Portada - Modelo tridimensional de una ciudad vikinga (imagen meramente representativa). Fuente: Art Reference Source/Deviant Art

Escáner tridimensional revela la presencia de miles de objetos en antigua ciudad vikinga de artesanos y navegantes

Mientras el mundo espera la segunda mitad de la quinta temporada de la serie épica del Canal Historia Vikingos, que se estrenará el 28 de noviembre del 2018, los arqueólogos que se encuentran trabajando en Ribe, Dinamarca, han estado excavando una ciudad vikinga real, afirmando que “Profundamente por debajo del nivel de la calle hay miles de hallazgos vikingos.”

Dinamarca es el hogar espiritual e histórico de los vikingos. Eran temidos en toda Europa por sus ataques y saqueos, pero la cosa no quedaba ahí. Según un informe publicado en Phys.org, el ‘Northern Emporium Project’, constituido por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Aarhus y los Museos del Sudoeste de Jutlandia (Dinamarca) “han excavado hasta tres metros de profundidad,” encontrando restos de lo que los investigadores han llamado “las primeras ciudades de la región nórdica”.

Piedra rúnica en el VikingeCenter de Ribe. (Ribe VikingeCenter)

Piedra rúnica en el VikingeCenter de Ribe. ( Ribe VikingeCenter )

Alrededor del año 700 d. C. se estaba desarrollando el comercio marítimo en el mar del Norte, y Ribe era un punto de partida logísticamente ventajoso para los barcos de la época. Hacia el 800 d. C., cuando comenzaba oficialmente la ‘Era vikinga’, Ribe era un puerto crucial para la navegación de las flotas escandinavas, y esta es la razón por la que los arqueólogos están informando de “modificaciones en los restos de los talleres” y gran cantidad de evidencias del trabajo de los artesanos.

El proyecto, “Northern Emporium”, ha excavado unos 100 metros cuadrados de estratos culturales en la parte más antigua de Ribe. Hasta ahora, Archaeology.org informa del hallazgo de: “inscripciones rúnicas, amuletos, abalorios, monedas, peines, excrementos de perros y huesos roídos”, e incluso se ha encontrado “un fragmento de una lira (instrumento de cuerda similar al arpa), completo, con clavijas de afinación”.

La madera y otros materiales orgánicos se han conservado bajo tierra en la ciudad danesa de Ribe. Por ejemplo, este fragmento de lira con seis clavijas de afinación fue hallado en un estrato de la primera mitad del siglo VIII. (Museo del Sudoeste de Jutlandia)

La madera y otros materiales orgánicos se han conservado bajo tierra en la ciudad danesa de Ribe. Por ejemplo, este fragmento de lira con seis clavijas de afinación fue hallado en un estrato de la primera mitad del siglo VIII. (Museo del Sudoeste de Jutlandia )

Ribe lleva de hecho muchos años siendo conocida , aunque los resultados de las excavaciones anteriores utilizando tecnologías menos avanzadas eran “difíciles de interpretar” y sugerían que Ribe fue “una ciudad comercial estacional durante generaciones antes de que la gente comenzara a instalarse en ella más permanentemente.” Sin embargo, la Fundación Carlsberg insufló nueva vida en el proyecto en el año 2016 cuando aportó nuevos fondos al proyecto, lo que permitió “nuevas y mayores excavaciones.”

El Centro de Excelencia para la Evolución de la Red Urbana desarrolló nuevos métodos arqueológicos de ‘alta definición’ específicamente para dichas excavaciones, métodos financiados por la Fundación Nacional Danesa de Investigaciones. Así pues, la ciudad está siendo examinada con alta tecnología que incluye “prospecciones láser en 3-D, investigación del ADN y química del suelo.”

Se están utilizando escáneres tridimensionales para documentar y analizar los numerosos estratos de suelo construido (amarillo) y de terreno (azul) de las casas de la época vikinga. En la zona aquí examinada pueden verse in situ sobre los suelos pesas de telar y otro objeto más grande. (Sarah Croix)

Se están utilizando escáneres tridimensionales para documentar y analizar los numerosos estratos de suelo construido (amarillo) y de terreno (azul) de las casas de la época vikinga. En la zona aquí examinada pueden verse in situ sobre los suelos pesas de telar y otro objeto más grande. (Sarah Croix )

Los científicos han afirmado que el proyecto “establecerá un nuevo estándar para la investigación arqueológica de ciudades por medio del desarrollo de métodos de campo que incluyen análisis de elementos geoquímicos, micromorfología y métodos electrónicos dinámicos para documentar la excavación.”

El valor de Ribe en términos culturales es que las personas que vivían allí no eran principalmente agricultores, como en la mayoría de los demás asentamientos vikingos conocidos, sino que eran “artesanos, marinos, comerciantes, hosteleros y quizás incluso liristas” según los investigadores . Los arqueólogos del proyecto comentaban a los reporteros que “uno de sus más importantes hallazgos” fue el de descubrir que “existían casas sólidas en Ribe pocos años después de las primeras actividades en la zona, no más tarde del año 720 de nuestra era.” Esto significa que la ciudad tenía una población residente de comerciantes y artesanos en lo que ha sido definido como una “comunidad urbana con clases.”

Podría decirse que las redes comerciales marítimas ‘causaron’ la aparición de Ribe, y hasta el momento se han desenterrado en la antigua ciudad pruebas de muchos gremios diferentes, entre ellos: “herreros, artesanos del ámbar y del cuero, fabricantes de peines y joyeros, que trabajaban con estaño, plomo, aleaciones de cobre, plata y oro.”

Los especialistas han estudiado la cronología de la producción de abalorios en Ribe, señalando que “el estilo de los abalorios cambia según la moda del día,” para añadir a continuación que “la producción cesa en torno a la aparición de la época vikinga,” un momento de la historia en el que “se importaban del Próximo Oriente abalorios producidos en masa.”

Los fabricantes de abalorios de Ribe del siglo VIII utilizaban trozos de vidrio recogidos de antiguos mosaicos romanos como materia prima. No tenían acceso al vidrio nuevo manufacturado. Éste es uno de los muchos detalles que nos habla del comercio de Ribe en la época vikinga. (Museo del Sudoeste de Jutlandia)

Los fabricantes de abalorios de Ribe del siglo VIII utilizaban trozos de vidrio recogidos de antiguos mosaicos romanos como materia prima. No tenían acceso al vidrio nuevo manufacturado. Éste es uno de los muchos detalles que nos habla del comercio de Ribe en la época vikinga. (Museo del Sudoeste de Jutlandia )

Informes de análisis de los abalorios de Ribe revelaron que el vidrio “procedía de Palestina y Egipto” y tenía “varios siglos de antigüedad cuando llegó a Ribe.” Los investigadores creen que los abalorios fueron tal vez “obtenidos de viejos mosaicos romanos, probablemente en ciudades romanas como Colonia y Tréveris.”

Otros hallazgos interesantes realizados en Ribe incluyen; una gema de cornalina romana decorada con una imagen de Venus y un fragmento de un tipo de cerámica romana ornamentada conocido como “terra sigillata”, que según apuntaban los arqueólogos, “debió de ser recogido en unas ruinas o una tumba romanas y llevado a Ribe como amuleto o recuerdo.”

Ahora, los científicos tienen la intención de pasar “horas y horas analizando muestras para rastrear la actividad en las casas más antiguas de la ciudad” examinando los estudios de isótopos para trazar un mapa de la red de artesanos. Preguntas como: ¿dónde conseguían los artesanos las materias primas? ¿Qué fabricaban? ¿Y quiénes compraban sus productos? aún siguen sin respuesta. Pero no por mucho tiempo.

Imagen de portada: Modelo tridimensional de una ciudad vikinga (imagen meramente representativa). Fuente: Art Reference Source/ Deviant Art

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article