All  
Fotografía de la bien preservada mikve labrada en roca.

Antigua bañera ritual fue hallada debajo de una casa en Jerusalén

Una bañera ritual de 2000 años, conocida como mikve, fue hallada debajo de la sala de estar de una familia en Ein Kerem, Jerusalén, mientras realizaban trabajos de remodelación.

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA, por sus siglas en inglés) anunció que la mikve labrada en roca (también se puede decir "mikvah") está completamente intacta y mide 3.5 metros (11.5 pies) por 2.4 metros (7.8 pies), y tiene 1.8 metros (5.9 pies) de profundidad.

Amit Re'em, arqueólogo del Distrito de la IAA en Jerusalén, dijo que la bañera había sido cuidadosamente recubierta según las leyes de pureza dispuestas en la Halachá, el órgano colectivo de las leyes religiosas judías que se derivan de la Torá escrita y oral.

 "Hay una escalera que lleva al fondo de la piscina y se descubrieron vasos de cerámica que datan de la época del Segundo Templo (primer siglo de la era cristiana), como también rastros del incendio que podría constituir una prueba de la destrucción del 66-70 de la era cristiana," añadió. "Además, se hallaron fragmentos de vasos de barro, los cuales eran comunes durante el periodo del Segundo Templo ya que la piedra no puede contaminarse y permanece pura."

En el judaísmo, la inmersión completa en una mikve se llevaba a cabo para obtener una pureza ritual. Hay varios mandatos bíblicos que estipulan que la inmersión en la bañera ritual debía realizarse luego de cometer actos impuros y antes de entrar al templo. Las mujeres también debían entrar en la mikve después del periodo menstrual o el nacimiento de un hijo antes de volver a las relaciones maritales.

Piscina de una mikve medieval en Espira, data del año 1128.

Piscina de una mikve medieval en Espira, data del año 1128. (Wikimedia Commons)

JPost informa que este importante descubrimiento histórico se llevó a cabo mientras los propietarios de la vivienda, Tal y Oriya, estaban realizando trabajos de remodelación. Posteriormente informaron sobre los hallazgos a la IAA, y ésta llevó a cabo una excavación minuciosa de la mikve. 

"Los dueños de la casa recibieron un certificado de reconocimiento de la IAA por su civismo al reportar el hallazgo y contribuir así a los continuos descubrimientos arqueológicos del país," informó JPost.

La antigua bañera ahora se encuentra oculta debajo de un par de puertas de madera que a su vez están cubiertas por una alfombra en la casa de la familia.

La antigua bañera se encuentra oculta debajo de un par de puertas de madera en la sala de estar de la casa de la familia.

La antigua bañera se encuentra oculta debajo de un par de puertas de madera en la sala de estar de la casa de la familia. Crédito: Asaf Peretz, IAA

Amit Re'em, arqueólogo de la IAA, dijo que "el descubrimiento de la bañera ritual refuerza la hipótesis de que hubo un asentamiento judío desde el tiempo del Segundo Templo ubicado en la región de lo que hoy es Ein Kerem."

Con bastante arrogancia también afirmó que "casos así en los que se descubren antigüedades debajo de una vivienda privada solo ocurren en Israel, y particularmente en Jerusalén." Por supuesto que está equivocado, ya que ha habido hallazgos espectaculares debajo de viviendas privadas por todo el mundo.

En el 2014 en Turquía se descubrió una antigua ciudad subterránea debajo de una casa en Anatolia. En enero de 2015 se anunció que se encontraron partes de la calzada de la Gran Pirámide de Guiza debajo de una casa en la aldea de El Haraneya. Y en abril de 2015, un italiano comunicó que había encontrado siglos de historia en su sótano mientras reparaba el lavabo. Entre sus hallazgos había tumbas, osarios, túneles secretos utilizados por órdenes religiosas, pinturas, un altar y miles de objetos más.

Imagen: Fotografía de la bien preservada mikve labrada en roca. (Assaf Peretz, cortesía de la Autoridad de Antigüedades de Israel)

Por April Holloway

Traducido por Andrés González

Siguiente Artículo