helecho Asplenium trichomanes (Pecold / Fotolia)

El helecho Asplenium trichomanes ( Pecold/Fotolia)

Un antiguo remedio mundialmente famoso

Ahora mismo, una parte significativa de los lectores están tamborileando con sus dedos mientras piensan “vamos, continúa con la historia. Todo esto de la medicina herbaria es puro cuento, un disparate. ¿Verdad?” Error. Aunque el método escéptico es siempre una forma valiosa para el 99 por ciento de las afirmaciones realizadas por los partidarios de los remedios herbarios modernos producidos en masa, hay que tener cuidado de no confundir el grano con la paja.

En cuanto a los helechos, las propiedades curativas de la planta fueron descubiertas independientemente en todo el mundo. En el antiguo noroeste americano, por ejemplo, según un artículo publicado en la web Alaska Native Knowledge Network , (“Comunidad de sabiduría popular nativa de Alaska”), “La acción terapéutica del rizoma es antihelmíntica, astringente, tónica y vulneraria”, y los nativos de Alaska elaboraban té de helecho para tratar problemas intestinales, trastornos respiratorios como el asma y, sobre todo, para aliviar ‘problemas de riñón.’”

Florin concluía en sus declaraciones a la prensa señalando que “Estos helechos se empleaban, y todavía se utilizan en Europa hoy en día, para curar toda una gama de enfermedades, y a través del registro arqueológico podemos vislumbrar cómo los seres humanos han utilizado la naturaleza para ayudar a la asistencia médica a lo largo de nuestra evolución.”

El siguiente paso del proyecto de investigación de Florin será examinar “otros restos dentales en busca de propiedades similares que puedan decirnos más sobre el uso de hierbas medicinales en el pasado”.

Si yo estuviera leyendo este artículo, en este punto gritaría “Pruébalo entonces. Demuestra científicamente cómo un helecho puede curar una piedra en el riñón”. Volviendo a mi papel de escritor, contestaría: “lea este artículo del 2016 publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina y titulado Identificación de plantas medicinales para el tratamiento del riñón y las piedras urinarias .” En resumen, el objetivo del equipo de científicos iraníes era “determinar las plantas nativas medicinales utilizadas por los curanderos tradicionales de Shiraz para el tratamiento de los cálculos renales.” Después de haber estudiado los efectos de “Un total de 18 especies pertenecientes a 19 familias botánicas”, el artículo llegaba a la conclusión de que “En cuanto a su seguridad y eficacia, [los helechos] pueden ser refinados y procesados para producir medicamentos naturales.”

No podemos discutir estos hallazgos científicos, y en este caso los escépticos deberían volver a evaluar el rechazo general que podrían extender a la eficacia de los medicamentos herbarios. Aunque pueda estar demostrado y estemos de acuerdo en que el aceite de serpiente nunca curó y jamás curará la ceguera, puede concederse la misma confianza a la afirmación de que los helechos pueden curar (y curaban en el pasado) los cálculos renales y otras enfermedades.

Autor: Ashley Cowie

Imagen de portada: Esqueleto descubierto en unas excavaciones arqueológicas. Imagen meramente representativa (esben468635/Fotolia)

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Referencias:

Bahmani M, Baharvand-Ahmadi B, Tajeddini P, Rafieian-Kopaei M, Naghdi N. Identification of medicinal plants for the treatment of kidney and urinary stones. J Renal Inj Prev. 2016;5(3):129-133. DOI: 10.15171/jrip.2016.27

Next article