Viajero incluso después de su muerte: las dos tumbas del navegante portugués Vasco da Gama | Ancient Origins España y Latinoamérica
All  
Portada - Lápida de la tumba de Vasco da Gama en Kochi, India (CC BY SA 4.0) y retrato de Vasco da Gama. (Public Domain)

Viajero incluso después de su muerte: las dos tumbas del navegante portugués Vasco da Gama

Vasco da Gama fue un navegante y aventurero portugués del siglo XV. Sin embargo, su historia no acabó con su muerte. De hecho, lo que ocurrió después con los restos de este explorador se convirtió en una página más de la historia del impresionante Monasterio de los Jerónimos de Lisboa (Portugal), así como de otra famosa iglesia de Kochi, (India).

Vasco da Gama murió en el transcurso de su tercer viaje a la India, el 24 de diciembre de 1524 en la ciudad de Kochi. Por aquel entonces ya era conocido como uno de los más grandes exploradores de la Era de los Descubrimientos, y había aportado fama y grandes riquezas a la corte portuguesa. Por otro lado, muchos navegantes quisieron seguir su ejemplo y vivir experiencias similares explorando nuevas tierras. Sin embargo, mientras Europa bullía de entusiasmo por estas exploraciones, otros continentes sufrían notablemente a causa de estas conquistas. Los europeos trajeron a los nativos de Asia, África, América y Australia dolor, enfermedades, muerte y miseria, en grado inconmensurable.

A lo largo de sus tres viajes, Vasco da Gama, junto con sus tripulaciones, creó una nueva ruta para las comunicaciones, cambiando el comercio marítimo para siempre. Además, abrió el mercado a una gran cantidad de nuevas mercancías, como especias por ejemplo, desconocidas en Europa hasta entonces. Sus exploraciones también cambiaron Asia para siempre. Tras la llegada de los portugueses, cada vez más europeos pusieron proa hacia oriente.

Grabado sobre acero de la década de 1850, coloreado a mano posteriormente, en el que se representa el encuentro de Vasco da Gama con Zamorín de Calicut. (Public Domain)

Grabado sobre acero de la década de 1850, coloreado a mano posteriormente, en el que se representa el encuentro de Vasco da Gama con Zamorín de Calicut. (Public Domain)

Vasco da Gama tenía unos 60 años cuando murió, aunque esta edad no es más que una estimación, ya que la fecha exacta de su nacimiento se desconoce. El explorador tenía numerosos seguidores y partidarios, además de enemigos, y su cuerpo se encontraba exhausto. Se cree que podría haber sido enterrado dos veces… aunque en la actualidad aún se discute quién fue enterrado realmente en su tumba definitiva. Se cuentan antiguas historias en la India en las que se dice que los huesos de Vasco da Gama podrían haber sido retirados con anterioridad a su teórica exhumación, por lo que el individuo enterrado en Lisboa podría ser alguien completamente diferente. Sin embargo, la versión oficial es que los restos de Vasco da Gama fueron exhumados en la India y enterrados de nuevo en su patria, Portugal.  

La primera tumba del explorador portugués

Vasco da Gama fue enterrado en un principio en la iglesia de San Francisco ubicada en el Fuerte Kochi de la ciudad de Kochi (conocida también como Cochín), en el actual estado indio de Kerala. Aunque la historia de la ciudad se remonta a épocas muy antiguas, esta iglesia fue construida en el año 1503. Es la iglesia europea más antigua de la India, y una de las más antiguas de Asia. Sin embargo, a decisión del rey portugués y a causa del peligro de que la tumba fuese saqueada en la India, catorce años después de su funeral Vasco da Gama inició una nueva aventura.

Iglesia de San Francisco de Kochi (Public Domain) y primera tumba de Vasco da Gama en Kochi (India). (Public Domain)

Iglesia de San Francisco de Kochi (Public Domain) y primera tumba de Vasco da Gama en Kochi (India). (Public Domain)

De este modo, los restos de Vasco da Gama fueron exhumados y transportados en barco. Tras la exhumación, la sepultura de la iglesia de Kochi fue abandonada al encontrarse la tumba vacía, aún con su lápida. Con todo ello, el famoso ‘lobo de mar’ Vasco da Gama emprendió su último viaje: a Lisboa, de regreso a casa. A pesar de que ya no alberga los restos del famoso explorador portugués, la tumba vacía de Kochi en la que descansó su cuerpo exánime en el pasado sigue siendo a día de hoy la atracción turística más importante de la ciudad.

Nueva tumba, nueva fuente de ingresos

El segundo funeral de Vasco da Gama tuvo lugar en el Monasterio de los Jerónimos de Lisboa. En esta época, el monasterio ya era un centro religioso muy popular de la ciudad de Lisboa. Fue construido en el siglo XV, pero su importancia aumentó por algo que hizo Vasco da Gama justo antes de partir rumbo a lo desconocido en 1497. Fue un hecho realmente notable, tras el cual el rey declaró al monasterio lugar privilegiado. Su capilla ya se encontraba consagrada a Santa María de Belém, pero en el momento en el que Vasco da Gama llevó hasta ella a su tripulación para rezar justo antes de zarpar en su primer viaje, la historia del monasterio cambió para siempre.

Vasco da Gama poco antes de zarpar en su primer viaje rumbo a lo desconocido. Mural de John Henry Amshewitz, RBA (c. 1936). (Public Domain)

Vasco da Gama poco antes de zarpar en su primer viaje rumbo a lo desconocido. Mural de John Henry Amshewitz, RBA (c. 1936). (Public Domain)

La modesta capilla empezó a ser sustituida por un monasterio y una iglesia a principios del año 1501. Las obras se prolongaron durante 100 años, por lo que sus fundadores nunca llegaron a ver el proyecto acabado. Fue construido por decisión del rey Manuel I de Portugal. La financiación del proyecto se llevó a cabo mediante impuestos procedentes de África y Oriente. El coste de las reformas fue más o menos de 70 kilos de oro anuales, y el dinero procedía principalmente del comercio. Éste aportó grandes cantidades de oro a Portugal, pero obviamente también provocó un gran descontento entre los habitantes de las tierras recientemente conquistadas.

Sin embargo, un creciente número de gente empezó a apreciar la iglesia y el monasterio con el paso del tiempo. El deseo de visitar la famosa tumba de Vasco da Gama llevaba a muchos a visitar el lugar. Este interés continúa aún a día de hoy, atrayendo a numerosos turistas (junto con su dinero) a la iglesia.

Tumba de Vasco da Gama en el Monasterio de los Jerónimos, Lisboa, Portugal. (Alvesgaspar/CC BY SA 4.0)

Tumba de Vasco da Gama en el Monasterio de los Jerónimos, Lisboa, Portugal. (Alvesgaspar/CC BY SA 4.0)

Ecos de un hombre legendario

A día de hoy, la cuestión de las exploraciones y los exploradores resulta bastante polémica. Es obvio que muchos exploradores, junto con sus tropas, hicieron cosas terribles, especialmente a las tribus nativas de las tierras que conquistaban. Sin embargo, muchos de estos aventureros no pensaban en nada de esto cuando emprendían sus viajes rumbo a lo desconocido. Es más, aunque sus tumbas se convirtieron en ‘minas de oro’ para las iglesias en las que fue enterrado, la historia de Vasco da Gama aún encierra más secretos.

En marzo del 2016, un equipo de investigadores informó del descubrimiento de un barco hundido que había formado parte de una de las flotas portuguesas de Vasco da Gama que alcanzó la India. Fue encontrado cerca de la isla de Al Hallaniyah, próxima a las costas de Omán.

Según el Ministerio de Patrimonio y Cultura de Omán, se cree que este barco es el Esmeralda, un navío que emprendió el segundo viaje con la flota de Vasco da Gama (1502-1503). Es posible que gracias a este descubrimiento se consiga más información sobre la época en la que Vasco da Gama realizó sus travesías.

Excavaciones submarinas en los restos hundidos del Esmeralda. (Esmeralda Shipwreck)

Excavaciones submarinas en los restos hundidos del Esmeralda. (Esmeralda Shipwreck)

Es también posible que en un futuro próximo los investigadores decidan exhumar los restos enterrados en Lisboa. Podría ocurrir que hubiese otro personaje famoso (junto a Cervantes y Colón) que hubiese sido finalmente enterrado en España. La historia de Vasco da Gama tras su muerte podría convertirse en parte de un nuevo y fascinante proyecto de investigación.

Imagen de portada: Lápida de la tumba de Vasco da Gama en Kochi, India (CC BY SA 4.0) y retrato de Vasco da Gama. (Public Domain)

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

M. Hancock, The Rough Guide to Lisbon, 2003.

G. J. Ames, Vasco da Gama: Renaissance Crusader, 2004

 A.C. Teixeira de Aragão, Vasco da Gama e a Vidigueira: um estudo historico, 1887.

Go Lisbon, Jeronimos Monastery, A World Heritage monument; Vasco da Gama's resting place, disponible en: http://www.golisbon.com/sight-seeing/jeronimos.html

Siguiente Artículo