Portada - El antiguo mosaico romano de mármol devuelto recientemente al gobierno italiano en Nueva York. Fotografía: Yana Paskova / The New York Times

Mosaico de mármol del ‘barco de las orgías’ de Calígula acaba en la mesita de un apartamento neoyorquino

(Leer articulo en una sola página)

Un valioso fragmento del suelo de mosaico de uno de los ‘barcos de las orgías’ de Calígula, llamados así por las suntuosas fiestas sexuales que organizaba en ellos el emperador, llegó de alguna manera desde el fondo del Lago Nemi hasta el Upper East Side de Nueva York, uno de los barrios más exclusivos y elitistas de la ciudad. Ahora, finalmente, el mosaico regresará a casa y será devuelto a Italia.

De Roma a Nueva York

Esta losa cuadrada de suelo de mármol, decorada con un motivo floral hecho con piezas verdes y rojas de pórfido, serpentina y vidrio moldeado, fue descubierta en Park Avenue (Nueva York), en el apartamento de un coleccionista italiano. ¿Cómo es posible que acabara siendo utilizada como mesita de salón en un apartamento de Manhattan? Bueno, hay una explicación lógica para este "misterio". Como informa NBC News , esta valiosa antigüedad, robada del italiano Museo del Barco Romano tras la Segunda Guerra Mundial, fue requisado de la colección de Helen Fioratti por la oficina del fiscal del distrito de Nueva York.

Fioratti y su marido, el periodista italiano Nereo Fioratti, compraron la pieza hace más de 45 años a una familia aristocrática que vivía en el lago: "Fue hallada en las aguas del lago en el siglo XIX," declaró Fioratti a NBC News en una entrevista telefónica . Aunque los Fioratti desconocían cuánto había pagado la familia italiana pagó por esta antigüedad, ambos daban por hecho que les costó miles de dólares y fue una compra totalmente inocente. Helen Fioratti explicó que cuando decidieron comprar el raro mosaico en la década de 1960, nunca se plantearon que hubiera sido robado, ya que no tenían ninguna razón para cuestionar su propiedad: "Pensaban que les pertenecía. Nosotros pensábamos que les pertenecía. Todo el mundo pensaba que les pertenecía,” señalaba Fioratti para NBC News .

La Sra. Fioratti agregó que no sabía cómo la policía supo de la pieza, y especulaba con la posibilidad de que pudieran haberla visto en una fotografía de su apartamento publicada en una revista: “Nuestro apartamento apareció en el Architectural Digest hace mucho tiempo, y estoy segura de que [en la revista] había una fotografía de la mesa delante del sofá,” comentaba Fioratti para NBC News .

El antiguo mosaico romano de mármol ha sido devuelto al gobierno italiano en Nueva York. Fotografía: Yana Paskova / The New York Times

El antiguo mosaico romano de mármol ha sido devuelto al gobierno italiano en Nueva York. Fotografía: Yana Paskova / The New York Times

La larga historia de un antiguo mosaico romano

El mosaico romano data del reinado de Calígula, entre los años 37 d. C. y 41 d. C., y procede de una de las tres embarcaciones que el emperador construyó en el volcánico lago de Nemi. El mosaico, así como otros objetos antiguos, entre ellos dos jarrones, piezas de bronce, monedas y manuscritos, fueron recuperados gracias a la investigación realizada por la unidad especial de arte de la policía italiana (Carabinieri), encabezada por Fabrizio Parrulli, y las autoridades estadounidenses.

Este fragmento de historia romana de hace 2.000 años es de gran importancia, ya que en el pasado fue extraído del lago Nemi cercano a Roma tras descansar bajo el agua durante siglos, y es una de las pocas piezas que queda de los barcos de Calígula. Descritos como "palacios flotantes" por el Museo de los Barcos Romanos, que alberga los restos de estas embarcaciones, estas naves eran notables por su lujo, y se cree que habrían servido a Calígula para celebrar ostentosas ceremonias que se prolongaban durante días. Los barcos medían unos 70 metros de largo y estaban ricamente decorados con mármol, oro y frisos de bronce con animales.

Busto de mármol del emperador Calígula

Busto de mármol del emperador Calígula

El destino de los barcos de Calígula

Después de que Calígula fuera asesinado, sus naves fueron hundidas y permanecieron bajo el agua durante siglos, a pesar de los esfuerzos realizados en el siglo XIX por encontrar estos tesoros. Benito Mussolini fue el primero que emprendió una exploración organizada del lago, y dos de los barcos fueron recuperados entre los años 1928 y 1932. En 1936, el Gobierno italiano de Mussolini construyó un museo, el Museo delle Navi inaugurado en 1940, para mostrar al público estas obra de arte. Sin embargo, en 1944 un ataque incendiario al Museo, que había sido utilizado como refugio antibombas, provocó que muchas de las piezas que albergaba sufrieran daños. Sólo algunas decoraciones sobrevivieron el fuego, mientras que otros objetos fueron trasladados antes de la guerra, como por ejemplo el mosaico, según NBC News . Actualmente hay expuestos en el Museo de Nemi dos reproducciones de los barcos de Calígula. El tercero, que según afirma Suetonio en su Vida de los doce césares , era el más lujoso de los tres, nunca fue recuperado.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article