Portada-Nut, la antigua diosa egipcia del cielo, arqueándose sobre la tierra. Las figuras humanas representan estrellas y constelaciones. Public Domain

Predicciones en el antiguo Egipto basadas en los ciclos de la “Estrella del Diablo” y la Luna

(Leer articulo en una sola página)

Existe desde hace tiempo la teoría de que los textos mitológicos de los antiguos egipcios contienen pasajes relacionados con los fenómenos astronómicos. También se sabe que como parte de su cosmología, los egipcios crearon calendarios que señalaban cuáles eran los días favorables y los desfavorables, aunque no siempre ha quedado claro en qué conocimientos o acontecimientos estaban basadas estas predicciones. Recientemente, el estudio de uno de los calendarios egipcios mejor conservados, el Calendario de El Cairo, ha demostrado que dichas predicciones podrían estar basadas en los ciclos de la estrella binaria Algol y de la luna.

El año del antiguo Egipto incluía 12 meses de 30 días, además de cinco días “ epagómenos” adicionales. Un ejemplo de un antiguo calendario egipcio es el Calendario de El Cairo, que fue creado entre el 1244 a. C. y el 1163 a. C. y contiene pasajes relacionados con predicciones diarias bajo la forma de acontecimientos mitológicos. En el Calendario de El Cairo hay tres predicciones para cada día. Durante un tiempo se creyó que estaba basado en fenómenos astronómicos.

Sebastian Porceddu, de la Universidad de Helsinki y uno de los autores del estudio, afirma que los resultados de su análisis estadístico del texto religioso son muy reveladores en el sentido que:

“Hasta ahora, solo ha habido conjeturas acerca de la posibilidad de que muchos de los textos mitológicos del Calendario de El Cairo describieran fenómenos astronómicos. Pero ahora podemos asegurar sin ambigüedades que durante todo el año las acciones de muchos de los dioses del Calendario de El Cairo estaban conectadas con los ciclos regulares de Algol y de la luna.”

Según Phys.org, la reciente investigación del Calendario de El Cairo aporta pruebas concretas de que la estrella variable Algol y su período ya eran conocidos y utilizados para la adivinación por los antiguos egipcios unos tres milenios antes de lo que se creía hasta ahora. Antes de las pruebas obtenidas en este estudio, se creía que Algol había sido la segunda estrella variable descubierta en la historia, documentada por primera vez en 1669 por Montanari.

Localización de Algol en la constelación de Perseo. (CC BY SA 3.0)

Localización de Algol en la constelación de Perseo. ( CC BY SA 3.0 )

Escriben Lauri Jetsu y Sebastian Porceddu al respecto: “Hemos presentado pruebas de que los ciclos de 2,85 días de los pronósticos sobre la fortuna que aparecen en el Calendario de El Cairo son los mismos que los de la estrella binaria eclipsante Algol a lo largo de esta época histórica.”

Por otro lado, los investigadores afirman que “Algol estaba representada por Horus, y por tanto simbolizaba tanto la divinidad como la realeza. Los textos que describen las acciones de Horus son coherentes con el curso de los fenómenos astronómicos de los que sería testigo un observador a simple vista de Algol.”

Pasaje del Calendario de El Cairo. En el interior del rectángulo sobreimpreso podemos observar la palabra ‘Horus’ en escritura hierática. (Lauri Jetsu)

Pasaje del Calendario de El Cairo. En el interior del rectángulo sobreimpreso podemos observar la palabra ‘Horus’ en escritura hierática. ( Lauri Jetsu )

Algol forma parte de una pareja binaria de estrellas, y es conocida comúnmente como “la Estrella del Diablo”. Forma parte de la constelación de Perseo. Esta estrella variable y su compañera comparten centro de gravedad, y cuando se alinean cada 2,85 días una de las estrellas eclipsa a la otra, lo que da lugar a que su brillo se vea atenuado.

Algol recibió su nombre de Estrella del Diablo en honor a la criatura mitológica de Medusa, una de las tres Gorgonas. La palabra Algol procede de la palabra árabe Ra's al-Ghul , que significa, “la Cabeza del Diablo.” También se conoce a Algol como estrella variable por los fenómenos de crecimiento y eclipsamiento que sufre periódicamente a causa de sus eclipses, lo que según los antiguos griegos estaba relacionado con el parpadeo del ojo de Medusa.

Representación artística de la constelación de Perseo con la cabeza de Medusa, ilustración de 1690. (Public Domain)

Representación artística de la constelación de Perseo con la cabeza de Medusa, ilustración de 1690. ( Public Domain )

Se menciona asimismo en el Calendario de El Cairo la importancia de las fases lunares en relación con la fortuna. Jetsu y Porceddu creen que han logrado averiguar cuál es el dios asociado con este cuerpo celeste: “Demostramos que las acciones de Seth están conectadas con este ciclo, que también regulaba estrictamente las épocas descritas como afortunadas para los Cielos y la Tierra.”

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article