Portada-Esqueletos-Monjas-Convento-Stratford.jpg

Numerosos Esqueletos de Monjas Perversas Descubiertos en Oxford

(Leer articulo en una sola página)

Arqueólogos han descubierto los esqueletos de un grupo de monjas 'perversas' que finalmente fueron castigadas por sus pecados siendo disuelto su convento y su hospedería.

El equipo de arqueólogos del John Moore Heritage Services ha descubierto los esqueletos de un total de 92 monjas del Convento de Littlemore en Oxfordshire, datados entre el año 1.110, fecha en que se fundó el convento y 1.525 en el que el Cardenal Wolsey ordenó su disolución. Los esqueletos fueron encontrados en un cementerio que rodeaba el convento y cuyos terrenos se utilizan, ahora, para la construcción de un nuevo hotel. "Los entierros dentro de una iglesia casi siempre pertenecen a individuos ricos o eminentes, monjas y superiores", afirmó Paul Murray, director del actual equipo. "Los enterrados fuera suelen corresponder a seglares y laicos deseosos de ser enterrados lo más cerca posible del corazón de la iglesia".

La mayor parte de los enterramientos eran femeninos, 35 individuos en total. Otros 28 eran masculinos y otros 29 restantes inidentificables. Una mujer de 45 años, enterrada en un ataúd de piedra en el centro de la cruz formada por los transeptos del viejo convento era, probablemente, la madre abadesa. Algunos esqueletos mostraban signos de enfermedad, incluyendo la lepra, mientras que dos niños sufrían de displasia de  cadera. Los arqueólogos también encontraron un recién nacido muerto en una arqueta y una mujer enterrada boca abajo. El Señor Murray aclaró que dicha posición era debida, probablemente, a un acto penitencial para expiar sus pecados. Por lo tanto podría tratarse de una de las monjas pecaminosas que, según los registros que nos han llegado, habrían provocado que el Cardenal Wolsey disolviese el convento y la hospedería. Eileen Power menciona el convento en su libro “ Medieval English Nunneries como uno de los peores establecimientos del país en aquellos tiempos.

De acuerdo con la Historia del Condado de Oxford de W. H. Page, el Convento de Littlemore era un hogar benedictino fundado por Robert de Sandford, un caballero al servicio del Abad de Abingdon. El convento fue construido sobre tierra de pastos del pueblo de Sandford durante el reinado del Rey Esteban y al principio fue llamado Convento de Sandford, tomando el nombre de Littlemore a mediados del siglo XIII. Recibió el favor real de Enrique III durante los primeros años de su reinado, pero fue disuelto en 1525 por Enrique VIII.

Retrato-Enrique-VIII-Hans-Holbein.jpg

Retrato del Rey Enrique VIII de Inglaterra quien disolvió el Convento de Sandford. Pintado por Hans Holbein el Joven, sobre 1537. En la actualidad se halla en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. ( Wikimedia Commons )

Minchery-Farm-Antiguo-Convento-Sandford-Littlemore-Oxford.jpg

La conocida hoy como Granja Minchery, anteriormente Convento de Sandford, en Littlemore, Oxford. Este era el dormitorio de las monjas benedictinas del Convento de San Nicolás. Fotografía de Nigel Cox ( en.wikipedia.org)

Hacia 1245 parece ser que el convento se hallaba en mal estado, ya que una bula papal publicada por el Papa Inocencio en aquel año concedía, por un periodo de tres años, indulgencia de diez días a quien ayudase a las monjas a completar la reconstrucción del convento, ya que no eran capaces de realizar el trabajo ellas solas.

En el año de 1.445, durante la visita del Doctor John Derby, comisario del Obispo de Lincoln, el convento albergaba a siete monjas, quienes rechazaban dormir dentro del propio edificio ante el temor de que se derrumbase sobre ellas. También rompían su regla comiendo carne, cada día, en el refectorio. Otras tres mujeres fueron acomodadas en el edificio llegando a dormir, realmente, en el convento de las monjas, por lo que una de ellos pagaba 8 peniques por semana y las otras dos 4 peniques por semana en concepto de alquiler.

En 1517, la reputación de las monjas hizo que Edmund Horde visitara el convento de parte del Obispo de Lincoln, cargo ocupado entonces por Guillermo Atwater. Horde descubrió que en el convento vivía la hija ilegítima que la madre abadesa había tenido con un sacerdote de Kent llamado Richard Hewes, quien continuaba visitándola tras su nacimiento. Catherina Wells, última abadesa, fue depuesta como castigo por sus múltiples fechorías, como haber robado objetos de valor del convento, incluyendo la mayor parte de las joyas, que empeñó para aumentar el valor de una dote. Las monjas fueron dejadas sin dinero para  alimento, vestimenta o gastos generales. Horde también descubrió que el año anterior otra de las monjas había tenido también un hijo ilegítimo. Esta vez el padre era un hombre casado de Oxford.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article