Portada-momia.jpg

Momia egipcia de una Niña, tirada a la basura en Francia, es restaurada y protegida

(Leer articulo en una sola página)

La momia de una niña del antiguo Egipto fue recuperada de un vertedero municipal y llevada a un lugar seguro, a las afueras de París, para su exposición. Se piensa que tanto el cuerpo como su sarcófago, ambos con una antigüedad de unos 2000 años, pertenecían a un general napoleónico hasta que, sin ningún tipo de ceremonia ni miramientos, acabaron abandonados en un vertedero francés.

El empleado del vertedero, Jean-Louis Parichon, habló brevemente con la mujer que recuperó a la "incómoda" niña junto con su sarcófago en el vertedero municipal de Rueil Malmaison, en el año 2001.

El Señor Parichon declaró a The Guardian : "ella dijo: ¿dónde pongo ésto, ésto es una momia?” No estábamos seguros exactamente de qué podría ser en realidad. La señora indicó que simplemente estaba limpiando el sótano.

"En cuanto lo vi supe, inmediatamente, que se trataba de algo extraordinario y lo coloqué a un lado. Entonces, cuando logré salir de mi asombro, llamé el museo de la ciuda", apostilló el empleado.

Durante la restauración, con un coste de 15,000 euros financiados en gran parte por donaciones públicas, los investigadores dedujeron que la niña tendría aproximadamente cuatro años cuando murió, y que su nombre era Ta-Iset, (“La de Isis”), según información publicada en The Telegraph .

Las inscripciones sobre el pequeño ataúd, así como los jeroglíficos y las imágenes de estilizadas plumas de ave revelaron el nombre de la momia. Se cree que Ta-Iset debió vivir alrededor del año 350 a. C. y que era de la región de Akhmim, situada en el lado este del río Nilo.  La calidad de los lienzos que la envuelven y del sarcófago hacen pensar que debió pertenecer a la clase media de la época.

Exploraciones radiográficas mostraron que el cuerpo mide 92,5 centímetros (36,4 pulgadas) y que el esqueleto está entero y bien conservado. Asimismo, según se expone en The Telegraph , la cabeza se halla colocada descansando sobre el pecho.

momia-escaner.jpg

Momia siendo explorada bajo escáner CT.. Foto: Universidad de Vermón, Rajan

Las vendas de lino fueron dañadas, afirmando el Director del Museo de Historia de Reuil Malmaison , Marie-Aude Picaud, que "es claramente visible, sobre el lateral, un corte hecho con un cuchillo demostrando que cierta gente ya había tratado de comprobar si el sarcófago contenía metales preciosos o amuletos."

Los restos habrían sido sacados de Egipto a mediados de  la década de 1850 por uno de los generales de Napoleón. Luego habrían languidecido en un sótano de Rueil Malmaison durante décadas, llegando a ser olvidados por parte de los empleados municipales.

A finales del siglo XVIII la 'Egiptomania' tomó Europa tras las campañas de Napoleón en Egipto y Siria. Tanto las misteriosas antigüedades como las atractivas reliquias egipcias se convirtieron en mercancías sumamente valiosas y los expoliadores sacaron provecho de que las momias eran muy codiciadas por investigadores, médicos, etc. Las momias dejaron entonces de ser vistas como los restos de nuestros seres amados y pasaron a ser tratadas como un mero objeto, una simple curiosidad de tiempos antiguos.

Bonaparte-ante-la-Esfinge.jpg

Bonaparte ante la Esfinge, (ca.1868) por Jean-Léon Gérôme. Dominio Público

AMA descubrió en el año 2013: " Según una fuente creíble, la momia fue traída de Egipto por el General Noël Varin-Bey (1784-1863), un antiguo oficial bajo el mando de Napoleón. Al servicio del Virrey de Egipto, Mehmet-Ali, a partir de 1830, Varin-Bey fundó una escuela de caballería en Guiza, llegando a ser General del ejército egipcio. Al regresar a Francia, se trasladó en 1857 hasta Rueil-Malmaison con la momia en su equipaje. “

Por suerte, los restos de Ta-Iset fueron recuperados y han encontrado un nuevo espacio en su honor en el Museo de Historia de Reuil Malmaison, donde recordarán a los visitantes la vida (y la muerte) en el antiguo  Egipto, así como los diferentes vericuetos por los que transcurrieron muchas momias al ser tratadas como meras curiosidades o trofeos.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article