Portada-Restos de la ciudadela cananea descubierta recientemente en Nahariya, Israel. Fuente: Guy Fitoussi/IAA

Ciudadela cananea de hace 3.400 años se convertirá en el sótano de un rascacielos en Israel

(Leer articulo en una sola página)

Desde la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI) se ha anunciado que parte de los restos de una antigua ciudadela de la Edad del Bronce desenterrada recientemente será conservada y se convertirá en el mini-museo de un rascacielos de la ciudad de Nahariya, Israel. Se ha decidido que esta será la mejor solución tanto para el público como para su conservación, debido a la “extraordinaria naturaleza y calidad” del yacimiento.

Algunos de los materiales arqueológicos descubiertos en el lugar incluyen: figuritas cerámicas humanas y animales, armas de bronce y vasijas cerámicas importadas. El análisis de las piezas cerámicas ha aportado pruebas de las “amplias relaciones comerciales y culturales que existían en aquella época con Chipre y el resto de territorios de la cuenca mediterránea,” han declarado a Israel National News en nombre de la AAI Nimrod Getzov, Yair Amitzur y el Dr. Ron Be’eri, directores de las excavaciones.

Figuritas femeninas de finales de la Edad del Bronce. (Eran Gilvarg/IAA)

Figuritas femeninas de finales de la Edad del Bronce. ( Eran Gilvarg/IAA )

Otros importantes descubrimientos realizados entre las ruinas quemadas de la ciudadela son numerosos restos de cereales, legumbres y semillas de uva, “que son indicadores de las provisiones que los marineros comprarían” según los arqueólogos de la AAI . Esto es coherente con su creencia de que el lugar era utilizado como centro administrativo para atender a navegantes del Mediterráneo. Más aún, se descubrió que el lugar fue quemado por completo en cuatro ocasiones, y que las cuatro había sido reconstruido. Los funcionarios de la AAI también creen que hubo en el pasado un embarcadero en la ciudadela.

No obstante, la agencia de noticias Haaretz informa de que las uvas podrían haberse utilizado también para elaborar vino local. Esta hipótesis ha surgido del descubrimiento de vasijas de arcilla que se remontan a hace 4.000 años en la bodega de un palacio cananeo cercano. Se hallaron restos de vino tinto, “y por cierto excelente, aromático y añejo, digno de un rey” en el interior de las vasijas de este palacio. La correlación entre las uvas de la fortaleza y las del palacio aún no está confirmada, aunque está bien documentado que a los cananeos les gustaba su propio vino.  

Las excavaciones de la ciudadela han supuesto un largo proceso llevado a cabo por la AAI junto a asociaciones juveniles locales, en un intento de involucrar a las generaciones más jóvenes en su legado histórico. Estos trabajos también se han realizado como parte del proyecto de la Kochav Company (la empresa constructora del rascacielos). Desde la AAI se ha comunicado que el arquitecto Alex Shpol , proyectista del comité regional del Ministerio del Interior, dibujó los planos para que se construyera de tal modo que se conservara parte de la ciudadela en los sótanos del edificio, para que tanto las ruinas como los objetos hallados en el yacimiento pudieran “ser expuestos para que residentes y visitantes puedan disfrutar de ellos.”

Restos de la ciudadela cananea al descubierto en la ciudad de Nahariya, Israel. (Eran Gilvarg, IAA)

Restos de la ciudadela cananea al descubierto en la ciudad de Nahariya, Israel. ( Eran Gilvarg, IAA )

La historia de los cananeos aún presenta muchas lagunas. Sabemos que Canaán era el nombre de una extensa y próspera nación que se correspondía a grandes rasgos con lo que son en la actualidad el Líbano, Siria, Jordania e Israel. Canaán fue en ocasiones un reino vasallo de Egipto, y en otras épocas un reino independiente. No obstante, los detalles del sistema de gobierno cananeo siguen siendo un misterio a día de hoy.

Como informa Haaretz, también seguimos ignorando por qué “no ha habido hallazgos significativos de escritura alfabética en esta región de mediados de la Edad del Bronce, aunque los vecinos Egipto y Mesopotamia tenían avanzadas civilizaciones con sistemas de escritura muy complejos.”

Fragmentos de vasijas cerámicas decoradas, importadas de Chipre y Grecia hace 3.400 años. (Guy Fitoussi/ IAA)

Fragmentos de vasijas cerámicas decoradas, importadas de Chipre y Grecia hace 3.400 años. ( Guy Fitoussi/ IAA )

Los detalles en torno a las causas de la destrucción “en serie” de las ciudades cananeas y la ausencia de desarrollo de la propia cultura cananea entre los años 1250 a. C. y 1200 a. C. también siguen siendo un misterio para los investigadores. Hay algunos indicios sin embargo, de que un acontecimiento catastrófico, o una serie de ellos, afectó significativamente al pueblo cananeo en esta época.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article