All  
Portada-los diamantes Tereshchenko y Hope, dos raras gemas azules mundialmente famosas. Fotografía: CC BY-SA 4.0

Deslumbrante y peligroso: la historia del magnífico y misterioso diamante Hope

El diamante Hope es una de las piedras preciosas más conocidas del mundo. Este famoso diamante lleva expuesto en el Museo Nacional de Historia Natural de Washington D. C. (administrado por la Institución Smithsoniana) desde el año 1958. No obstante, puede seguirse su rastro en la historia varios siglos atrás, y en ella aparecen diversos personajes históricos muy notables.

Está muy extendida la creencia de que el diamante Hope está maldito, ya que la mala suerte ha caído (supuestamente) sobre muchas de las personas vinculadas a esta gema. Existe también el argumento contrario, que afirma que no hay pruebas que corroboren esta creencia, y que la leyenda de la maldición fue creada únicamente para despertar el interés por el diamante.

El nacimiento del diamante Hope

Se cree que el diamante Hope se formó en las profundidades de la Tierra, y a continuación fue expulsado al exterior por una erupción volcánica hace más de mil millones de años. A diferencia de los diamantes ordinarios, que son incoloros, el diamante Hope es de un profundo color azul, como resultado de la presencia de cantidades muy pequeñas de un elemento conocido como boro en su estructura cristalina. Solo uno de entre cientos de miles de diamantes son de este profundo color azul. El diamante pesa 45,52 quilates, y es el diamante azul oscuro de mayor tamaño conocido.

El diamante Hope expuesto en el Museo Nacional de Historia Natural de Washington D. C. (CC BY-SA 3.0)

El diamante Hope expuesto en el Museo Nacional de Historia Natural de Washington D. C. (CC BY-SA 3.0)

Según una de las versiones de la historia original del diamante Hope, en el pasado adornaba un ídolo de un templo hindú de la India. Un día, el diamante fue robado por un sacerdote hindú, que fue castigado por ello con una lenta y dolorosa muerte por su crimen. De algún modo, se dice que el diamante acabó en una mina cercana al río Krishna, al sudoeste de la India.

Otra de las versiones nos habla de su primer propietario europeo, un comerciante francés de nombre Jean Baptiste Tavernier, que habría sido el sacrílego ladrón de la gema. Por otro lado también se afirma que Tavernier fue golpeado por la ‘maldición’ al verse asaltado por una violenta fiebre poco después de robarlo, muriendo a consecuencia de ella y siendo su cadáver devorado por los lobos. No obstante, esta versión parece ser una leyenda: está documentado que Tavernier vivió hasta la avanzada edad de los 84 años; regresó a Francia, vendió el diamante al rey francés, se retiró a Rusia y murió pacíficamente muchos años más tarde.

La desaparición del diamante

Una versión más plausible de la historia es que Tavernier habría adquirido el diamante en la Mina Kollur de Golconda, la India. Fue entonces cuando la gema habría sido toscamente tallada, y posiblemente pesara por aquel entonces 115 o 112 3/16 quilates.

Tras hacerse con el diamante, Tavernier regresó a Francia y lo vendió al rey francés Luis XIV en 1668, junto con otros 14 diamantes de gran tamaño y muchos otros más pequeños. En 1673, el diamante fue tallado de nuevo por el joyero de la corte Sieur Pitau, convirtiéndose en una gema de 67 1/8 quilates, que pasó a ser conocida como diamant bleu de la Couronne de France (‘El diamante azul de la Corona de Francia’, o de manera abreviada como ‘El Azul Francés’). El diamante siguió en posesión de la monarquía borbónica hasta la Revolución Francesa, cuando fue robado en el año 1792.

El diamante Hope en el año 1974. (Archivos de la Institución Smithsoniana)

El diamante Hope en el año 1974. (Archivos de la Institución Smithsoniana)

El diamante Hope desapareció por un tiempo, saliendo a la luz de nuevo en Londres en el año 1812. Está documentado que un diamante similar al Azul Francés estuvo en poder de un comerciante de diamantes londinense de nombre Daniel Eliason.

La creencia más extendida es que este diamante era el Azul Francés, pero que fue tallado de nuevo tras desaparecer durante la revolución. Se ha especulado con la posibilidad de que el diamante fuese comprado por Jorge IV del Reino Unido. Las deudas de este rey eran tan inmensas que a su muerte en 1830 el diamante fue vendido, quizás a través de canales privados.

El rey Jorge IV del Reino Unido. (Public Domain)

El rey Jorge IV del Reino Unido. (Public Domain)

Otros propietarios

Parece que a continuación el diamante pasó a ser propiedad de Henry Philip Hope, de quien tomó su nombre. No existe sin embargo registro histórico alguno que confirme quién vendió a Hope el diamante, o el precio que éste pagó por él. El diamante siguió en poder de la familia Hope hasta el año 1901, cuando fue vendido para saldar las deudas de Lord Francis Hope, nieto del sobrino de Henry Philip Hope. Durante los 9 años siguientes, el diamante cambió de manos en varias ocasiones. El siguiente dueño conocido del diamante Hope fue la Sra. Evalyn Walsh McLean, que compró el diamante en 1911 y lo conservó hasta su muerte en 1947.

El heredero del Washington Post Edward Beale McLean y su esposa Evalyn Walsh McLean, heredera de una compañía minera, en 1912. La pareja fue propietaria del diamante durante muchos años. (Public Domain)

El heredero del Washington Post Edward Beale McLean y su esposa Evalyn Walsh McLean, heredera de una compañía minera, en 1912. La pareja fue propietaria del diamante durante muchos años. (Public Domain)

La colección de joyería de la Sra. McLean, en la que estaba incluido el diamante Hope, fue adquirida por la empresa Harry Winston Inc. de Nueva York. El diamante Hope fue expuesto públicamente en numerosos eventos y actos de caridad, antes de ser donado al Instituto Smithsoniano en 1958. Se cree que el diamante ha abandonado el museo en solo cuatro ocasiones desde entonces.

Imagen de portada: los diamantes Tereshchenko y Hope, dos raras gemas azules mundialmente famosas. Fotografía: CC BY-SA 4.0

Autor: Wu Mingren

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Baidya, S., 2016. 20 Interesting Hope Diamond Curse Facts. [Online]
Disponible en: http://factslegend.org/20-interesting-hope-diamond-curse-facts/

Caputo, J., 2010. Testing the Hope Diamond. [Online]
Disponible en: http://www.smithsonianmag.com/science-nature/testing-the-hope-diamond-63311794/?all&no-ist

Conradt, S., 2008. The Quick 10: 10 Victims of the Hope Diamond Curse. [Online]
Disponible en: http://mentalfloss.com/article/19579/quick-10-10-victims-hope-diamond-curse

Department of Mineral Sciences, National Museum of Natural History, 2016. The Hope Diamond. [Online]
Disponible en: http://www.si.edu/Encyclopedia_SI/nmnh/hope.htm

Live Science Staff, 2011. Is the Hope Diamond Really Cursed?. [Online]
Disponible: http://www.livescience.com/16981-hope-diamond-cursed.html

Redford, B., 2014. Mystery of the Hope Diamond Curse. [Online]
Disponible en: http://www.livescience.com/45239-hope-diamond-curse.html

Rosenberg, J., 2015. The Curse of the Hope Diamond. [Online]
Disponible en: http://history1900s.about.com/od/1950s/a/hopediamond.htm

Small, L. M., 2000. The Hope Diamond. [Online]
Disponible en: http://www.smithsonianmag.com/travel/the-hope-diamond-102556385/?all&no-ist

Siguiente Artículo