Portada - Códice Grolier, página 4 (Public Domain), Códice Grolier, página 6 (Public Domain), Códice Grolier, página 7 (Public Domain)

Científicos demuestran la autenticidad del más antiguo y polémico códice maya conocido

(Leer articulo en una sola página)

Stephen Houston, de la Universidad Brown de Providence (Rhode Island, Estados Unidos), en colaboración con un equipo de destacados investigadores y especialistas en antropología y arqueología maya están verificando metódicamente la autenticidad de los más antiguos manuscritos de la América precolombina. 

El Códice Grolier, un antiguo documento que se encuentra entre los más singulares libros del mundo, ha sido mirado con escepticismo desde que fue supuestamente desenterrado por saqueadores de tumbas en una cueva del estado mexicano de Chiapas en la década de 1960.

Pero de un reciente y meticuloso estudio de este códice se deduce una conclusión sorprendente: el documento no solo es genuino, sino que probablemente sea además el más antiguo de todos los manuscritos precolombinos que han llegado hasta nosotros.

Stephen Houston, titular de la cátedra Dupee Family de ciencias sociales y codirector del Programa de Antiguas Culturas de la Universidad Brown, ha trabajado junto a Michael Coe, profesor emérito de arqueología y antropología de Harvard y director del equipo de investigación, Mary Miller de Yale y Karl Taube de la Universidad de California-Riverside. Este equipo de investigadores ha revisado “todas las investigaciones conocidas sobre este manuscrito,” analizándolo “sin tener en cuenta las cuestiones políticas, académicas o de cualquier otra índole que siempre han girado en torno al Códice Grolier,” como podemos leer en su reciente estudio “El cuarto códice maya.”

Se ha publicado un artículo sobre su investigación en la revista Arqueología Maya, artículo que se encuentra en una sección especial de la revista e incluye un lujoso facsímil del códice.

El estudio, en palabras de Houston, “supone la confirmación de que el documento, rebatiendo ciertas afirmaciones, es bastante real. El manuscrito se encontraba en los sótanos del Museo Nacional de Ciudad de México pasando desapercibido, y su historia causó gran revuelo. Fue descubierto en una cueva de Chiapas, y un rico coleccionista mexicano, Josué Sáenz, lo envió al extranjero antes de su devolución definitiva a las autoridades mexicanas.”

Polémico desde sus inicios

Durante años, académicos y especialistas han discutido la legitimidad del Códice Grolier, un legado que los autores repasan en su estudio. Algunos investigadores afirmaron en su época que debía tratarse de un fraude, especulando con la posibilidad de que falsificadores actuales hubieran conocido la escritura y los materiales mayas lo suficiente como para crear un códice falso en la época en la que salió a la luz el Códice Grolier.

Página 5 del Códice Grolier (mayavase.com)

Página 5 del Códice Grolier ( mayavase.com)

Los investigadores escriben en su artículo que el códice fue descubierto supuestamente en una cueva de Chiapas junto con otros seis elementos, entre los que había una pequeña máscara de madera y un cuchillo ritual para sacrificios con un mango en forma de puño cerrado. Los autores del estudio añaden además que aunque los objetos hallados con el códice han resultado ser auténticos, el hecho de que fueran saqueadores de tumbas y no arqueólogos los que hallaron estos elementos provocó que los especialistas en la materia fueran reacios a aceptar la autenticidad del documento.

Algunos llegaron incluso a ridiculizar la “fantástica” historia de Sáenz de que había conseguido el códice contactando con dos saqueadores de tumbas que le llevaron—en un avión cuya brújula se encontraba tapada con un trapo—hasta una remota pista de aterrizaje cercana a Tortuguero, México, para mostrarle su descubrimiento. 

Y surgieron preguntas, observan los autores, sobre las decisiones de Sáenz una vez tuvo en su poder el códice. ¿Por qué lo envió a los Estados Unidos, donde fue expuesto en la primavera de 1971 en el Grolier Club de Nueva York, club privado y sociedad de bibliófilos que da su nombre al códice, en lugar de dejarlo en México? En cuanto al propio manuscrito, era diferente de los códices cuya autenticidad estaba confirmada en diversos aspectos muy notables, entre ellos su relativa ausencia de textos jeroglíficos y el predominio de las ilustraciones en su conjunto.

El códice fue expuesto por primera vez en el Grolier Club de Nueva York, de donde tomó su nombre. (CC BY-SA 3.0)

El códice fue expuesto por primera vez en el Grolier Club de Nueva York, de donde tomó su nombre. ( CC BY-SA 3.0 )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article