Portada - Algunos de los fragmentos de cerámica recuperados recientemente en dependencias municipales de la ciudad de Pamplona. (Fotografía: Diario de Navarra)

Encuentran en España 14 cajas con interesantes restos arqueológicos abandonados en almacenes municipales de Pamplona

Pamplona es un municipio y ciudad española capital de la Comunidad Foral de Navarra, y como tal, constituye el centro financiero, comercial y administrativo de dicha comunidad. Ubicada en el norte de la península Ibérica, se extiende a ambas orillas del río Arga.

La tradición cuenta que fue fundada en el año 74 a. C. por el general romano Cneo Pompeyo Magno como Pompaelo o Pompelo, sobre un poblado preexistente, de supuesto origen vascón, aunque lo cierto es que ninguna fuente histórica clásica recoge este dato. Quien sí alude a ello es Estrabón quien, sin precisar detalles, menciona que la fundación de Pamplona fue obra de Pompeyo. La ciudad se convertiría con el tiempo en una de las poblaciones más importantes del territorio de los vascones.

Pompeyo el Grande, copia de la época de Octavio Augusto de un original del 70 a. C. – 60 a. C. Museo Arqueológico Nacional de Venecia. (Carole Raddato/CC BY-SA 2.0)

Pompeyo el Grande, copia de la época de Octavio Augusto de un original del 70 a. C. – 60 a. C. Museo Arqueológico Nacional de Venecia. (Carole Raddato/CC BY-SA 2.0)

En el siglo VI, tras las invasiones de los pueblos germánicos, el reino visigodo se estableció en Pamplona, emprendiendo continuas campañas contra los vascones. La posterior conquista musulmana de la península ibérica, ya en el siglo VIII, hizo posible la sumisión del territorio pamplonés. Sin embargo, en el siglo IX, la nobleza local consiguió la consolidación de un núcleo de poder independiente liderado por Íñigo Arista, quien convirtió a Pamplona en la capital del Reino de Pamplona, y más adelante, durante la Edad Media, en la del Reino de Navarra. Posteriormente, en 1512 fue ocupada por las tropas enviadas por Fernando el Católico, quedando anexionada desde entonces a la corona española.

Aunque en la actualidad es conocida a nivel mundial por sus Sanfermines, lo cierto es que Pamplona posee un importante patrimonio histórico y monumental. Por eso ha sorprendido tanto el hallazgo que se ha producido en las dependencias de su ayuntamiento, durante los trabajos de inventariado del patrimonio material, artístico e histórico que permanece apilado en los almacenes municipales.

Ciudadela de Pamplona, fortificación renacentista de antiguo uso militar construida entre los siglos XVI y XVII. (Public Domain)

Ciudadela de Pamplona, fortificación renacentista de antiguo uso militar construida entre los siglos XVI y XVII. (Public Domain)

Tal y como se indica desde el portal pamplonaactual.com, dicho hallazgo consiste en 14 cajas con restos arqueológicos en su interior, encontradas en los almacenes municipales de la ciudad. Se trata de restos romanos, medievales y modernos encontrados en diferentes excavaciones llevadas a cabo en el año 1992 en la plaza de San Francisco de la capital navarra con motivo de la construcción de un aparcamiento subterráneo.

Según el listado, elaborado por técnicos de la Sección de Arqueología del Gobierno de Navarra, constan 163 objetos y fragmentos entre los que destacan jarras, ollas, moldes, tazas, cántaros, botellas, cerámicas, escudillas y platos. Por su parte, las cajas de cartón se almacenaban en un armario de madera, sin ningún tipo de señalización.

Las cajas tal y como fueron descubiertas dentro de un mueble de madera en las dependencias municipales de la ciudad de Pamplona. (Fotografía: pamplonaactual.com)

Las cajas tal y como fueron descubiertas dentro de un mueble de madera en las dependencias municipales de la ciudad de Pamplona. (Fotografía: pamplonaactual.com)

Las piezas de interés arqueológico que contenían se hallaban envueltas en papeles de periódico y mezcladas con diversos objetos de otras épocas, también sin catalogar. Durante todos estos años, los restos han permanecido guardados en condiciones que no han garantizado ni su integridad, ni su conservación, ya que el almacén no reunía la temperatura y humedad adecuadas para tal fin.

Por todo lo anterior, han sufrido cierto deterioro en grado diverso. Los más dañados han sido especialmente los objetos metálicos, que han sufrido descomposición y pérdida de masa, como en el caso de una reja de arado medieval, que se ha encontrado muy estropeada.

Dentro de las cajas se descubrieron objetos romanos, medievales y modernos, entremezclados y sin ningún tipo de señalización. (Fotografía: pamplonaactual.com)

Dentro de las cajas se descubrieron objetos romanos, medievales y modernos, entremezclados y sin ningún tipo de señalización. (Fotografía: pamplonaactual.com)

El ayuntamiento pamplonés, según informaciones publicadas por el Diario de Navarra, entregará al Servicio de Patrimonio Histórico del Gobierno de Navarra las 14 cajas para su conservación.

Imagen de portada: Algunos de los fragmentos de cerámica recuperados recientemente en dependencias municipales de la ciudad de Pamplona. (Fotografía: Diario de Navarra)

Autor: Mariló T. A.

Siguiente Artículo