All  
Desde el sitio arqueológico de la cremación más antigua conocida en el Medio Oriente encontrada en Israel.

Descubren la cremación más antigua conocida en el cercano Oriente, ¿fue un asesinato?

Los arqueólogos han desenterrado partes del cuerpo de un individuo de nueve mil años en Israel que fue quemado o incinerado de manera ritual. Este descubrimiento ha establecido un nuevo hito para la cremación más antigua conocida jamás encontrada en el Cercano Oriente. Un nuevo artículo publicado en PLoS ONE por un equipo de científicos del Centro Nacional Francés de Investigación Científica, dice que los restos quemados del joven adulto fueron descubiertos en un pozo en el norte de Israel que datan de entre 7013 a.C. y 6700 a.C. Este notable descubrimiento representa "La cremación más antigua conocida en el Medio Oriente".

La cremación más antigua conocida: cambio cultural en las prácticas funerarias

El cuerpo del hombre fue descubierto en una excavación en el sitio arqueológico neolítico de Beisamoun que se descubrió en 1945 en el norte de Israel, cerca de una pequeña aldea árabe palestina, a unos 16,5 kilómetros (10,25 millas) al noreste de Safad. Los científicos dedujeron que el hombre había sido quemado intencionalmente en un "pozo de pira" como parte de un proceso funerario. Los restos incinerados de 9.000 años de antigüedad marcan lo que se describe en el nuevo documento como un temprano "cambio cultural en las prácticas funerarias". Basado en la evidencia encontrada hasta ahora de este cadáver de 9.000 años de antigüedad, este nuevo estilo de lidiar con los cuerpos de los muertos requería temperaturas superiores a los 1.300 grados Fahrenheit (700 grados Celsius).

El campo de pira de Beisamoun, donde se descubrieron los restos del cementerio cremado en el norte de Israel. (© Misión Beisamoun)

El campo de pira de Beisamoun, donde se descubrieron los restos del cementerio cremado en el norte de Israel. (© Misión Beisamoun)

Según la investigadora principal, la Dra. Fanny Bocquentin, el cuerpo se colocó en el suelo en una posición sentada dentro de un pozo que parecía haber sido construido con una parte superior abierta y "paredes aislantes fuertes". Todo lo que quedó del individuo incinerado fueron los pies, las costillas, los hombros y parte del brazo izquierdo del hombre. Una inspección forense adicional del omóplato del individuo llevó al descubrimiento de un pequeño proyectil de pedernal incrustado en el hueso del hombro izquierdo. El proceso de curación del hueso indica que la persona murió pocos meses después de haber sido alcanzada por el proyectil.

¿Cómo saben tanto los investigadores sobre una muerte en el 7000 a.C.?

Quizás se pregunte cómo los científicos pudieron determinar que esto fue una cremación intencional de un individuo. ¿Quién puede decir que el hombre no se prendió fuego accidentalmente y cayó en un pozo alineado y listo para almacenar comida? O tal vez la lesión en el hombro causó una infección que la tribu sintió que podía infectar a otros y fue quemado por razones sanitarias. El hallazgo en Israel es especialmente fascinante debido a toda la evidencia forense reveladora encontrada en el pozo.

Excavación del pozo de la pira. (© Misión Beisamoun)

Excavación del pozo de la pira. (© Misión Beisamoun)

El pozo de cremación en forma de U tenía 31 pulgadas (80 cm) de ancho y 24 pulgadas (60 cm) de profundidad y los arqueólogos descubrieron que había sido "revestido con yeso de barro rojizo" similar a los ladrillos utilizados por la gente neolítica en este momento en sus hogares. También se creía que el pozo estaba cubierto de flores según un estudio de las cenizas. Los investigadores del estudio también dijeron que "parece que el pozo de enterramiento fue diseñado para funcionar como un horno". Y con tal variedad de evidencia, queda claro que esta persona fue incinerada, y que la incineración era un ritual en ese momento hace 9.000 años.

Imagen de huesos in situ: A. Segmento de esqueleto axial: costillas y vértebras expuestas en el centro de la estructura. B. Coxal derecho in situ; conservado casi completo por un pedazo de muro de barro colapsado (ver Fig. 2D). C. Cuatro falanges proximales del pie derecho que se encuentran directamente debajo del coxal derecho. (© 2020 Bocquentin et al / PLoSONE)

Imagen de huesos in situ: A. Segmento de esqueleto axial: costillas y vértebras expuestas en el centro de la estructura. B. Coxal derecho in situ; conservado casi completo por un pedazo de muro de barro colapsado (ver Fig. 2D). C. Cuatro falanges proximales del pie derecho que se encuentran directamente debajo del coxal derecho. (© 2020 Bocquentin et al / PLoSONE)

Midiendo la naturaleza de un incendio de 9.000 años

Los investigadores del estudio también proporcionaron sus conclusiones sobre cómo se quemó al individuo. En términos de "procesos funerarios", el cadáver se dispuso en una "posición sentada" en el pozo con la parte superior del cuerpo apoyado contra la pared sur. El Dr. Bocquentin escribió que es posible que el cuerpo hubiera sido colocado originalmente en una plataforma de madera sobre la pira porque el fondo del pozo no muestra signos de quemarse. Esto podría deberse a que el fuego no estaba tan caliente en su base. Sin embargo, se descubrió que las paredes del pozo estaban muy carbonizadas porque el fuego habría estado más caliente en el aire oxigenado, más arriba, escribieron los investigadores en el estudio. Y cuando el cuerpo comenzó a arder, la parte superior del torso cayó hacia adelante, giró y luego permaneció en esa posición durante los siguientes 9.000 años.

En la sección de conclusiones del estudio, el Dr. Bocquentin escribió que la cremación es una redefinición del "lugar de los muertos en el pueblo y en la sociedad". El descubrimiento data de un importante período de transición en las prácticas funerarias en esta región del mundo, cuando las viejas tradiciones fueron reemplazadas por nuevas prácticas como la cremación. Se podría decir que este tipo de cambios, incluida la cremación, ¡incendiaron el mundo antiguo!

El informe completo está disponible en PLoS ONE, doi.org/10.1371/journal.pone.0235386.

Imagen de Portada: Desde el sitio arqueológico de la cremación más antigua conocida en el Medio Oriente encontrada en Israel Fuente:

Autor: Ashley Cowie

Referencias

Bocquentin F, Anton M, Berna F, Rosen A, Khalaily H, Greenberg H, et al. (2020) Emergence of corpse cremation during the Pre-Pottery Neolithic of the Southern Levant: A multidisciplinary study of a pyre-pit burial. PLoS ONE 15(8): e0235386. doi.org/10.1371/journal.pone.0235386

Siguiente Artículo