Portada - Recreación artística de la fortaleza de Plantation Place hallada recientemente en Londres. (MOLA)

Descubierta en Londres fortificación romana destinada a rechazar los ataques de la reina Boudica

(Leer articulo en una sola página)

En torno al año 60 d. C., la reina Boudica de los Icenos (una tribu céltica), atacó y arrasó Londinium, la antigua Londres, capital de la Britania romana. Ahora, investigadores del departamento de arqueología del Museo de Londres acaban de anunciar que en respuesta a la salvaje rebelión de Boudica y sus guerreros, los aterrados y avergonzados romanos construyeron una fortificación con fosos de 3 metros de profundidad, murallas de 3 metros de altura, empalizadas y una plataforma transitable desde la cual rechazar los posibles ataques.

La reina Boudica, cuyo nombre también podemos encontrar escrito como Boudicca y Boadicea, constituía una visión imponente e incluso aterradora según el historiador romano Dion Casio, quien la describe en su obra , así como a la destrucción provocada por su ejército:

...un terrible desastre acaeció en Britania. Dos ciudades fueron saqueadas, ocho mil de los romanos y sus aliados perecieron, y la isla se perdió para Roma. No solo eso, sino que quien ocasionó toda esta ruina a los romanos fue una mujer, un hecho que en sí mismo les causaba una gran humillación… pero la persona que fue la principal responsable de incitar a los nativos y convencerles de que lucharan contra los romanos, la persona considerada digna de ser su líder y que dirigió y encabezó la guerra por completo, fue Buduica, una mujer britana de familia real y poseedora de una inteligencia mucho mayor de la que es habitual entre las mujeres… Era muy alta de estatura, terrorífica en apariencia, fiera su mirada y atronadora su voz; una cascada de cabellos leonados caía hasta su cintura; en torno a su cuello portaba un collar de oro ; y llevaba puesta una túnica de varios colores que cubría con un manto cerrado mediante un broche. Éste era su aspecto invariablemente.

El Torque de Snettisham, collar de oro probablemente similar al que solía lucir Boudica. (Universidad de Chicago)

El Torque de Snettisham, collar de oro probablemente similar al que solía lucir Boudica. ( Universidad de Chicago )

No es de extrañar que los aterrados romanos construyeran una fortificación de tal magnitud.

Como podemos leer en este breve artículo del MOLA (Museum of London Archaeology): “Situada sobre la carretera principal en dirección a Londinium, controlando la ruta que llevaba a la ciudad desde el puente y vigilando el río, la fortificación habría dominado la ciudad en esta época, reflejando quizás la ausencia de vida civil y la total destrucción provocada por las tribus britanas en la Londres romana.”

El gobierno británico, en unas excavaciones realizadas en el Plantation Place de Fenchurch Street, ha descubierto la existencia de esta fortificación de madera y tierra, que ocupaba una superficie de unas 15 hectáreas. Medía 3 metros de altura y estaba reforzada con turba y tablones intercalados. Disponía también de una plataforma desde la que combatir, con una empalizada y torres en sus puertas dominando la orilla del río.

Para mayor protección, la fortificación se encontraba rodeada por fosos dobles de unos dos metros de ancho y tres de profundidad. Una nota de prensa emitida por el MOLA se refiere a estos fosos como “un obstáculo impresionante para eventuales atacantes.”

Esquema de una posición defensiva romana. (MOLA)

Esquema de una posición defensiva romana. ( MOLA)

Al parecer, la fortificación era una estructura de emergencia de carácter temporal cuya intención no era ser ocupada a largo plazo, y fue utilizada para refundar y reconstruir el asentamiento, que constituía un importante centro de comercio. En la web del MOLA podemos leer que los investigadores hallaron pruebas de la utilización de tiendas en el interior de la fortificación en lugar de barracones de carácter permanente. Solamente estuvo en uso 10 años.

Julian Hill, miembro del MOLA y experto estudioso de la Londres romana, afirma en la nota de prensa emitida por este organismo: “El descubrimiento de esta antigua fortificación romana aporta una valiosa información acerca de cómo los romanos reestablecieron su control sobre Gran Bretaña tras el terrible golpe que les asestó Boudica. También demuestra la importancia estratégica que tenía Londres ya en aquella época.”

‘Boadicea arengando a los britanos’, óleo de John Opie. (Public Domain)

‘Boadicea arengando a los britanos’, óleo de John Opie. (Public Domain )

Leemos en la web del Museo de Londres acerca del reciente descubrimiento:

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article