Portada - Huesos y herramientas de piedra descubiertos en el antiguo poblado maorí recientemente descubierto en Nueva Zelanda. Fuente: Cinema East

Proyecto de un depósito de troncos portuario trae a la luz en Nueva Zelanda antiguo poblado maorí del siglo XIV

(Leer articulo en una sola página)

Arqueólogos neozelandeses han realizado un descubrimiento muy especial en el Eastland Port de Gisborne. Han desenterrado las evidencias de un poblado maorí del siglo XIV, un raro hallazgo para la zona. El trabajo ha sido reconocido como un buen ejemplo de que “el procedimiento de autorización arqueológica está funcionando bien.”

El descubrimiento fue realizado por un equipo de arqueólogos de la Universidad de Otago. Richard Walter, profesor de arqueología de esta universidad, explicaba la importancia del descubrimiento en declaraciones recogidas por el Gisborne Herald : “No sabemos tanto sobre la antigua ocupación en torno a esta zona de la costa como sabemos de otras zonas del país. No hay muchos asentamientos de este tipo tan antiguos, así que éste llenará ese vacío.”

Phys.org informa de que el equipo arqueológico descubrió huesos de moas y otros animales, además de restos de otros productos alimenticios, así como anzuelos para pescar (también hechos de huesos de moa) y herramientas de obsidiana y sílex. El moa era un tipo de pájaro no volador endémico de Nueva Zelanda que está extinto en la actualidad. También se encontraron pruebas del comercio entre los maoríes y la Isla Sur.

Fragmento de hueso de moa trabajado en parte -probablemente con la intención de fabricar un anzuelo. (Cinema East)

Fragmento de hueso de moa trabajado en parte -probablemente con la intención de fabricar un anzuelo. ( Cinema East )

El asentamiento fue explorado y excavado como preparación previa al proyecto de construcción de un depósito de troncos para el Eastland Port. El director general portuario del Eastland Port, Andrew Gaddum, señalaba con ocasión del hallazgo que hay muchos siglos de historia maorí y europea por debajo del terreno en toda la zona. En palabras del propio Gaddum :

“Así pues, era importante que lleváramos a cabo una excavación previamente. Dada la ubicación del puerto, nos tomamos muy en serio la protección de estos importantes yacimientos situados dentro de las áreas operacionales. Este proceso nos ha ofrecido una oportunidad sin precedentes de echar un vistazo por debajo de la superficie. Siguiendo el procedimiento de la autoridad arqueológica, ahora se tiene confianza en que el hallazgo se entiende razonablemente bien, está bien protegido y ha contribuido a nuestro creciente conocimiento del pasado.”

El Gisborne Herald explica que la zona alrededor del asentamiento es de gran importancia histórica, ya que fue allí donde los maoríes desembarcaron por primera vez con sus canoas y se adentraron en la región, y también es el lugar donde tuvieron su primer contacto con James Cook en 1769.

Retrato de un jefe maorí realizado por Sydney Parkinson, dibujante del capitán Cook en sus viajes durante el siglo XVIII. (Dominio público)

Retrato de un jefe maorí realizado por Sydney Parkinson, dibujante del capitán Cook en sus viajes durante el siglo XVIII. ( Dominio público )

Los laboratorios de arqueología de la Universidad de Otago están completando el análisis de los hallazgos antes de que dé comienzo el proceso de devolución de las piezas a sus legítimos propietarios

La Unidad de Investigación Arqueológica del Pacífico Sur de la Universidad de Otago emprendió las excavaciones siguiendo los protocolos tikanga maoríes. La directora de servicios regionales del organismo Patrimonio de Nueva Zelanda Pouhere Taonga, Pam Bain, decía al respecto que el trabajo en el poblado maorí también ofrece un buen ejemplo para otros proyectos de construcción en los que los restos arqueológicos sean un factor importante a tener en cuenta: “Éste es realmente un gran ejemplo de que el procedimiento de autorización arqueológica está funcionando bien, donde todos los grupos involucrados han estado trabajando juntos a fin de obtener el mejor resultado posible para éste lugar tan importante.”

Herramienta de escama de obsidiana descubierta en el Eastland Port de Gisborne, Nueva Zelanda. (Cinema East)

Herramienta de escama de obsidiana descubierta en el Eastland Port de Gisborne, Nueva Zelanda. ( Cinema East )

Imagen de portada: Huesos y herramientas de piedra descubiertos en el antiguo poblado maorí recientemente descubierto en Nueva Zelanda. Fuente: Cinema East

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article