Portada-Monumentos megalíticos ‘reciclados’: Stonehenge no fue el único

Monumentos megalíticos ‘reciclados’: Stonehenge no fue el único

(Leer articulo en una sola página)

Cómo se trasladaron las piedras desde Gales hasta Stonehenge es algo que sigue envuelto en el misterio, pero nuestras excavaciones en una de las canteras galesas han revelado que el camino que parte del afloramiento rocoso de la cantera es demasiado estrecho como para colocar rodillos a lo largo de él. En lugar de eso, pensamos que los monolitos se cargaban en transportes de madera parecidos a trineos que se arrastraban sobre troncos y ramas dispuestos a modo de raíles delante del transporte.

Algunos arqueólogos han especulado con la posibilidad de que en el pasado se creyera que los bloques de piedra caliza de Stonehenge poseían algunas propiedades especiales - como los “gongs” musicales  o las piedras curativas – lo que habría justificado que fueran traídos desde tan lejos.

Stonehenge, Wiltshire, Inglaterra, año 2014. Diego Delso, Wikimedia Commons, License CC-BY-SA 3.0

Stonehenge, Wiltshire, Inglaterra, año 2014. Diego Delso , Wikimedia Commons, Licencia CC-BY-SA 3.0

Pero creemos que es bastante más probable que los bloques de piedra caliza de Stonehenge (bluestones) fuesen extraídos de zonas muy próximas los unos de los otros, con una distancia máxima de 2-3 kilómetros entre ellas, y fueran reunidos posteriormente para construir un monumento en las cercanías de Pembrokeshire. Los análisis científicos de los isótopos de estroncio presentes en los dientes de los individuos enterrados en la zona de Stonehenge revela que en muchos de ellos aparecen valores coherentes con el hecho de que se hubieran criado al oeste de Gran Bretaña. De modo que las piedras podrían haber sido traídas por individuos procedentes de Gales, que habrían trasladado su monumento ancestral como símbolo de su historia y su identidad.  Actualmente se están llevando a cabo nuevos análisis de los isótopos de estroncio presentes en los restos de los individuos enterrados en Stonehenge, donde se colocaron finalmente los grandes bloques de piedra caliza (bluestones), y estamos a la espera de comprobar si los resultados confirman un escenario similar.

También es posible que las ‘bluestones’ fuesen erigidas en algún lugar de Salisbury Plain antes de que llegaran a Stonehenge. Por ejemplo, uno de estos bloques nunca consiguió llegar a Stonehenge, y fue desenterrado en el año 1801 del estrato superior de un túmulo funerario neolítico llamado Boles Barrow, cercano a Warminster , situado también en Wiltshire.

Cantera de ‘bluestones’ en Carn Menyn, Gales (Public Domain)

Cantera de ‘bluestones’ en Carn Menyn, Gales ( Public Domain )

A pesar de que este monumento funerario fue construido por primera vez en torno al 3700 a. C., parece haber sufrido modificaciones, como la adición de una capa de piedras de gran tamaño (en su mayor parte bloques de piedra arenisca ‘sarsen’, además de la ‘bluestone’ que nunca llegó a Stonehenge) que tuvo lugar al final de su utilización. De modo que no sabemos con precisión cuándo llegaron ahí, pero podrían haber sido colocadas como indicadores del enterramiento antes de que el resto de ‘bluestones’ fueran erigidas en Stonehenge.

La reconstrucción de tumbas y otras estructuras megalíticas como monumentos ‘reciclados” solo ahora está siendo reconocida finalmente en diversas regiones de Europa occidental, ya que los arqueólogos han empezado a mirar más de cerca los detalles de su construcción. Una simple cuestión de conveniencia y la búsqueda de los bloques de piedra adecuados no explican los casos de Stonehenge y la Table des Marchand: las gentes de la época muy probablemente estuvieran incorporando aspectos del pasado que poseían una rica resonancia histórica para ellos.

Imagen de portada: El famoso monumento de Stonehenge en Wiltshire, Inglaterra. Howard Ignatius/ Flickr

El artículo ‘ Stonehenge isn’t the only prehistoric monument that’s been moved – but it’s still unique ’ obra de Mike Parker Pearson fue publicado originalmente en The Conversation , y ha sido publicado de nuevo y traducido bajo una licencia Creative Commons.  

Traducción: Rafa García

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article