Portada-El Sudario de Turín: imagen moderna, procesada digitalmente del rostro del lienzo [izquierda]. A la derecha, imagen del cuerpo tal y como aparece en el sudario. (CC BY-SA 3.0)

Nuevo Estudio Demuestra que la Sábana Santa de Turín Contiene ADN Procedente de Todo el Mundo

La Sábana Santa de Turín es considerada por muchos el sudario que envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret, aunque para los escépticos no pasa de ser un mero artículo religioso de interés histórico. Este sudario ha cautivado desde siempre a estudiosos y científicos por igual debido a su misteriosa naturaleza. Ahora, nuevas pruebas de ADN se unen a las numerosas investigaciones que han intentado profundizar en los extraños y misteriosos orígenes de esta reliquia.

El lienzo, una pálida sábana de lino de aproximadamente 4,5 metros (14 pies) de largo, podría ser considerada de escaso interés de no ser por sus características manchas de color pardo-rojizo sobre su superficie. La imagen de un hombre estirado con las manos cruzadas se adivina sobre la tela, con las vistas frontal y posterior de la cabeza encontrándose justo en medio del sudario, lo que sugiere que envolvió un cadáver desnudo por ambos lados, de la cabeza a los pies. Las imágenes del lienzo revelan incontables y terribles heridas en el cuerpo, cuchilladas, carne arrancada, perforaciones y marcas de azotes. Estas huellas indican para los defensores de la autenticidad de la Sábana Santa la evidencia de la crucifixión y la descripción bíblica de la muerte de Jesús.

La Sábana Santa de Turín completamente extendida. Científicos y estudiosos aún no han resuelto todos sus misterios. (Public Domain)

La Sábana Santa de Turín completamente extendida. Científicos y estudiosos aún no han resuelto todos sus misterios. ( Public Domain )

La Historia Oculta de la Sábana Santa

El registro histórico sitúa la Sábana Santa cronológicamente a principios del siglo XIV. Los estudiosos debaten su posible existencia antes de 1390, definiendo el período anterior como “muy turbio.” Incluso en la época medieval ya hubo discusiones acerca de la autenticidad del sudario, con escritos cruzados entre diferentes autoridades eclesiásticas en los que se daba a entender que era un fraude. No obstante, los historiadores plantean la posibilidad de que varios de estos ‘sudarios’ estuvieran en circulación por aquel entonces, y que las acusaciones de fraude podrían no tener nada que ver con el lienzo que se encuentra a día de hoy en la catedral de Turín.

La existencia de este sudario está bien documentada desde el siglo XV. Fue transferida formalmente a la Casa de Saboya en 1453, y sufrió daños en un incendio. En diversos momentos de la historia se le han aplicado diferentes parches y arreglos. En el siglo XVII se encontraba en una capilla, pero no fue hasta 200 años más tarde cuando se expuso públicamente, y se fotografió por primera vez.

Negativos fotográficos de la Sábana Santa de Turín. (Public Domain)

Negativos fotográficos de la Sábana Santa de Turín. ( Public Domain )

Fueron estas fotografías las que provocaron que el sudario dejara de ser una simple reliquia para convertirse en una auténtica sensación. Las fotos no parecían demasiado interesantes por sí mismas, hasta ver los negativos, tras lo cual una detallada imagen de un hombre con barba y cubierto de heridas se hizo claramente visible. Se había sospechado hasta entonces que las manchas y las imágenes habían sido pintadas sobre el lienzo de lino por algún artista en cierto momento de su historia, pero el descubrimiento de la imagen detallada de un cuerpo plasmada sobre la tela obligó a replantear estas teorías drásticamente, y convenció a muchos de que las imágenes eran producto del contacto del sudario con un cadáver humano real. Algunos cristianos creen que la imagen fue proyectada del cuerpo de Jesús a la tela gracias a una emisión de “luz divina” o “energía” tras su resurrección.

Cartel que anuncia la exhibición pública de la Sábana Santa del año 1898 en Turín. Secondo Pia tomó su famosa fotografía demasiado tarde como para incluirla en el cartel. Por esta razón, la imagen del rostro de Jesús está pintada. (Public Domain)

Cartel que anuncia la exhibición pública de la Sábana Santa del año 1898 en Turín. Secondo Pia tomó su famosa fotografía demasiado tarde como para incluirla en el cartel. Por esta razón, la imagen del rostro de Jesús está pintada. ( Public Domain )

Si ésta fue realmente la mortaja que envolvió el cuerpo del Jesús de Nazaret histórico, habría que datar el sudario aproximadamente en el año 30 d. C., fecha bíblica de la muerte de Jesús. Sin embargo, esta datación no coincide con el registro histórico, que es posterior, ni con las investigaciones científicas más modernas realizadas sobre la reliquia.

Exámenes Científicos y Revelaciones Sorprendentes

Se han llevado a cabo diversas pruebas sobre la Sábana Santa de Turín desde que se permitió por primera vez a los científicos investigarla en 1969, lo que incluye exámenes físicos, análisis químicos y dataciones mediante radiocarbono. Los exámenes iniciales condujeron a la formación en Turín de una Comisión de 11 miembros integrada por científicos y asesores, y en 1977 vio la luz el Shroud of Turin Research Project (STURP – “Proyecto de Investigación de la Sábana Santa de Turín”).

Sus hallazgos, basados en una amplia gama de rigurosas pruebas científicas, fueron hechos públicos en 1981, declarando entonces esta Comisión oficialmente:

“Podemos afirmar por ahora que la imagen del Sudario es la forma humana real de un hombre azotado y crucificado. No es la obra de un artista. Las manchas de sangre contienen restos de hemoglobina y también dan positivo en las pruebas de albúmina. La imagen sigue siendo un misterio por ahora, y hasta que no se realicen nuevos exámenes químicos, quizás por parte de este mismo grupo de científicos o por otros en el futuro, la incógnita seguirá sin estar resuelta.”

Los investigadores no encontraron rastro alguno de pigmentos artificiales, lo que significa que la imagen fue proyectada a partir de un cuerpo humano real, aunque la pregunta de cómo ocurrió algo así aún sigue sin respuesta.

La datación del lienzo mediante radiocarbono reveló que el material del sudario databa de un intervalo comprendido entre los años 1260 y 1390, una revelación asombrosa que contradecía la cronología de la muerte de Jesús. Pero se criticaron estas conclusiones afirmando que las muestras de tela analizadas procedían de los parches más modernos, y no del tejido original.

Sumándose al gran número de extrañas revelaciones acerca del enigmático sudario, un equipo de investigadores italianos ha descubierto recientemente que el lienzo podría haber sido tejido en la India y que contiene ADN procedente de todo el mundo. Secuenciando el ADN del polvo y el polen presentes en el sudario, se han desvelado los orígenes de los pueblos y los diferentes tipos de entorno con los que la Sábana Santa estuvo en contacto en su tiempo.

Los análisis de ADN demuestran que el lienzo podría haber sido manufacturado en la India, y haber viajado a continuación por todo el mundo hasta llegar a Italia en la época medieval, levantando dudas sobre un eventual origen medieval europeo.

Entre las diferentes plantas descubiertas al secuenciar el ADN presente en el sudario había cola de caballo, tréboles, ballico y achicoria, cuyos orígenes apuntaban a Asia, Oriente Medio e incluso América .

El Cuerpo de la Sábana Santa

Las manchas señalan las heridas y la sangre del cadáver que envolvió la Sábana Santa. Las imágenes del lienzo parecen mostrar un cuerpo marcado por cortes de casi todas las formas; en él se pueden apreciar huellas de pinchazos, heridas profundas y cortes lineales. En una de las manos hay una marca redonda producto de una perforación, y heridas punzantes similares de gran tamaño se pueden observar también en los pies.

La célebre Sábana Santa de Turín, una misteriosa reliquia. (Public Domain)

La célebre Sábana Santa de Turín, una misteriosa reliquia. ( Public Domain )

Se interpreta por lo general que el rostro del hombre con barba del sudario está hinchado y deformado por haber sido golpeado con fuerza. Las manchas de sangre parecen estar por todas partes, especialmente en torno a la cara y a ambos brazos.

El Gran Interrogante – ¿Cómo Ocurrió?

A pesar de todas las pruebas científicas realizadas, no se han obtenido respuestas válidas al interrogante de cómo quedó plasmada la imagen sobre el sudario, salvo que, como podrían afirmar los creyentes, ocurriera un milagro. Se ha comprobado que las imágenes no están pintadas sobre el lienzo, sino integradas en el propio lino del tejido, y los numerosos intentos que se han llevado a cabo para recrear imágenes similares y reproducir la poco usual coloración de la tela han fracasado sin excepción. El físico y experto investigador del fenómeno de la Sábana Santa Paolo Di Lazzaro se refiere esta cuestión como “el gran interrogante”: ¿cómo se realizó esta imagen?

Di Lazzaro y sus colegas han empleado láseres de última generación para dirigir breves e intensos estallidos de luz ultravioleta sobre lino en bruto en un intento de replicar las imágenes del sudario. Al final no consiguieron emular la calidad de imagen de la Sábana Santa, de hecho ni siquiera fueron capaces de reproducir una figura humana al completo. Independientemente de la antigüedad de la reliquia, la ciencia es incapaz de duplicarla. ¿Cómo fue entonces creada esta imagen hace tantos años?

“Es poco probable que la ciencia consiga responder convincentemente a los numerosos interrogantes que plantea el sudario. Será necesario por tanto recurrir a la fe para contestar a las preguntas que no tienen una clara respuesta—ya sea la ‘fe’ de los escépticos o la fe de los creyentes,” declaró recientemente Di Lazzaro a National Geographic .

La autenticidad del sudario no ha sido reconocida oficialmente por la Iglesia Católica, que se ha limitado a referirse a ella como “un espejo del evangelio”, e incluso en palabras de Juan Pablo II, como una “notable reliquia”. No obstante, la Iglesia aconseja el culto a la Sábana Santa, y el lienzo ha sido protegido y venerado por los fieles durante siglos. En la actualidad se encuentra expuesta en Turín, ciudad del norte de Italia, en el interior de una urna hermética tras un vidrio a prueba de balas, bajo condiciones ambientales controladas, y custodiada y protegida por cámaras, drones y policías.

Modelo tridimensional de la impronta de la Sábana Santa de Turín (Flickr/CC BY 2.0)

Modelo tridimensional de la impronta de la Sábana Santa de Turín (Flickr/ CC BY 2.0 )

La ciencia puede estar hoy un poco más cerca de averiguar los orígenes del sudario, o de conocer sus viajes anteriores a la Edad Media, pero los investigadores no parecen estar más cerca de poder explicar la verdadera naturaleza de esta reliquia religiosa. Philip Ball, antiguo director de la revista científica Nature, ha afirmado acerca del persistente misterio de la Sábana Santa: “es justo decir que, a pesar de las pruebas aparentemente definitivas de 1988, los misterios del Sudario de Turín siguen siendo más indescifrables que nunca. Por si fuera poco, la naturaleza de la imagen y la forma en que fue plasmada sobre el lienzo continúan constituyendo un profundo enigma.” Un profundo enigma aún sin resolver décadas más tarde, lo que confirma a la Sábana Santa de Turín como una de las más controvertidas e inexplicables reliquias de la historia.

Imagen de portada: El Sudario de Turín: imagen moderna, procesada digitalmente del rostro del lienzo [izquierda]. A la derecha, imagen del cuerpo tal y como aparece en el sudario. (CC BY-SA 3.0)

Autor: Liz Leafloor

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Barcaccia, G.  et al.  Uncovering the sources of DNA found on the Turin Shroud.  Sci. Rep.  5, 14484; doi: 10.1038/srep14484 (2015).

Charles Freeman. “The Origins of the Shroud of Turin” 2014. HistoryToday.com [Online] Disponible en: http://www.historytoday.com/charles-freeman/origins-shroud-turin

Rhodi Lee. “ Shroud Of Turin Possibly Created In India But Contains DNA From Plants All Over The World: Study. ” 2015. TechTimes.com [Online] Disponible aquí.

April Holloway. “Could ancient earthquake explain face of Jesus in Shroud of Turin?” 2014. Ancient-Origins.com [Online] Disponible aquí.

Frank Viviano. “Why Shroud of Turin's Secrets Continue to Elude Science” 2015. NationalGeographic.com [Online] Disponible aquí.

Mark Guscin, B.A. M.Phil. "The Sudarium of Oviedo: Its History and Relationship to the Shroud of Turin". 1997. Shroud.com [Online] Disponible en: https://www.shroud.com/guscin.htm

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article