All  
Este cráneo de babuino de 3300 años puede provenir de la perdida Tierra de Punt.

El cráneo de babuino podría conducir a la tierra perdida de Punt

Los investigadores creen que han descubierto el primer ejemplo claro de un tesoro que los antiguos egipcios trajeron a casa desde la legendaria y perdida Tierra de Punt. Es un cráneo de babuino de 3300 años, un remanente de un animal que fue venerado en el antiguo Egipto pero que no era nativo de la tierra de los faraones.

Los tesoros legendarios de Punt

Los antiguos egipcios escribieron sobre la Tierra de Punt y la describieron como un lugar próspero desde el 2450 a.C., hasta el 1155 a.C. Fueron a Punt, a la que se referían como "la tierra de Dios", para adquirir oro, madera negra africana, ébano, marfil, resinas aromáticas, animales salvajes y esclavos. Una de las obras de arte más famosas creadas sobre este lugar es la 'columnata de Punt' en el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahri, que demuestra que su gente le trajo árboles de mirra, oro, marfil, pieles de pantera y simios de Punt.

 

 

Los viajes a Punt en busca de tesoros también demuestran las habilidades náuticas del antiguo egipcio. Nathaniel Dominy, primatólogo del Dartmouth College y autor principal del nuevo estudio, explicó que "la navegación de larga distancia entre Egipto y Punt, dos entidades soberanas, fue un hito importante en la historia de la humanidad porque impulsó la evolución de la tecnología marítima. El comercio de artículos de lujo exóticos, incluidos los babuinos, fue el motor de las primeras innovaciones náuticas".

Famoso relieve de la expedición comercial de Hatshepsut a la Tierra de Punt. (Dietmar / Adobe Stock)

Famoso relieve de la expedición comercial de Hatshepsut a la Tierra de Punt. (Dietmar / Adobe Stock)

Los arqueólogos creen que la Tierra de Punt era un lugar real, sin embargo, todavía existe un debate sobre dónde se encontraba realmente. Etiopía, Eritrea y Somalia son solo algunos de los lugares propuestos. Es por eso que los investigadores se han interesado particularmente en el cráneo de babuino de 3300 años. Si este babuino realmente vino de Punt y pudieron identificar su tierra natal, el misterio podría estar resuelto. Dominy afirma en un comunicado de prensa:

"Muchos estudiosos ven el comercio entre Egipto y Punt como el primer paso marítimo largo en una red comercial conocida como la ruta de las especias, que continuaría dando forma a fortunas geopolíticas durante milenios. Otros académicos lo expresaron de manera más simple, describiendo la relación Egipto-Punt como el comienzo de la globalización económica. Los babuinos eran fundamentales para este comercio, por lo que es importante determinar la ubicación de Punt. Durante más de 150 años, Punt ha sido un misterio geográfico. Nuestro análisis es el primero en mostrar cómo se pueden usar los babuinos momificados para informar este debate duradero".

Egipto se encuentra mucho más allá de las distribuciones de P. Anubis y P. Hamadryas, y no hay evidencia de poblaciones naturales en Egipto durante la antigüedad. Por tanto, los restos de mandriles en Egipto se interpretan como prueba de comercio exterior. (Dominy et al. 2020 / eLife)

Egipto se encuentra mucho más allá de las distribuciones de P. Anubis y P. Hamadryas, y no hay evidencia de poblaciones naturales en Egipto durante la antigüedad. Por tanto, los restos de mandriles en Egipto se interpretan como prueba de comercio exterior. (Dominy et al. 2020 / eLife)

Analizando el cráneo de babuino

A pesar de que hay registros y obras de arte que enumeran y representan los bienes que los egipcios tomaron de Punt, Science Magazine informa que los arqueólogos han encontrado poca evidencia sólida de tesoros de Punt hasta la fecha. Dominy y sus colegas creen que su investigación cambiará eso.

Identificaron un cráneo de babuino hamadryas escondido en los archivos del Museo Británico y creen que el fósil que fue descubierto en Tebas (Luxor) en el siglo XIX provenía de Punt. Los resultados de su estudio, publicado en eLife, explican que estudiaron los isótopos químicos en el esmalte de los dientes del babuino para tratar de identificar el lugar de nacimiento del animal.

El Museo Británico tiene dos babuinos momificados con atribuciones del Nuevo Reino. CDE son imágenes del cráneo de babuino de 3300 años. (Los Fideicomisarios del Museo Británico / CC BY-NC-SA 4.0)

El Museo Británico tiene dos babuinos momificados con atribuciones del Nuevo Reino. CDE son imágenes del cráneo de babuino de 3300 años. (Los Fideicomisarios del Museo Británico / CC BY-NC-SA 4.0)

El análisis isotópico es una herramienta útil para este esfuerzo porque diferentes lugares tienen distintas proporciones de isótopos de estroncio en el suelo y el agua y esta "firma isotópica" del lugar donde un animal vive los primeros años de su vida se ve en el esmalte de sus dientes, gracias al agua que beben y los alimentos que consumen. No importa dónde viva el animal más adelante en la vida, la firma isotópica de su tierra natal permanece en el esmalte de sus dientes, inalterada por el tiempo.

Los resultados del análisis químico del cráneo de babuino muestran que el animal no nació en Egipto. En su artículo, los investigadores escriben que provino de "una región que abarca gran parte de la actual Etiopía, Eritrea y Djibouti, partes de Somalia y Yemen". Escriben que esta región "corrobora el equilibrio de las conjeturas académicas sobre la ubicación de Punt" y también "es un testimonio del tremendo alcance de la navegación egipcia durante el segundo milenio antes de Cristo".

Mapa de África y cráneo de un babuino momificado recuperado de la antigua Tebas (actual Luxor) y ahora incluido en el Museo Británico. El análisis isotópico indica importación de algún lugar de la región sombreada en rojo, una ubicación probable para la legendaria tierra de Punt. (Jonathan Chipman y Nathaniel J. Dominy)

Mapa de África y cráneo de un babuino momificado recuperado de la antigua Tebas (actual Luxor) y ahora incluido en el Museo Británico. El análisis isotópico indica importación de algún lugar de la región sombreada en rojo, una ubicación probable para la legendaria tierra de Punt. (Jonathan Chipman y Nathaniel J. Dominy)

Dominy dice que esto "implica que el babuino es el primer tesoro conocido de Puntite", según Science Magazine. Kathryn Bard, arqueóloga de la Universidad de Boston, dijo que el estudio del cráneo de babuino proporciona "otra pieza de evidencia sobre dónde se encontraba Punt". Bard cree que Punt está en Eritrea o en el este de Sudán. También le dijo a la revista Science que este no es el primer ejemplo de un tesoro de Punt porque sus excavaciones en Mersa / Wadi Gawasis desenterraron fragmentos de ébano de obsidiana que, según ella, provienen de Punt. Dominy no estuvo de acuerdo y dijo que el ébano, por ejemplo, estaba ampliamente distribuido en África, por lo que el descubrimiento de Bard no era necesariamente un tesoro de Punt.

Babuinos de alto estatus en el Antiguo Egipto

Los antiguos egipcios vincularon a los babuinos hamadryas con su dios de la sabiduría y el creador de los jeroglíficos, Thoth, y Amun-Ra, el dios del sol. Consideraron que los animales eran sagrados y los representaron en sus esculturas, relieves y pinturas, aunque no son animales nativos de Egipto.

Iconografía egipcia de Papio hamadryas, una tradición que supera los 3000 años. (a) Estatuilla con el nombre del rey Narmer, período dinástico temprano, I dinastía, ca. 3150–3100 a.C. (b) Cabeza de hacha de bronce, Reino Medio, XII o XIII dinastía, ca. 1981-1640 a.C. (c) Relieves en el templo mortuorio de la reina Hatshepsut [Deir el-Bahari]. Un babuino hamadryas se sienta en el aparejo de un barco. Es uno de los cinco que se importan de Punt; Nuevo Reino, XVIII Dinastía, ca. 1473-1458 a.C. (d) Pintura mural en la capilla mortuoria de Rekhmire (TT 100), Visir de Tutmosis III y Amenhotep II. Un babuino (P. hamadryas) se muestra como tributo en una procesión de Nubia. Nuevo Reino, XVIII Dinastía, ca. 1479-1425 a.C. (Dominy et al. 2020 / eLife)

Iconografía egipcia de Papio hamadryas, una tradición que supera los 3000 años. (a) Estatuilla con el nombre del rey Narmer, período dinástico temprano, I dinastía, ca. 3150–3100 a.C. (b) Cabeza de hacha de bronce, Reino Medio, XII o XIII dinastía, ca. 1981-1640 a.C. (c) Relieves en el templo mortuorio de la reina Hatshepsut [Deir el-Bahari]. Un babuino hamadryas se sienta en el aparejo de un barco. Es uno de los cinco que se importan de Punt; Nuevo Reino, XVIII Dinastía, ca. 1473-1458 a.C. (d) Pintura mural en la capilla mortuoria de Rekhmire (TT 100), Visir de Tutmosis III y Amenhotep II. Un babuino (P. hamadryas) se muestra como tributo en una procesión de Nubia. Nuevo Reino, XVIII Dinastía, ca. 1479-1425 a.C.  (Dominy et al. 2020 / eLife)

La egiptóloga Dra. Geraldine Pinch también ha notado que los babuinos estaban conectados con Duat, el inframundo en la antigua religión egipcia, diciendo: "La imagen del babuino de Thoth al lado de un ojo de wedjat aparece en varitas mágicas ya en el siglo XX antes de Cristo. Dos formas de babuino del dios Khons controlaban Los libros del fin de año. Estos contenían listas de los que estaban destinados a morir y los que vivirían".

Anand Balaji ha escrito que los babuinos también estaban asociados con los reyes del antiguo Egipto. Por ejemplo, se muestra al rey Narmer como transformado en un babuino conocido como el "Gran Blanco" como parte de la escena de un festival de rejuvenecimiento. Balaji señaló que "algunos eruditos opinan que el título de este dios se deriva de la melena gris plateada de un hamadryas dominante" y "los antepasados ​​individuales fueron deificados ritualmente en forma de babuinos y recibieron ofrendas de culto".

Imagen de portada: Este cráneo de babuino de 3300 años puede provenir de la perdida Tierra de Punt. Fuente: The Trustees of the British Museum / CC BY-NC-SA 4.0

Autora: Alicia McDermott

Siguiente Artículo