La sauna incluía un tanque para hervir el agua y un entramado de celdas. Esta construcción se cubrirá con tierra al final de la presente estación a fin de conservarlo para realizar futuras excavaciones el próximo año. (Imagen: Historic Scotland, Crown Copyright)

Descubierta Sauna de la Edad del Bronce en una Isla Escocesa

Una sauna o sala de vapor que se remonta a hace unos 4.000 años ha sido descubierta en la isla de Westray, una de las Orcadas, junto a la costa Norte de Escocia. Los investigadores creen que esta sauna puede haberse utilizado en el pasado para limpiar o sanar el cuerpo, para facilitar los partos o en ceremonias espirituales.

La estructura incluye un tanque de agua para producir el vapor y un entramado de celdas inserto en un complejo de estructuras datadas entre el 2000 a. C. y el 1000 a. C., que se encuentran expuestas a la erosión en el yacimiento arqueológico de los Links of Noltland (“Dunas de Noltland”). Estos Links (terrenos costeros arenosos con dunas no aptos para la agricultura pero en los que crecen algunas hierbas y pastos) se encuentran en una zona arenosa con dunas de la costa norte de la isla de Westray. Estas dunas han sufrido la erosión provocada por los elementos costeros y por la actividad de los conejos de la isla.

Este paraje ha aportado, según los arqueólogos, pistas fascinantes sobre el modo de vida y las actividades de los antiguos isleños.

Los especialistas creen que la sauna pudo haber sido utilizada por miembros o grupos selectos de la comunidad con fines espirituales o religiosos, según informa The Daily Mail . Otra posibilidad es que se hubieran servido de estos baños de vapor para limpiar a los recién fallecidos. Probablemente fuera una instalación que agradecieran las gentes de esta comunidad, habida cuenta de la crudeza de los inviernos de la Edad del Bronce en esta región.

“Sabemos que era una construcción de gran tamaño, con un complejo entramado de celdas adosado y un tanque de agua de tamaño considerable en la estructura central, que se habría utilizado muy probablemente para producir agua hirviendo y vapor, lo que habría tenido como resultado la sensación de sauna en su interior,” explica Rod McCullagh, arqueólogo miembro de Historic Scotland en declaraciones a The Daily Mail . “El uso que se dio a esta construcción es algo que no sabemos con exactitud, pero su gran tamaño, compleja arquitectura e ingeniosa estructura dan a entender que se empleaba para algo más que para cocinar. Si su propósito era servir para festividades, rituales, asambleas importantes o simplemente se le daba el mismo uso que damos en la actualidad a las saunas, es algo que por ahora desconocemos.”

Vista de la costa de las Dunas de Noltland (Foto: Laura McKenna/Wikimedia Commons)

Vista de la costa de las Dunas de Noltland (Foto: Laura McKenna/ Wikimedia Commons )

Los arqueólogos creen, basándose en la experimentación y en la antigua literatura Irlandesa, que las gentes que utilizaban esta sauna prehistórica calentaban el agua colocando piedras calientes en el interior del tanque para hacerla hervir y producir de este modo vapor. A continuación, especulan los expertos, usarían este agua caliente para bañarse, cocinar o limpiar.

El asentamiento de la Edad del Bronce de Noltland es bien conocido desde hace años, pero su yacimiento arqueológico no se empezó a investigar hasta bien entrado el siglo XX. El Dr. David Clarke excavó una de sus construcciones neolíticas, que constaba de dos estancias conectadas por un pasillo, según podemos leer en la web de Orkney Jar . Gracias a estos trabajos, que se prolongaron desde 1978 hasta 1981, se realizaron gran cantidad de hallazgos, incluidos objetos de hueso trabajado, elementos de piedra y sílex y piezas cerámicas con acanaladuras.

El equipo de EASE Archaeology , encargado de los trabajos en la sauna prehistórica, dio inicio a sus excavaciones en Febrero del 2006, que es principio de temporada, ya que temían que el yacimiento no sobreviviera hasta la estación de excavaciones del verano. Con el paso de los años, más estructuras salieron a la luz – se han encontrado más de 30 hasta la fecha – además de los middens (“concheros”) que contenían desechos acumulados, se hallaron campos cultivados y cementerios. Los concheros son a menudo una valiosa fuente de hallazgos en las excavaciones arqueológicas. En el año 2009 se descubrió la llamada Venus de las Orcadas—la más antigua representación de un ser humano conocida de Escocia— en las Dunas de Noltland. Esta pequeña figurita de piedra arenisca tallada tiene una cabeza y un cuerpo esquemáticos, geométricos, y presenta algunos grabados sobre su superficie.

La Venus de las Orcadas. Está realizada en piedra arenisca (foto: Historic Scotland)

La Venus de las Orcadas. Está realizada en piedra arenisca (foto: Historic Scotland)

Otra figurita similar fue desenterrada en el año 2010. Sería en su origen aproximadamente del mismo tamaño que la Venus, pero su cabeza se había perdido, de modo que solo mide unos 34 milímetros (1,5 pulgadas) de altura.

Vistas frontal y dorsal de la segunda figurita descubierta en las Orcadas. Los arqueólogos especulan con la posibilidad de que fuesen utilizadas como fetiches para propiciar la fertilidad o como pequeños ídolos a través de los cuales se canalizaba la adoración a alguna divinidad. (foto: Historic Scotland)

Vistas frontal y dorsal de la segunda figurita descubierta en las Orcadas. Los arqueólogos especulan con la posibilidad de que fuesen utilizadas como fetiches para propiciar la fertilidad o como pequeños ídolos a través de los cuales se canalizaba la adoración a alguna divinidad. (foto: Historic Scotland)

En julio del 2010, la arqueóloga Julie Gibson del Consejo de las Islas Orcadas declaró: “Este no es más que otro descubrimiento que prueba que las Orcadas son el mejor lugar de Escocia para practicar la arqueología. Desde objetos diminutos hasta templos, poblaciones y grandes centros ceremoniales del Neolítico muy bien conservados, este es el lugar idóneo para estudiar el pasado en tres dimensiones.”

Los investigadores están llevando a cabo estudios genéticos sobre los restos humanos hallados en la isla de Westray y que datan del 3000 a. C. al 500 d. C. Esperan poder obtener información acerca de los orígenes del 75% de la composición genética de los habitantes de Westray, que no procede de los Vikingos.

Imagen de portada: La sauna incluía un tanque para hervir el agua y un entramado de celdas. Esta construcción se cubrirá con tierra al final de la presente estación a fin de conservarlo para realizar futuras excavaciones el próximo año. (Imagen: Historic Scotland, Crown Copyright)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article