Cráneo-australopitecus-sediba.jpg

Tejido Conservado de un Antepasado Humano de 2 millones de años de Antigüedad podría ser la Piel más Antigua jamás encontrada

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de científicos que investiga las especies humanas primitivas en una cueva antigua cerca de Johannesburgo, Sudáfrica, ha revelado que preserva el tejido encontrado en un fósil de 2 millones de años de edad, y que puede ser la muestra más antigua de piel humana nunca recuperada. El hallazgo podría revelar nueva información sobre las especies y sobre nuestros orígenes humanos.

La muestra viene de los restos de 4 pies de 2 pulgadas de altura de un joven masculino, perteneciente a la especie conocida como Australopithecus sediba , y se recuperó en 2008 en una cueva en la Reserva Natural Malapa, en la "Cuna de la Humanidad y Patrimonio de la Humanidad'. El área es muy importante: casi un tercio de toda la evidencia de los orígenes humanos en África proviene de sólo unos pocos sitios de esta región.

sitio-de-Malapa.jpg

El sitio de Malapa, lugar de ldescubrimiento en agosto de 2011 de Australopithecus sediba. Foto:Lee R. Berger ( Wikimedia Commons )

El profesor Lee Berger, un antropólogo de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, quien ha estado como responsable de la excavación, se dio cuenta de que el cráneo, que fue incrustado en la roca cementada, tenía capas finas alrededor, y que parecía tejido blando conservado.

El cráneo se examinó mediante la digitalización en 3D, microscopía y análisis químico en un intento de descubrir de lo que estaban hechas sus capas delgadas.

"Nos dimos cuenta de que era más de una normal roca - contenía preservada la materia orgánica", dijo el profesor Berger. "Restos de plantas se han encontrado en su interior - semillas y similares- incluso unas partículas de alimentos conservadas en los dientes, y eso nos permitirá ver lo que había comido. Tal vez más notable, creemos haber encontrado la piel fósil aquí también".

El Profesor Berger, que hizo sus comentarios en una entrevista con Naked Scientists , explicó que el Australopithecus sediba fue descubierto por primera vez después de que su hijo Matthew tropezó con un hueso fosilizado en la Reserva Natural Malapa cerca de Johannesburgo.

Matthew-Berger-sitio-de-Mal.jpg

 Matthew Berger después del descubrimiento de la clavícula del Australopithecus sediba en el sitio de Malapa. Foto: Lee R. Berger ( Wikimedia Commons )

El Australopithecus sediba fue identificado como una nueva especie en base a restos fósiles de seis esqueletos descubiertos, separados entre ellos, en el fondo de la cueva de Malapa, donde al parecer murieron, y se han fechado entre hace 1.977 y 1.980 millones de años.

Berger cree que la especie Australopithecus sediba recientemente clasificada podría ser el más reciente antepasado del género Homo. Esto se basa en una serie de características, algunas de las cuales son más parecidas a las humanas que las del Homo habilis, considerado por muchos científicos como el primer miembro de nuestro género. Al mismo tiempo, Australopithecus sediba también muestra similitudes con primates mucho más primitivos.

Australopithecus-sediba--y-Lucy.jpg

Australopithecus sediba, dos fósiles a la izquierda y la derecha. Se cree que ha sido una especie de transición entre los mayores Australopithecus, como Lucy (en el medio), y la especie Homo posterior. Imagen compilada por Peter Schmid, cortesía de Lee R. Berger. ( Wikimedia Commons )

Los investigadores han pasado décadas tratando de rastrear el árbol genealógico de los humanos modernos. Sin embargo, el problema viene cuando los nuevos descubrimientos como los hallazgos de Berger en Malapa, hacen más compleja la historia humana. Cada especie antigua parece tener combinación única de rasgos que pueden acercarla o alejarla de ser un verdadero ancestro humano.

El hecho de que A. sediba era una especie totalmente desconocida hasta hace apenas unos años, nos muestra lo mucho que no sabemos y cuánto más debe ser descubierto. Berger subraya que nuestra comprensión de la evolución humana no es - en absoluto - completa. Ni siquiera hemos terminado de mirar las cosas que pensábamos saber, dice.

Imagen de portada: Cráneo de Malapa, homínido 1 (MH1) en Sudáfrica, llamado “Karabo”. Los restos fósiles combinados de este macho joven se designan como el holotipo de Australopithecus sediba. ( Wikimedia Commons )

Por April Holloway

Traducción Moreno Montañaroja

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article