Portada - Cráneos de la monumental torre de calaveras hallada recientemente cerca del Templo Mayor, Ciudad de México (Imagen: Youtube)

Hallada en México monumental torre de calaveras azteca con cabezas de mujeres y niños decapitados

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos ha descubierto una torre de cráneos humanos bajo el corazón de Ciudad de México. El reciente hallazgo da pie a nuevos interrogantes sobre la cultura del sacrificio en el Imperio azteca, al haberse encontrado numerosas calaveras tanto de mujeres como de niños entre los cientos de cráneos que forman parte de la macabra construcción. Las teorías históricas que hasta ahora proponían que las cabezas amontonadas pertenecían a guerreros capturados se encuentran ahora en tela de juicio mientras se busca una explicación al reciente descubrimiento.

Descubiertos en Ciudad de México más de 650 cráneos humanos

El equipo de arqueólogos ha descubierto ya más de 650 cráneos cubiertos de cal y miles de fragmentos óseos en el edificio cilíndrico cercano al yacimiento del Templo Mayor, uno de los templos más importantes de la antigua capital azteca Tenochtitlán, que más tarde se convertiría en la actual Ciudad de México. Los investigadores creen que la torre formaría parte del Huey Tzompantli, un inmenso monumento de calaveras que llegó incluso a intimidar a los conquistadores españoles cuando éstos llegaron a la ciudad encabezados por Hernán Cortés.

Arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) extrae calaveras de la macabra torre, en la que ya han sido descubiertos hasta ahora 650 cráneos humanos (Imagen: Youtube)

Arqueóloga del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) extrae calaveras de la macabra torre, en la que ya han sido descubiertos hasta ahora 650 cráneos humanos (Imagen: Youtube)

Con casi seis metros de diámetro, la torre se alzaba sobre la esquina de la capilla de Huitzilopochtli, dios azteca del sol, la guerra y los sacrificios humanos. Aunque aún no se ha llegado a desenterrar su base, uno de los arqueólogos que está trabajando en el yacimiento, de nombre Raúl Barrera, ha declarado a Reuters que los cráneos habrían sido colocados en la torre tras haber estado expuestos públicamente en el “tzompantli”. Barrera añadía además que esta torre fue sin lugar a dudas uno de los edificios de calaveras mencionados por Andrés de Tapia, un soldado español a las órdenes de Hernán Cortés en su expedición de conquista de México de 1521. De hecho, en su crónica de la campaña, de Tapia da testimonio de haber contado miles de calaveras en la monumental estructura que acabó siendo conocida como Huey Tzompantli.

La macabra historia de los “Tzompantli”

Como informaba Dhwty en un artículo anterior de Ancient Origins , los Tzompantli, palabra del idioma Náhuatl, eran estructuras en las que se exponían calaveras públicamente utilizadas por diversas civilizaciones mesoamericanas, como aztecas, toltecas y mayas. Podemos encontrar descripciones de los “tzompantli” en pinturas y crónicas de principios de la época colonial. A lo largo de los años se han descubierto diversos tipos de “tzompantli” en el transcurso de diferentes excavaciones arqueológicas.

Antigua ilustración de un tzompantli junto a un templo azteca. (Dominio público)

Antigua ilustración de un tzompantli junto a un templo azteca. ( Dominio público )

Hasta donde sabemos actualmente, los tzompantli se habrían construido en toda Mesoamérica entre los siglos VII y XVI, y habitualmente se acepta que en ellos se exponían las cabezas de las víctimas de sacrificios humanos. Aparte de este grupo, también se cortaban las cabezas de los prisioneros de guerra ejecutados para exponerlos en los tzompantli. En el caso de los aztecas, se ha sugerido que ésta era una forma de exhibir su propia destreza militar. Por otro lado, los aztecas erigían estas estructuras también como tributo a sus dioses, lo que además se hacía con la intención de inspirar terror en los corazones de los eventuales enemigos que visitaran la ciudad.

Los tzompantli son también mencionados por los españoles que entraron en contacto con los aztecas y los conquistaron. Un fraile dominico de nombre Diego Durán, por ejemplo, escribió que más de 80.000 personas fueron sacrificadas para celebrar la inauguración del Gran Templo de México-Tenochtitlán. Las cabezas de estas víctimas eran exhibidas en un tzompantli y reemplazadas regularmente por otras nuevas a medida que se realizaban nuevos sacrificios.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article