portada-mocasín.jpg

El Gran Lago Salado de Utah desvela sus Secretos: Juegos Prehistóricos del siglo XIII

Cientos de objetos relacionados con juegos de todo tipo, como dados, aros, bastones de madera tallada y otros, han sido descubiertos en una cueva a orillas del Gran Lago Salado, conocida simplemente como “Cueva 1”, de acuerdo con el reportaje de Science y la web de noticias Western Digs .

Estos utensilios eran empleados en juegos de habilidad y azar, y los arqueólogos creen que puede haber otros 10.000 objetos más aún por descubrir. De ser así, sería la mayor colección de hallazgos relacionados con el juego descubierta en el Oeste de los Estados Unidos. Estos objetos, junto con otros procedentes de exploraciones anteriores están siendo estudiados actualmente por arqueólogos de la Universidad de Alberta y la Universidad Brigham Young.

La cueva, que antaño alojó a una oscura cultura conocida como “cultura del Promontorio”, ha sido objeto de repetidas investigaciones desde los años 30, prodigando abundantes descubrimientos. Entre éstos se incluyen una amplia colección de mocasines procedentes de las excavaciones llevadas a cabo en el 2010. También se descubrieron en el pasado huesos de animales, como bisontes y alces. La mayor parte de los hallazgos pueden datarse en un período que abarca entre 20 y 40 años a finales del siglo XIII.

mocasín.jpg

Mocasín de la Cueva del Promontorio, confeccionado con cuero de bisonte. Expuesto en el Museo de Historia Natural de Utah, en Salt Lake City ( Wikimedia Commons )

El Dr. John Ives ha estado investigando la cueva y sus alrededores durante muchos años y cree que la gama de objetos encontrados no tiene parangón en el oeste norteamericano. “Para mí podemos verlo como la intersección de tres factores: un estado de conservación notable, una población que habitó la cueva durante entre 20 y 40 años y una auténtica predilección cultural por el juego”, declaró a Western Digs .

El juego es una actividad poco comprendida en el campo de los estudios prehistóricos. De cualquier manera, el Dr. Ives cree que puede haber servido a un propósito más amplio más allá del mero entretenimiento, ayudando a diferentes grupos a interactuar a medida que cruzaban América en su migración. Las gentes del Promontorio parecen haber migrado hacia el sur desde una tierra originaria en el Canadá Subártico. Los huesos de animal encontrados han ayudado a los arqueólogos a obtener una valiosa comprensión de las vidas de estas gentes, sugiriendo que su población creció en número a principios del siglo XIII pese a que otras culturas cercanas, como los Fremont, habían dejado de cultivar y estaban recolectando debido a la sequía. Complejos factores sociales y ambientales dieron lugar a un periodo de agitación, pero las gentes del Promontorio parecen haber estado bien vestidas y alimentadas también durante esa época, indicando esto a su vez que el juego practicado en la Cueva 1 era una forma de diversión para gente que contaba tanto con recursos como con tiempo libre.

tejido-vegetal.jpg

Esterilla de tejido vegetal trenzado expuesta en el Museo de Historia Natural de Utah, Salt Lake City, Utah Estados Unidos. 2013, foto de Daderot ( Wikimedia Commons )

El hecho de que la mayor parte de las piezas descubiertas sean dados se ha interpretado como un argumento a favor de esta conclusión. Están hechos de trozos de caña partidos longitudinalmente, decorados por una cara con líneas marcadas mediante incisiones o fuego mientras que la cara opuesta no tiene marca alguna. La mayor parte de ellos fueron descubiertos cerca de la entrada de la cueva, junto al lugar donde encendían el fuego, que sin duda constituía un espacio de gran importancia social. El estudiante de doctorado Gabriel Yanicki cree que la mayor parte de los juegos de dados eran practicados por mujeres y que las apuestas entre las participantes eran menores que aquellas realizadas en los juegos practicados por los hombres. Probablemente incluirían pequeños objetos personales o decisiones sobre quién se encargaba de tareas domésticas como cocinar o lavar la ropa.

Las excavaciones han revelado cientos de piezas relacionadas con juegos, como estos trozos de caña partida y palos partidos para  juegos de dados y de otros tipos, según los arqueólogos (Foto cortesía de Ives and Yanicki)

Tenemos constancia histórica de juegos de dados similares entre otros pueblos indígenas como los Crow, de lo cual podemos deducir que los juegos de dados de la Cueva 1 pudieron formar parte de un juego de tablero en el cual se anotaban puntos de acuerdo con la cantidad de veces que las caras marcadas de entre tres y ocho dados caían boca arriba. Yanicky cree que aunque los hombres no participaran puede que sí apostaran sobre el resultado de estas partidas.

Otras piezas halladas en la cueva indican que los juegos de los hombres eran más físicos que los de las mujeres. Entre estos objetos tenemos un aro y un dardo adornado con plumas, siendo el propósito del juego pasar el dardo a través del aro mientras éste rodaba por el suelo. Las apuestas para este tipo de juegos debieron de ser mucho más altas, quizás incluyendo objetos de gran valor o la esclavitud del perdedor. Se pueden haber jugado también a fin de resolver disputas como alternativa a un combate. Del mismo modo, las gentes del Promontorio pudieron haber practicado tales juegos para decidir conflictos con sus vecinos Fremont.

Estos hallazgos sugieren lazos con gentes de tierras lejanas, ya que los dados de caña se asemejan a objetos similares que se pueden encontrar por todo el Sudoeste. Uno de los dados está hecho con un diente de castor envuelto en un tendón, muy parecido a un objeto encontrado en la costa de Oregón perteneciente a los Klamath. Otra pieza, un palo marcado con espirales, recuerda a hallazgos realizados entre los pueblos de la Columbia Británica mientras que el aro con el dardo emplumado tiene su contrapartida entre las tribus de las Grandes Llanuras y la Meseta del Colorado.

El Dr. Ives cree que en la época en que empezaron a habitar la cueva, las gentes del Promontorio acababan de llegar a la Gran Cuenca (región muy árida del Oeste de Estados Unidos). Esta sociedad acabó dando lugar a la aparición de culturas como los Apache y los Navajo.

Imagen de portada: Representación artística de juegos de azar entre los Nativos Americanos ( aboutnativeamericans.blogspot.com)

Autor: Robin Whitlock

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article