All  
los hongos mágicos contienen la psilocibina química que causa alucinógenos. Fuente: Martina / Adobe Stock.

Científicos Elaboran Alucinógeno de "Hongo Mágico"

Los científicos han modificado con éxito E. coli para crear el poderoso químico psicoactivo que se encuentra en los hongos mágicos que fueron consumidos por la mayoría de las tribus prehistóricas.

En el nuevo estudio publicado en línea el 21 de septiembre por la revista Metabolic Engineering, un equipo de investigadores de la Universidad de Miami ha transformado una célula bacteriana común en una 'fábrica de drogas' psicodélica que produce grandes cantidades de psilocibina, el químico excepcionalmente fuerte que se encuentra en los 'hongos mágicos '.

La magia de la libertad

La psilocibina se puede encontrar en más de 100 especies diferentes de hongos en todo el mundo, pero sobre todo en Psilocybe cubensis, también conocida como "gorra de la libertad" o "hongos mágicos". Con su tallo delgado y su tapa abovedada, el fármaco encontrado en este hongo fue abusado en los años 60, temido en los años 70, y en 1982 toda investigación sobre el químico estaba prohibida hasta 1996 cuando se inició nuevamente.

Si bien los hongos mágicos son más conocidos y temidos por inducir alucinaciones que alteran la mente, los científicos consideran que la psilocibina es una sustancia química revolucionaria en el tratamiento de afecciones psiquiátricas que incluyen adicciones, trastorno de estrés postraumático y trastornos depresivos, según la FDA.

Pero por mucho que estas pequeñas máquinas de sueño orgánicas prometan curar los desórdenes psiquiátricos cada vez mayores del mundo, los pequeños demonios piden una cosa a cambio, el espacio, y mucho de este producto. Esta demanda es lo que inspiró al equipo de científicos que se propuso encontrar un método eficiente para cultivar y cosechar psilocibina, en lugar de cultivar cientos de toneladas de hongos, dijeron los autores en el documento.

Los antiguos orígenes del "viaje"

Los arqueólogos señalan varios sitios antiguos que determinan el consumo temprano de psilocibina, por ejemplo, alrededor de 10,000 AC en Australia, las pinturas rupestres sugieren que los trances inducidos por hongos eran parte de la cultura indígena. Además, las piedras en el Sahara del norte de África pintadas por tribus aborígenes ilustran los hongos psicoactivos distintivos de aproximadamente 9,000 a. C y el arte rupestre en España confirma que hace 6,000 años el hongo Psilocybe hispanica se consumía en rituales cerca de Villar del Humo (Cuenca).

Pinturas rupestres en Australia, donde la gente antigua usaba psilocibina psicoactiva. (Tillman / CC BY-SA 2.0)

Pinturas rupestres en Australia, donde la gente antigua usaba psilocibina psicoactiva. (Tillman / CC BY-SA 2.0)

Hoy, el equipo de investigadores utilizó las bacterias como una 'herramienta de producción' para que pueda ser diseñada para producir grandes cantidades de productos químicos y en este caso manipularon específicamente el metabolismo de la bacteria Escherichia coli, de modo que sus células comenzaron a producir grandes cantidades de psilocibina, según un comunicado de la universidad.

La alquimia del psicodélico E. coli

Estos hongos especiales, verdaderamente mágicos, fueron utilizados continuamente durante milenios por tribus indígenas de todo el mundo y para el año 1.500 a. C su consumo se había convertido en una parte central de los rituales y ritos de las culturas antiguas en lo que hoy es México, según un informe publicado en Science Alert. El coautor del estudio Andrew Jones es profesor de ingeniería química y biológica y en una declaración explicó que, en lugar de cultivar el hongo para uso ritual, el equipo de científicos extrajo cuidadosamente el ADN del hongo que "codifica su capacidad" para producir psilocibina. e insertaron esto en E. coli y produjeron múltiples cepas de "E. coli psicodélica".

Las culturas antiguas consumieron hongos con psilocibina para los rituales. (Fufufungi CC BY-SA 4.0)

Los usuarios prehistóricos de psilocibina fueron mucho más valientes que los sujetos de prueba de hoy en día, quienes son examinados por problemas de salud mental subyacentes antes de la aplicación de la magia para que los cambios mentales y físicos puedan ser monitoreados y evaluados científicamente. De vuelta en los templos en forma de hongo del México azteca, uno estaba bajo el hechizo del chamán que administraba dosis "aproximadas" donde los consumidores podían consumir entre 0.07 y 1.06 onzas (2 y 30 gramos) de hongos, entre 1 y 15 dosis según el estándar actual. Si bien la primera dosis puede provocar risitas interminables seguidas de profundas percepciones universales, la dosis posterior lo pondrá cara a cara con cualquier dios creador que debería imaginar.

E-coli mágico con psilocibina podría curar mentes con problemas

En este nuevo estudio, la E. coli psicodélica se cultivó en condiciones ambientales controladas donde los ingenieros genéticos podían ajustar la temperatura y el contenido de nutrientes para producir concentraciones altas de psilocibina de manera constante. La cepa eficiente conocida como "pPsilo16" finalmente se seleccionó y luego se produjo en masa en un biorreactor. El Dr. Jones dijo que, en el transcurso del estudio de 18 meses, el equipo aumentó la producción "en 500 veces".

E. coli se usó para clonar y producir en masa el ADN de la psilocibina. (motorolka/ Adobe Stock)

En conclusión, continuando con al menos 10,000 años de tradición humana, los chamanes de hoy en día son científicos genéticos y este equipo de sumos sacerdotes cree que sus resultados proporcionan evidencia convincente de que la psilocibina se puede cultivar en una "escala industrial" para su aplicación en tratamientos psiquiátricos. Esta afirmación, según los autores, se basa en su E. coli mágica que produce más psilocibina que cualquier otro organismo que los científicos hayan adaptado con ADN de psilocibina (hongos mágicos) hasta la fecha.

Imagen de Portada: los hongos mágicos contienen la psilocibina química que causa alucinógenos. Fuente: Martina / Adobe Stock.

Autor Ashley Cowie

Siguiente Artículo