Portada - ‘El milagro de los panes y los peces’, acuarela de James Tissot, Museo de Brooklyn. Fuente: Dominio público

Arqueólogos descubren la puerta de la ciudad en la que Jesús multiplicó los panes y los peces según la Biblia

Según autoridades locales de Israel, un equipo de arqueólogos ha hecho un importante descubrimiento en los altos del Golán en las últimas semanas.  En el transcurso de unas excavaciones programadas, un grupo de expertos descubrió los restos de una gran puerta de ladrillo que perteneció en el pasado a la ciudad bíblica de Zer, estrechamente relacionada con la vida y milagros de Jesucristo.  El hallazgo podría ayudar a resolver una larga disputa sobre la ubicación exacta de Zer, e incluso podría revelar información importante sobre la antigua ciudad y su desarrollo.

La antigua ciudad de Zer

Zer fue un importante centro urbano situado cerca del mar de Galilea y, según la tradición, fue fundada por uno de los patriarcas de las doce tribus de Israel. Zer era conocida como Betsaida durante el período en el que fue escrito el Nuevo Testamento, y es mencionada con ese nombre en los Evangelios. Aquí, según la Biblia, Jesús vivió por algún tiempo con sus discípulos y realizó el milagro de la multiplicación de los cinco panes y los dos peces.

Los expertos llevan mucho tiempo tratando de identificar la ubicación del antiguo asentamiento. El diario Jerusalem Post informa de que el Dr. Rami Arav, de la Universidad de Nebraska, “está convencido de que Betsaida debe ser identificada con Et-tell”, situada en los altos del Golán. La identificación de Zer con el asentamiento de Et-tell es objeto de discusión. Este centro urbano estaba asociado con la pesca, pero su ubicación se encuentra a dos millas del mar de Galilea. Hace dos milenios, este mar cubría gran parte de la zona cercana a Et-tell, un hecho que respalda la teoría según la cual el lugar se corresponde con la antigua ciudad de Zer.

Ruinas del pueblo pesquero de Betsaida, mencionado en el Nuevo Testamento de la Biblia y situado al norte del mar de Galilea, Israel. (CC BY 3.0)

Ruinas del pueblo pesquero de Betsaida, mencionado en el Nuevo Testamento de la Biblia y situado al norte del mar de Galilea, Israel. ( CC BY 3.0 )

Las puertas de la antigua ciudad de Zer

Un equipo de arqueólogos dirigido por Rami Avar y que forma parte del Proyecto Betsaida realizó excavaciones en dos ubicaciones del valle de Betsaida, una reserva natural situada al nordeste del mar de Galilea.  En una de ellas descubrieron antiguas construcciones de ladrillo que, según creen los investigadores, son las ruinas de una de las puertas de la ciudad de Zer. El hallazgo fue sin duda importante, ya que se han encontrado muy pocas puertas de ciudades de la época bíblica. La construcción ha sido datada provisionalmente en el período comprendido entre los años 1000 a. C. y 550 a. C.  El aspecto más importante del hallazgo es el considerable tamaño de la puerta, lo que indica que formaba parte de unas extensas fortificaciones. El Jerusalem Post informa de que este hecho “indicaría que Zer fue una gran ciudad” durante la época del Primer Templo.

La zona del mar de Galilea que se creía en el pasado la ubicación de la antigua Betsaida. (OSU Special Collections)

La zona del mar de Galilea que se creía en el pasado la ubicación de la antigua Betsaida. ( OSU Special Collections )

La puerta de la ciudad fue descubierta en una zona arqueológicamente rica, el valle de Betsaida.  Entre los hallazgos realizados en esta región están el descubrimiento de una rara moneda de oro emitida por Cleopatra y Marco Antonio y otra moneda del reinado del emperador Antonino Pío. También se han desenterrado en la zona anzuelos, ánforas, jarras y un escudo de la época romana. No muy lejos de Zer, los arqueólogos creen haber encontrado además la ciudad perdida romana de Julias, donde ha sido descubierto un antiguo mosaico.

‘El milagro de los panes y los peces’, óleo de Lambert Lombard. (Dominio público)

‘El milagro de los panes y los peces’, óleo de Lambert Lombard. ( Dominio público )

Las autoridades locales están muy satisfechas con el descubrimiento de la puerta de la ciudad, ya que podría impulsar el turismo en la localidad. El aparente descubrimiento de las puertas de Zer incrementará el ya abundante número de personas que viajan a la región para disfrutar del rico patrimonio arqueológico del valle de Betsaida. Se espera que a partir de ahora acudan además peregrinos cristianos a visitar Zer, “ya que el lugar tiene una gran importancia en el cristianismo,” como podemos leer en el International Business Times .

La importancia del descubrimiento

La identificación de la puerta de Zer implica la posibilidad de confirmar la importancia de la ciudad en la historia temprana de Israel. También permitirá a los expertos comprender mejor la naturaleza de las fortificaciones de la época bíblica, y está ayudando a determinar la ubicación exacta de la antigua ciudad de Zer, conocida más adelante como Betsaida. Se espera que el descubrimiento impulse nuevas excavaciones y aún más descubrimientos en el futuro. Por supuesto, el hallazgo también será utilizado como evidencia para demostrar la veracidad de ciertos relatos bíblicos.

Imagen de portada: ‘El milagro de los panes y los peces’, acuarela de James Tissot, Museo de Brooklyn. Fuente: Dominio público

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article