Portada - El famoso Ejército de Terracota chino. (BigStockPhoto)

Nueva y polémica teoría sugiere que los antiguos griegos colaboraron en la construcción del Ejército de Terracota chino

(Leer articulo en una sola página)

Una nueva investigación sugiere que exploradores occidentales alcanzaron China más de 1.500 años antes del histórico viaje de Marco Polo a Oriente, en lo que sería el primer contacto documentado entre las civilizaciones china y occidental jamás registrado. Ahora los expertos creen que los antiguos griegos podrían haber inspirado y ayudado a construir el famoso Ejército de Terracota chino.

La BBC informa de que esta nueva teoría está basada en las evidencias obtenidas en excavaciones realizadas en la Tumba del Primer Emperador, en la que fue descubierto el Ejército de Terracota, así como en los resultados de un estudio genético.

“Ahora tenemos evidencias del estrecho contacto que existió entre la China del Primer Emperador y Occidente antes de la apertura formal de la Ruta de la Seda, mucho antes de lo que pensábamos hasta ahora,” afirma Li Xiuzhen, experto arqueólogo del Museo del Mausoleo del Emperador Qin Shi Huang.

Hasta ahora se creía que el explorador Marco Polo había sido uno de los primeros europeos que entraron en contacto con China. La travesía de Polo por Asia en el siglo XIII estaba destinada a llevar algunas cartas y valiosos presentes del papa Gregorio X al emperador mongol de China, Kublai Khan. Marco Polo fue bien recibido por el Gran Khan y se quedó en China 17 años, a lo largo de los cuales amasó una gran fortuna. Sin embargo, parece claro que no fue el primer europeo que estuvo allí.

Miniatura del libro “Los viajes de Marco Polo” (“Il milione”), publicado originalmente en vida de Polo (c. 1254 – 8 de enero de 1324), pero frecuentemente reimpreso y traducido. (Wikimedia Commons)

Miniatura del libro “Los viajes de Marco Polo” (“Il milione”), publicado originalmente en vida de Polo (c. 1254 – 8 de enero de 1324), pero frecuentemente reimpreso y traducido. ( Wikimedia Commons )

Un estudio genético ha revelado la presencia de ADN mitocondrial específicamente europeo en antiguos yacimientos repartidos por toda la provincia china de Xinjiang, lo que sugiere que occidentales viajaron y se instalaron allá en la época del Primer Emperador de China, Qin Shi Huang (259 a. C. – 210 a. C.), o incluso antes. De hecho, el contacto con los europeos podría datarse en una época tan antigua como hace 3.800 años, ya que se han hallado varias momias en la cuenca del Tarim china con rasgos distintivos caucásicos, y un estudio genético realizado en el año 1993 reveló que su ADN era de origen europeo.

En su artículo ‘ La Bella de Loulan y las momias tatuadas de la cuenca del Tarim’ , Margaret Moose escribe: “Los asentamientos a lo largo de la Ruta de la Seda podrían muy bien haber sido puntos de encuentro en los que mercaderes de Occidente intercambiaban sus mercancías por artículos de Oriente. La multiculturalidad de los mercaderes sin duda habría ayudado a facilitar la comunicación entre los comerciantes.”

“Los historiadores convencionales han defendido siempre la extraña idea de que las gentes de la antigüedad no viajaban por el mundo, cuando de hecho numerosas evidencias apuntan en sentido contrario. Nos han empujado a creer que muchas culturas vivían aisladas y que el mundo no fue explorado verdaderamente hasta los últimos quinientos años,” añade Moose.

La Bella de Loulan, una mujer momificada de hace 3.800 años con rasgos caucásicos descubierta en la cuenca del Tarim (Sott.net).

La Bella de Loulan, una mujer momificada de hace 3.800 años con rasgos caucásicos descubierta en la cuenca del Tarim ( Sott.net).

Además de la investigación genética, nuevas excavaciones llevadas a cabo por arqueólogos en el Mausoleo de Qin Shi Huang y documentadas para la televisión por el canal National Geographic y la BBC, han revelado nuevas evidencias de que los más de 8.000 guerreros de terracota descubiertos cerca de la tumba están inspirados en la escultura griega, y de que sus artífices podrían haber sido instruidos por antiguos artesanos griegos en el siglo III a. C.

Se espera que los detalles al completo de las pruebas de esta teoría se revelen en el futuro documental. No obstante, los investigadores apuntan al hecho de que antes de la construcción del Ejército de Terracota no existía en la escultura china una tradición de estatuas de figuras humanas de tamaño natural, y solo una influencia externa podría explicar un cambio tan significativo en la técnica y el estilo.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article