Portada - Principal – uno de los muchos cairns con cámara de las islas Orcadas (geograph.org.uk). Detalle – fragmento de hueso hallado en una tumba de las islas Orcadas en el que se observan marcas de cortes. (Deadline News)

Los nativos de las islas Orcadas desmembraban y descarnaban a sus difuntos en la Edad de Piedra

(Leer articulo en una sola página)

Hace milenios, los habitantes prehistóricos de las islas Orcadas, situadas junto a la costa norte de Escocia, descarnaban los huesos de los difuntos de su comunidad, cortaban en pedazos sus cadáveres y finalmente mezclaban estos pedazos unos con otros y los enterraban conjuntamente en fosas comunes.

El descarnado de los huesos humanos es una práctica observada en el registro arqueológico de diversos lugares de todo el mundo, entre ellos Turquía, Filipinas, Bolivia e Italia, todos ellos informados por Ancient Origins en su momento, como veremos a continuación.

En el sensacionalista titular de este artículo del Daily Mail podemos leer: “Los antiguos nativos de las islas Orcadas desgarraban la carne de sus parientes difuntos, despiezaban sus cadáveres y los mezclaban unos con otros en fosas comunes en un macabro ritual.”

En estudios arqueológicos previos ya se había observado que los huesos de los antiguos habitantes de las Orcadas se hallaban entremezclados en dos localizaciones. Estos huesos no fueron descubiertos como esqueletos intactos y completos. En los estudios en cuestión se llegó a la conclusión de que los cuerpos habían sido quemados o enterrados para separar la carne de los huesos, trasladándose a continuación ciertos huesos a una tumba. En el artículo del Daily Mail podemos leer que se han hallado pruebas de prácticas similares en el sur de Inglaterra.

La Dra. Rebecca Crozier, de la Universidad de Filipinas, publicó el pasado mes de mayo un estudio en el Journal of Archaeological Science (‘Revista de Ciencias Arqueológicas’) en el que afirmaba que los huesos que había examinado en el transcurso de su investigación, de hace unos 6.000 años, demostraban que los parientes de los difuntos trasladaban los cuerpos a las tumbas para una vez allí cortarlos en pedazos y separar la carne de los huesos. La Dra. Crozier es una arqueóloga especializada en el análisis de restos humanos, la arqueología forense y la osteología (estudio de los huesos).

Las islas Orcadas albergan 72 cairns o monumentos de piedra conocidos que contienen huesos humanos ya estudiados por los científicos en el pasado. Estos ‘cairns’ se construyeron hacia el 4000 a. C.

Entrada a un Cairn de las islas Orcadas con cámara funeraria. (Public Domain)

Entrada a un Cairn de las islas Orcadas con cámara funeraria. (Public Domain )

La Dra. Crozier ha estudiado 12.275 fragmentos de huesos que habían sido excavados previamente en dos tumbas prehistóricas, una de Quanterness y la otra de Quoyness. En el artículo del Daily Mail podemos leer que los investigadores han publicado docenas de estudios sobre los antiguos huesos descubiertos en las Orcadas y las prácticas funerarias de sus habitantes prehistóricos.

Otros investigadores habían pensado hasta ahora que faltaban huesos en las tumbas de Quanterness, pero la Dra. Crozier ha descubierto que simplemente se encontraban destrozados, divididos en fragmentos muy pequeños. Según Crozier, se observan en estos huesos evidencias de desmembramiento, entre ellas 10 marcas de cortes, 19 de despiece y tres de raspado. La investigadora también halló 40 huesos picados, probablemente con un objeto duro o herramienta contundente.  

En Quoyness, la investigadora descubrió que el 10 por ciento de los huesos presentaban marcas de modificaciones similares, en lo que considera una prueba de la práctica del desmembramiento también en esta tumba.

Los arqueólogos que han examinado los miles de fragmentos de huesos hallados en los yacimientos arqueológicos de las islas Orcadas han descubierto pruebas que sugieren que los cuerpos fueron despedazados y descarnados antes de ser enterrados. Fotografías: Deadline News.

Los arqueólogos que han examinado los miles de fragmentos de huesos hallados en los yacimientos arqueológicos de las islas Orcadas han descubierto pruebas que sugieren que los cuerpos fueron despedazados y descarnados antes de ser enterrados. Fotografías: Deadline News.

Los nativos de las islas Orcadas del Neolítico quizás pensaran en sus ancestros difuntos no como individuos, sino más bien como un colectivo, con lo cual los desmembramientos habrían tenido el propósito, en opinión de la Dra. Crozier, de “transformar el individuo en una identidad colectiva” mezclando juntos todos los restos. Según la investigadora se trataría de “una expresión de pertenencia ancestral compartida.”

La Dra. Crozier explica que los cuerpos se descomponen a diferente velocidad dependiendo de diversos factores, como la época del año, por lo que deduce que cuando los cuerpos no se descomponían con la suficiente rapidez, quizás los isleños les ayudaban a conseguirlo descarnándolos hasta el hueso.

Ancient Origins ha informado en varias ocasiones sobre el procedimiento del descarnado en los antiguos ritos funerarios, entre ellas:

  • En febrero del 2015, un equipo de arqueólogos que investigaba un complejo religioso en Bolivia descubrió una antigua instalación funeraria de hace entre 2.000 y 1500 años en la que los cadáveres eran hervidos, despojados de su carne y limpiados. Los expertos creen que esta práctica se llevaba a cabo para que fuese más sencillo transportar los restos de los difuntos, convirtiéndolos en lo que el arqueólogo Scott C. Smith llama “ancestros portátiles.”
  • En abril del año 2015, otra investigación sugirió que las gentes de un poblado de la Edad de Piedra situado en Turquía cortaban la carne de huesos y cráneos de algunos individuos que acababan de morir, para a continuación pintar o revestir sus huesos y enterrarlos junto con caparazones de tortugas, cabezas de animales y otros huesos. Un investigador que estudió estos esqueletos afirmó que a varios cadáveres se les había cortado el cuero cabelludo. Según sus conclusiones, las marcas de cortes presentes en los huesos de 10 individuos de entre 281 esqueletos estudiados no habían sido producidas por heridas, sino que eran consecuencia de un proceso de descarnado. El investigador añadió que la hipótesis del canibalismo era improbable.
  • En marzo del 2015, un equipo de arqueólogos que estaba estudiando una cueva del sudeste de Italia que albergaba los restos de individuos fallecidos hace unos 7.500 años, afirmó haber identificado el primer caso conocido de descarnado de huesos de difuntos en el Neolítico europeo. Los investigadores descartaron el canibalismo u otros actos violentos como causa de la muerte, añadiendo que el cementerio no había sido alterado por actos de vandalismo. Tampoco era una fosa común habilitada a consecuencia de un suceso catastrófico. Entre un tercio y la mitad de los huesos entremezclados que se encontraron pertenecían a individuos jóvenes, lo que sugiere una alta tasa de mortalidad en este sector de la población.
  • En octubre del 2013, un equipo de científicos anunció el descubrimiento de los restos de una mujer de hace 9.000 años enterrada en una cueva de El Nido, situada en la isla filipina de Palawan. Los huesos de esta mujer presentaban muestras de haber sido descarnados y machacados. A continuación se quemaron y se introdujeron en una pequeña caja antes de ser depositados en su lugar de descanso definitivo. Según el estudio, publicado en la Revista Internacional de Osteoarqueología , el enterramiento “demuestra un tratamiento ritualístico complejo” que “no se había observado en el Sudeste Asiático (hasta ahora)”. El hallazgo constituye la primera prueba de incineración ritual en esa época hallada en el Sudeste Asiático.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article