Portada - Mandíbula adulta casi completa hallada en Jebel Irhoud, Marruecos. Nuevos descubrimientos realizados en este yacimiento datan la antigüedad de este ejemplar de Homo sapiens en 300.000 años. Fotografía: Jean-Jacques Hublin/Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, Leipzig

Hallados en Marruecos los restos del Homo Sapiens más antiguo conocido

(Leer articulo en una sola página)

Una reevaluación de antiguos restos humanos y otros elementos hallados en Marruecos ha hecho retroceder la aparición del Homo sapiens en 100.000 años. Dos nuevos artículos sugieren que el más antiguo de estos fósiles tendría entre 300.000 y 350.000 años de antigüedad. Este hecho ha llevado a los investigadores a replantearse su estrategia de búsqueda del origen de nuestra especie en la región africana en torno al Gran Valle del Rift.

Phys.Org informa de que los cráneos, dientes y huesos largos de al menos cinco Homo sapiens , junto con herramientas de piedra y huesos de animales, han sido descubiertos en Jebel Irhoud, Marruecos, desde el año 2004. Hasta ahora, la datación aceptada como más antigua para restos de Homo sapiens era la del yacimiento Omo Kibish de Etiopía, con 195.000 años , además de los restos hallados en Herto, también en Etiopía, de hace 160.000 años .

Algunos de los recientes descubrimientos realizados en Jebel Irhoud, Marruecos. Izquierda: cráneo incompleto en el centro en primer plano (flecha blanca) y fémur en segundo plano (flecha amarilla). Derecha, el lugar del hallazgo después de realizar nuevas excavaciones. Aún se observan el cráneo incompleto (flecha blanca) y el fémur (flecha amarilla), además de una arcada dentaria derecha incompleta (flecha roja). (Richter, D. et al)

Algunos de los recientes descubrimientos realizados en Jebel Irhoud, Marruecos. Izquierda: cráneo incompleto en el centro en primer plano (flecha blanca) y fémur en segundo plano (flecha amarilla). Derecha, el lugar del hallazgo después de realizar nuevas excavaciones. Aún se observan el cráneo incompleto (flecha blanca) y el fémur (flecha amarilla), además de una arcada dentaria derecha incompleta (flecha roja). ( Richter, D. et al )

Según el arqueólogo Daniel Richter , del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, y su equipo de colaboradores, este importante dato se obtuvo a partir de la datación mediante termoluminiscencia de herramientas de sílex calentadas al fuego y desenterradas en “nuevas excavaciones en el yacimiento paleolítico de Jebel Irhoud, Marruecos, asociadas directamente a los restos de Homo sapiens recientemente descubiertos.”​

El diario The Atlantic ha compartido algunas opiniones críticas sobre las recientes publicaciones, afirmando que otros ya habían sugerido que el origen de nuestra especie arrancaría en el Paleolítico medio. No obstante, Shannon McPherron, experto en herramientas de piedra que ha participado en el reciente estudio, sostiene que hasta ahora “los huesos y las piedras nos contaban una historia diferente.” Aunque se han encontrado herramientas de piedra de hace unos 300.000 años en toda África, los fósiles humanos no se creía que fueran más antiguos de 195.000 años. Este hecho llevaría lógicamente al público a preguntarse si las herramientas de piedra habrían sido realizadas por algún homínido en lugar de por Homo sapiens . En palabras de McPherron “Había una brecha… Teníamos una importante transición en el comportamiento, pero no una transición biológica pareja. Jebel Irhoud llena felizmente este vacío.”

El yacimiento arqueológico de Jebel Irhoud, Marruecos. (Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig)

El yacimiento arqueológico de Jebel Irhoud, Marruecos. ( Shannon McPherron, MPI EVA Leipzig )

Richter añade que “Empleamos métodos de datación de alta tecnología y adoptamos las hipótesis más conservadoras para determinar con precisión la antigüedad de Irhoud.”

Aparte de la impresionante antigüedad de los fósiles, los investigadores han sugerido también que los rasgos del Homo sapiens descubierto en el yacimiento son importantes. Según han escrito los científicos en este artículo , las morfologías facial, mandibular y dental de los restos “vinculan el material de Jebel Irhoud con antiguos o más recientes humanos anatómicamente modernos.” Este hecho va acompañado por “una morfología neurocraneal y endocraneal más primitiva.” Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, explicaba en declaraciones realizadas en una rueda de prensa que esta combinación de características habría permitido a estos antiguos individuos “confundirse entre una multitud actual”, especialmente si hubieran tenido algún sombrero para cubrir “la forma algo extraña de sus cabezas.”

El paleoantropólogo Philipp Gunz, también del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ha comentado en Phys.org que “La forma interior de la cavidad craneal refleja la forma del cerebro. Nuestros hallazgos sugieren que la morfología facial del humano moderno se estableció muy pronto en la historia de nuestra especie, y que la forma del cerebro, y posiblemente también la función cerebral, evolucionó dentro del linaje Homo sapiens .”

Hasta ahora, la mayoría de los científicos han centrado su búsqueda del origen de nuestra especie en el Gran Valle del Rift del este de África. Curiosamente, Jebel Irhoud había sido también estudiado desde al menos los años 60, habiendo sido identificados en este yacimiento herramientas y fósiles humanos del Paleolítico medio. Abdelouahed Ben-Ncer, del Instituto Nacional de Arqueología y Patrimonio de Marruecos, también ha hecho hincapié en la localización del yacimiento, afirmando que:

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article