Portada - Detalle del mosaico en el que se observa una carrera de cuadrigas. (Fotografía: Pavlos Vrionides)

Descubiertos en Chipre bellos mosaicos romanos con carreras de cuadrigas

Se ha descubierto en Chipre un suelo de mosaico datado en el siglo IV d. C. Ilustra escenas de carreras de cuadrigas en un hipódromo. Con anterioridad, otro equipo de arqueólogos que está trabajando en la isla encontró un mosaico en el que se observan escenas de los trabajos de Hércules. Este mosaico es dos siglos más antiguo que el que se acaba de excavar recientemente. Conjuntamente, estos mosaicos nos ofrecen una fascinante visión de los intereses de los antiguos romanos que habitaban en el pasado esta isla mediterránea.

El mosaico de las carreras de cuadrigas ha sido descubierto en la población de Akaki, a 19 millas (30,58 kilómetros) de la capital de Chipre, Nicosia. La existencia de este mosaico se conocía desde 1938, cuando unos campesinos descubrieron un pequeño fragmento de este suelo. No obstante, pasaron 80 años hasta que los investigadores decidieron desenterrarlo por completo. Este magnífico hallazgo hizo que la población de Akaki se hiciera famosa. De hecho, este mosaico es el único de su estilo en Chipre, y solo se conocen siete de ellos en todo el mundo.

Según el Daily Mail , este suelo mide 11 metros de largo por 4 de ancho. Probablemente perteneciera a un aristócrata que vivió en el lugar durante la dominación romana de Chipre. El detalle del mosaico es asombroso, y está decorado con vistosas escenas de carreras de cuadrigas en las que aparecen cuatro aurigas con sus carros, arrastrado cada uno por cuatro caballos.

Funcionarios examinando el mosaico romano hallado recientemente en la población chipriota de Akaki. (Cyprus Mail)

Funcionarios examinando el mosaico romano hallado recientemente en la población chipriota de Akaki. ( Cyprus Mail )

Los investigadores creen que el mosaico nos muestra diversas facciones o equipos que competían en la antigua Roma. Explican además que el hipódromo era un lugar muy emblemático en la época romana, que constituía el centro de gran cantidad de eventos. No solo albergaba competiciones deportivas, sino que también era el recinto en el que el emperador aparecía ante su gente y proyectaba su poder.

El nombre ‘hipódromo’ procede de las palabras griegas hippos (‘caballo’) y dromos (‘carrera’). Era una especie de estadio al aire libre, muy popular en las civilizaciones de la antigua Grecia, Roma y Bizancio. El hipódromo era utilizado para eventos muy diversos, pero los más espectaculares de todos eran sin duda las carreras de caballos y de cuadrigas.

Ruinas de un hipódromo romano de Tiro, Líbano. (Peripitus/CC BY SA 3.0)

Ruinas de un hipódromo romano de Tiro, Líbano. ( Peripitus/CC BY SA 3.0 )

Se observan inscripciones cerca de los cuatro aurigas que aparecen en el mosaico, probablemente sus nombres, así como el de uno de los caballos.

También aparecen tres conos dispuestos a lo largo de la pista circular. Según el Daily Mail, cada uno de ellos está “rematado por elementos con forma de huevo, y en la distancia se observan tres columnas sobre las que se alzan figuras de delfines, con lo que parece ser agua brotando de ellos.”

Como ha explicado a los periodistas Marina Ieronymidou, directora del Departamento de Antigüedades, en el transcurso de una conferencia de prensa: “Se trata de un hallazgo extraordinariamente importante, por la técnica y por el motivo. Es único en Chipre, ya que la presencia de este suelo de mosaico en una zona remota del interior de la isla aporta nueva e importante información sobre este período histórico, y se añade a nuestros conocimientos previos del uso de suelos de mosaico en la isla.”

El mosaico revela alguna información sobre los intereses de las clases más altas del siglo IV d. C. Arroja luz sobre el antiguo pasado del interior de la isla y demuestra que los nobles romanos aún cultivaban las tradiciones culturales de la antigua Roma en el siglo IV.

Coregos y actores en un mosaico romano. Casa del Poeta Trágico (VI, 8, 3), Pompeya. (Public Domain)

Coregos y actores en un mosaico romano. Casa del Poeta Trágico (VI, 8, 3), Pompeya. ( Public Domain )

En julio del 2016 un equipo de investigadores que trabajaba en la ciudad costera chipriota de Lárnaca, descubrió un suelo del siglo II d. C. en cuyos mosaicos se podían observar escenas de los trabajos de Hércules. Este suelo mide 20 metros de largo, y parece haber formado parte de unos antiguos baños. En él podemos ver a Hércules realizando sus hazañas gracias a su fuerza, en penitencia por haber dado muerte a su esposa y a sus hijos en un arrebato de locura. Lárnaca era conocida también antiguamente como la ciudad estado de Kition, y fue destruida por terremotos en el siglo IV d. C.

Mosaico del siglo II d. C. descubierto en Lárnaca en el que se observa a Hércules realizando sus doce trabajos. (Cyprus Department of Antiquities)

Mosaico del siglo II d. C. descubierto en Lárnaca en el que se observa a Hércules realizando sus doce trabajos. ( Cyprus Department of Antiquities )

Chipre era un lugar muy atractivo para los aristócratas en la época en que el Imperio Romano dominaba el Mediterráneo. Con toda probabilidad, el lugar más fascinante de Chipre es la antigua ciudad de Salamina, fundada hacia el siglo XI a. C. El motivo de los carros y los caballos también aparece en otras tumbas descubiertas allí, lo que demuestra el interés continuo de esta región en las tradiciones relacionadas con carros y caballos. Como escribia April Holloway en un artículo publicado el 6 de abril del 2015:

“Salamina fue una gran ciudad en épocas antiguas. En el transcurso de su historia sirvió a muchos pueblos poderosos, entre ellos asirios, egipcios, persas y romanos. Según la leyenda homérica, Salamina fue fundada por el arquero Teucro, que combatió en la Guerra de Troya. […] La ciudad alberga grandes tumbas abovedadas que se remontan a los siglos VII a. C. – VIII a. C.”

Como ocurre con toda cultura, sus tumbas nos permiten vislumbrar la jerarquía social de los antiguos residentes de la ciudad. La realeza no era enterrada en el interior de estas tumbas, que estaban reservadas a los aristócratas. Se construían con sillares (bloques de piedra labrada) de gran tamaño y ladrillos de cerámica. Cuando un individuo era enterrado, el caballo y el carro funerario que habían formado parte de su procesión eran sacrificados ante la tumba. Este tipo de sacrificios de caballos era habitual en los funerales. Las tumbas también albergaban ajuares funerarios que incluían objetos diversos, como armas y joyas.

Mosaico descubierto en las ruinas romanas de Salamina. (John Higgins/Flickr)

Mosaico descubierto en las ruinas romanas de Salamina. (John Higgins/ Flickr)

Estos hallazgos ayudaron a demostrar cómo los intereses de la nobleza romana se transformaron a lo largo de los siglos. Aunque algunos motivos siguieron siendo populares con el paso de los años, otros fueron introducidos o alterados para reflejar las prácticas de la época.

Imagen de portada: Detalle del mosaico en el que se observa una carrera de cuadrigas. (Fotografía: Pavlos Vrionides )

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article