caligula.jpg

La Locura del Emperador Calígula

La historia de Calígula es una epopeya que se remonta miles de años atrás. En su corta vida, de sólo 29 años, experimentó una horrible tragedia, un profundo odio por el hombre que mató a su familia, un gran poder como emperador de Roma y, finalmente, una muerte brutal. Aunque su reinado como emperador duró sólo unos pocos años, las historias sobre Calígula han perdurado , convirtiendo su nombre en sinónimo de asesinato y libertinaje. En los últimos años de su vida, su comportamiento fue tan extravagante y extremo que muchos creen que sufría de demencia. Algunos dicen que fue conducido hasta la locura por los acontecimientos vividos, mientras que otros afirman que pudo haber sido un enfermo mental o que sufría los efectos de alguna enfermedad.

Calígula fue el tercer emperador del Imperio Romano. Nació el 31 de agosto del año 12 d. C. en Antium (ahora conocida como Anzio, Italia). Sus padres fueron Germánico y Agripina la Mayor y tuvo otros cinco hermanos: Nerón, Druso, Agripina la Menor, Drusila, y Julia Livia. Su nombre completo era Cayo César Germánico, pero a la edad de tres años se le dio el sobrenombre de Calígula, que significa "pequeña bota", cuando acompañaba a su padre en las campañas: a los soldados les divertía verlo vestido con su diminuto uniforme militar.

Germanicus-and-Agrippina.jpg

Germánico y Agripina, los padres de Calígula. Fuente de la imagen.

Su padre, Germánico era sobrino e hijo adoptivo del emperador Tiberio. La muerte de Germánico en el 19 d. C. vino acompañada de rumores sobre la posibilidad de que Tiberio hubiese ordenado envenenarlo puesto que eran rivales políticos. Agripina la Mayor creía que Tiberio era responsable de la muerte de su marido, declarando públicamente que buscaría venganza. En respuesta, Tiberio encarceló a Agripina la Mayor, Nerón y Druso. La joven edad de Calígula lo salvó de la pena de prisión y fue enviado a vivir con Livia: madre de Tiberio.

The-death-of-Germanicus.jpg

La muerte de Germánico por Nicolas Poussin (1628). Fuente de la imagen: Wikipedia

En el año 31 d.C., Calígula fue llevado hasta la isla de Capri para vivir con Tiberio. Calígula fue adoptado por Tiberio, el supuesto asesino de su padre y se vio obligado a ocultar su odio por él. Pronto, Calígula y su primo Gemelo se convirtieron en los herederos al trono. Sin embargo, tras la muerte de Tiberio en el año 37 d. C., el aliado de Calígula, Marco, organizó todo para que éste fuera nombrado emperador. Poco después, Calígula condenó a muerte tanto a Gemelo como a Marco.

Calígula tenía sólo 25 años cuando se convirtió en emperador de Roma en el año 37 d. C. y en principio fue bienvenido al trono y un querido emperador. Concedió diversos galardones a los militares, eliminó los impuestos injustos y liberó a los que habían sido encarcelados injustamente. Organizó lujosas competiciones de carros, espectáculos de gladiadores y obras de teatro. Ordenó la recuperación de los huesos de su madre y de sus hermanos, que colocó en la tumba de Augusto. Calígula era muy alto y pálido. Su cabeza calva y su cuerpo muy velludo,  a menudo eran objeto de bromas.

Caligula-Depositing-Ashes--Mother-Brother.jpg

Calígula deposita las cenizas de su madre y de su hermano en la tumba de sus antepasados , de Eustache Le Sueur (1647). Fuente de la imagen: Wikiart

Pocos meses después de convertirse en emperador, Calígula cayó gravemente enfermo. Se sospechaba de un posible envenenamiento. A pesar de que se recuperó de su enfermedad, parece ser que fue, a partir de ese momento, cuando comenzó a realizar todo tipo de locuras. Comenzó a matar personas cercanas a él o, simplemente, las exiliaba. Hasta Tiberio Gemelo, su primo e hijo adoptivo, fue ejecutado. La abuela de Calígula, indignada por ello, también murió poco después. Con ella existe cierto desacuerdo histórico en cuanto a la forma de su muerte ya que algunos aseguran que se suicidó y otros insisten en que fue envenenada por Calígula.

Uno de los actos más atroces cometidos por Calígula fue autodeclararse dios. Ordenó la construcción de un puente entre su palacio y el templo de Júpiter, para poder reunirse con la deidad. Comenzó a aparecer en público vestido como varios dioses y semidioses como Hércules, Mercurio, Venus y Apolo. Según se informa, al reunirse con los senadores, comenzó a referirse a sí mismo como a un dios y se le reconoció  como Júpiter en diversas ocasiones en distintos documentos públicos. Calígula mandó retirar las cabezas de varias estatuas de dioses en varios templos y las reemplazó con la suya propia.

Dado que las acciones de Calígula se hicieron cada vez más ofensivas, el pueblo de Roma comenzó a odiarlo comenzando a desear deshacerse de él como líder. En un momento dado, Calígula declaró ante el Senado que abandonaba Roma para trasladarse a Egipto, donde iba a ser adorado como un dios vivo. Casio Querea, miembro de la Guardia Pretoriana comenzó a planear la muerte del emperador. El 24 de enero del año 41 d. C., un grupo de guardias atacó a Calígula tras un evento deportivo. Fue apuñalado más de 30 veces y después de su muerte, fue enterrado en una tumba poco profunda. Se comentaba que Querea había sido el primero en apuñalar Calígula, uniéndose después otros a él. Su esposa y su hija también fueron apuñaladas y asesinadas. Después de su fallecimiento, el Senado ententó borrarlo de la historia romana, ordenando la destrucción de sus estatuas y restaurando la República. Sin embargo, el pueblo de Roma estaba enojado y exigió venganza contra los que asesinaron a su Emperador. El tío de Calígula, Claudio, se convirtió en el siguiente emperador, ordenando la muerte de Querea y de cualquier otra persona que hubiese participado en su asesinato.

The-assassination-of-Caligula.jpg

El asesinato de Calígula. Fuente de la imagen: akgimages

Algunos aseguran que Calígula estaba loco, pero otros historiadores han teorizado que Calígula pudo haber sufrido de epilepsia, con el temor constante de sufrir convulsiones. Esta teoría se apoya en el hecho de que Calígula era conocido por hablar a la luna (antiguamente se creía que la epilepsia era causada por los efectos de la luna). Otros historiadores teorizan que Calígula pudo haber sufrido de hipertiroidismo debido a su irritabilidad y a la forma en que fijaba su vista en la distancia.

Pese a que su tiempo como emperador fue breve, lo que está claro es que produjo gran impacto en el Imperio Romano. Nunca se sabrá si fue conducido a la locura por las horribles muertes de los miembros de su familia a manos del hombre que más tarde lo crió, si fue debido a un  envenenamiento o si sufría de alguna enfermedad mental no diagnosticada. Sin embargo, una cosa sí está clara: Calígula, con su locura caprichosa, ha pasado a la historia como uno de los más infames emperadores romanos de todos los tiempos.

Imagen destacada: Un busto de mármol de Calígula. Fuente de la imagen.

Fuentes:

Calígula - History.com

El reinado de Calígula de poder - Biography.com

7 cosas que no sabes acerca de Calígula - History.com

Calígula - Wikipedia

Autor: M R Reese

Traducción: Moreno Montañaroja

Este articúlo fue publicado originalmente en inglés en www.ancients-origins.net y ha sido traducido con permiso.           

Next article