Portada-Reina-Illiria.jpg

La Feroz Reina de los Ilirios: Teuta la Indómita

(Leer articulo en una sola página)

Tras la derrota de Cartago en la Primera Guerra Púnica, en el año 241 a. C., la República romana se hizo con el dominio naval del Mediterráneo. Sin embargo, su control de los mares no era absoluto. Al Este de Italia otro poder se alzaba, el del reino de los Ardiaeos  que, gobernado por una tribu de los Ilirios,  comenzó a amenazar las rutas comerciales romanas sobre el Mar Adriático. Al timón de dicho reino se encontraba la osada e inteligente Reina Teuta.

Teuta era la esposa de Agrón, rey de los Ardiaeos.  Fue bajo el liderazgo de Agrón cuando los Ardiaeos se convirtieron en una fuerza digna de tener en cuenta. Según el historiador romano Apiano de Alejandría, Agrón había ampliado su reino conquistando una parte del Épiro, así como Corfú, Epidamno y Faros. Además, su flota era muy temida en el Adriático.

Reina-Teuta.jpg

Busto de la Reina Teuta en el Museo de Shkodra. 2005. Fotografía por Irvi Hyka ( Wikimedia Commons ).

En el año 231 a. C., Agrón murió de forma imprevista después de conseguir una aplastante victoria sobre los Etolios. Según el historiador griego Polibio, " el Rey Agrón, cuando su flota regresó y sus oficiales le dieron cuenta de la batalla, se llenó de tanta alegría en su mente por haber derrotado a los Etolios, por aquel entonces el más orgulloso de los pueblos, que se entregó a diversas celebraciones y apasionados excesos, por los que cayó en una pleuresía que terminó con él, de forma fatal, en sólo unos días." Como el heredero de Agrón, Pinnes, era todavía un niño al morir su padre, el reino de los Ardiaeos pasó a ser gobernado por Teuta, que se convirtió en reina regente.

Pese a que Teuta continuó la política expansionista de su malogrado esposo, sus acciones fueron descritas con un halo de negatividad por Polibio. Aunque ésto bien pueda deberse a su falta de objetividad, basada en su punto de vista enfocado en la historiografía Romana. Según Polibio, Teuta poseía la "natural cortedad de miras de una mujer" y añadió que ella "no veía otra cosa que no fueran sus éxitos recientes así que no podía darse cuenta de todo lo que estaba ocurriendo a su alrededor". Polibio también mencionó que Teuta apoyó la práctica Iliria de la piratería, saqueando a sus vecinos sin criterio y ordenando a sus comandantes tratarlos a todos como a enemigos.

Reina-Illiria.jpg

La Reina Iliria Teuta y el Banco Nacional de Albania, Durrës. ( realmonte.net)

Serían estas incursiones piratas las que, tarde o temprano, acabarían obligando a los Romanos a declararle la guerra a Teuta. En un principio el Senado Romano obvió las quejas contra los Ilirios que los comerciantes que navegaban por el Adriático le iban presentando. Sin embargo, como el número de quejas aumentaba, el Senado se vio forzado a intervenir. En un primer momento los Romanos intentaron hacer uso de la vía diplomática, enviando a varios representantes a la corte de Teuta. Pero, según narran las fuentes clásicas, Teuta quedó muy descontenta con los enviados romanos y no se mostró razonable en sus negociaciones con ellos llegando, incluso, a violar la inmunidad diplomática de dichos representantes. Así, Polibio escribe que uno de los diplomáticos fue asesinado mientras se disponía a regresar a Roma. Casio Dio, por su parte, menciona que algunos enviados fueron encarcelados mientras que a otros los mataron.

Yelmo-Illirico.jpg

Yelmo "Ilírico". Bronce. Grecia, siglos VI-V a. C. Procedente de Argolis-Grecia. Fotografía de David Liam Moran, 2007. ( en.wikipedia.org)

Cuando las noticias de lo sucedido llegaron a Roma, los romanos se sintieron ultrajados y declararon la guerra a Teuta. Una flota de 200 barcos se preparó para la invasión, apoyada por un ejército de tierra. El primer objetivo de la flota romana era la isla de Corfú, gobernada por Demetrio, quien era, además, gobernador de Faros. En sendos relatos de Apiano y Polibio se cuenta que Demetrio traicionó a los Ilirios, rindiendo Corfú y Faros a los romanos. Sin embargo, según Casio Dio, fue la propia Teuta quien mandó a Demetrio entregar Corfú a los romanos a cambio de una tregua. No obstante, poco después Teuta rompía la tregua atacando Epidamno y Apolonia, obligando así a los romanos a intervenir de nuevo. Demetrio, posteriormente y a consecuencia de los caprichos de la reina, acabaría por ofrecer su lealtad a Roma. 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article