Portada - Arqueólogo trabajando sobre uno de los grandes mosaicos descubiertos recientemente en el sur de Francia. (Fotografía: RT/inrap.fr)

Descubierta en Francia antigua ciudad romana de hace 2.000 años con impresionantes mosaicos

(Leer articulo en una sola página)

Entre los años 50 a. C. y 40 a. C. los romanos se establecieron en la villa gala de Ucetia, a orillas del río Eure, en lo que hoy es el municipio francés de Uzès, perteneciente al departamento de Gard de la región Languedoc-Rosellón. Los hijos de Roma llegaron hasta ella con el fin de construir un acueducto hasta Nemausus (Nimes), a unos 25 kilómetros de distancia.

Ahora, según se informa desde Russia Today , un equipo de arqueólogos franceses ha descubierto una parte de aquella antigua Ucetia romana. Los expertos, liderados por Philippe Cayn, miembro del Instituto Nacional Francés de Investigación Arqueológica Preventiva (INRAP, por sus siglas en francés), han excavado un área de 4.000 metros cuadrados desde que se iniciara el proyecto en octubre del pasado 2016.

Hasta el momento, los expertos han excavado un área de 4.500 metros cuadrados. (Fotografía: RT/inrap.fr)

Hasta el momento, los expertos han excavado un área de 4.500 metros cuadrados. ( Fotografía: RT/inrap.fr )

Entre los más valiosos hallazgos recuperados destaca un complejo completamente pavimentado a base de bellísimos mosaicos y que conforman el suelo de parte de un edificio de 250 metros cuadrados, compuesto por cuatro habitaciones cuyas paredes revestidas de yeso están pintadas con decoraciones diversas. Además, este edificio también presenta una típica columnata romana. En un principio, esta columnata indicaría que podría tratarse de un edificio público, aunque los científicos tampoco descartan que se tratase en realidad de la domus de un rico residente.

El amplio vestíbulo se halla pavimentado con un complejo mosaico romano.  Otros dos grandes mosaicos aparecen decorados con motivos geométricos, resaltando en ellos los medallones centrales compuestos por coronas, rayos y cheurones. Además, uno de estos mosaicos está decorado con un búho, un pato, un águila y un cérvido. Refiriéndose a los mosaicos, Cayn ha señalado que este tipo de pavimento tan elaborado es típico de los siglos I y II, aunque éstos se remontan hasta unos doscientos años antes, lo que para los arqueólogos resulta “ sorprendente”. Además, el experto ha explicado que los mosaicos destacan por “su gran tamaño, buen estado de conservación y los motivos que combinan formas geométricas clásicas y animales”.

Un águila aparece como motivo ornamental de uno de los mosaicos romanos descubiertos recientemente en Francia. (Fotografía: RT/inrap.fr)

Un águila aparece como motivo ornamental de uno de los mosaicos romanos descubiertos recientemente en Francia. ( Fotografía: RT/inrap.fr )

Tan espléndido hallazgo incluye también un gran muro y varias estructuras con complejas rutas que sugieren que lo descubierto hasta el momento es justo el centro de la antigua villa romana. De hecho, los arqueólogos ya saben que uno de los espacios hallados se utilizaba para hacer pan, puesto que disponía de un horno que posteriormente fue sustituido por un recipiente cerámico de mayor tamaño conocido como ‘dolium’.

Tal y como se indica desde la página francesa Midi Libre , es como si una ciudad estuviese renaciendo bajo la atenta mirada de sus visitantes. Y es que, a lo largo de todo este fin de semana, el lugar ha sido abierto al público. Un público que está descubriendo tan apasionante yacimiento junto a Marc Cellié, director asistente del INRAP (Instituto Nacional de Investigación Arqueológica Preventiva francés) y el propio Philippe Cayn, quien el pasado martes 28 de marzo presentó in situ el proyecto a los medios de comunicación.

El director de las excavaciones, Philippe Cayn, presentando el proyecto a la prensa hace unos días. (Fotografía: Midi Libre).

El director de las excavaciones, Philippe Cayn, presentando el proyecto a la prensa hace unos días. ( Fotografía: Midi Libre ).

Según el equipo de expertos arqueólogos, el lugar podría haber estado ocupado desde el siglo I a. C. hasta el VII d. C., con una interrupción ocurrida entre los siglos III y IV para la que, de momento, no se tiene explicación alguna. Todo un misterio que los científicos intentarán desentrañar a medida que continúen explorando la antigua Ucetia, una ciudad que hasta ahora solo se conocía por su mención en una estela descubierta en Nimes y por algunos otros mosaicos de muy pequeño tamaño.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article