Portada

Cabezas Decapitadas Revelan Terribles Prácticas de los Antiguos Incas

(Leer articulo en una sola página)

En la región de los Andes, Bolivia, a orillas del Lago Titicaca , los arqueólogos han realizado recientemente un terrible descubrimiento en un lugar conocido como Wata Wata , bajo la forma de tres cabezas decapitadas.

Las cabezas pertenecen tres individuos adultos, un varón y dos mujeres, y todos ellos sufrieron una violencia considerable como parte del proceso de su ejecución, hacia el momento de su muerte o poco después.

El arte precolombino a menudo representa actos de decapitación, han observado autores como Christopher L. Moser . La práctica es también conocida como parte del simbólico juego de pelota jugado comúnmente por todas las culturas Mesoamericanas, de los Olmecas a los Aztecas desde antes de la llegada de los Españoles. Según Kathleen Cohen , el juego empezó a mostrar elementos de sacrificio cuando los Mayas lo aprendieron de los Toltecas, adoptándolo y haciéndolo suyo. Los arqueólogos habían hasta ahora desestimado la idea de que estas representaciones fueran figurativas, pero pruebas recientes, que incluyen el descubrimiento de una colección de cabezas humanas decapitadas, han confirmado físicamente la existencia de esta práctica entre las culturas Precolombinas.

Bajorrelieve-Chichén-Itzá.jpg

Bajorrelieve de Chichén Itzá que representa a un jugador de pelota decapitado ( Wikimedia Commons )

Wata Wata, también conocido como Inti-Wata, es un importante emplazamiento histórico famoso por sus restos pertenecientes al período Inca. Está situado en las orillas de la Isla del Sol y sus cercanías, en el lago Titicaca, donde encontramos más de 80 yacimientos Incas del siglo XV. Los arqueólogos creen que esta región puede haber estado habitada desde una época tan antigua como el tercer milenio a. C. En el mismo lugar existen pruebas de agricultura e industria artesanal Incas, incluyendo zonas para la construcción de barcos de junco y para la fabricación de herramientas y tejidos. La región también se considera el territorio de los Kallawayas, una tribu de curanderos tradicionales cuyos ancestros se remontan a la cultura Tiwanaku y el período pre-Inca.

inti-Wata,.jpg

Las terrazas de I Bolivia ( Wikimedia Commons )

Se había pensado hasta ahora que la decapitación era algo relativamente raro entre los Incas. Entre sus practicantes mejor conocidos se cuentan los Indios Jíbaros del Amazonas, a quienes los Españoles no pudieron conquistar a causa de su ferocidad. Eran famosos por su costumbre cortar y reducir cabezas humanas. Algunas culturas pre-Incas como los Lambayeque o Sicán también practicaban la decapitación, como demuestra el descubrimiento de restos decapitados en torno a una pirámide al norte de Perú en el año 2011. Otros grupos, como los ocupantes de la ciudad de La Quemada en México, practicaban el canibalismo y colgaban los huesos de sus enemigos a la vista de todos.

Cabeza-reducida.jpg

Cabeza reducida, Ecuador. Imagen de www.ancient-origins.net

No obstante, más recientemente, el descubrimiento de tres cabezas humanas en la ciudad de Cuzco por parte de los arqueólogos sugiere que los Incas sí cortaban cabezas, exponiéndolas como trofeos después de las batallas.

Los restos descubiertos en Wata Wata pueden datarse entre los años 200 y 800 d. C., una época de transición entre el Período Formativo Tardío y el Período de Tiwanaku. Dos de los cráneos de las víctimas habían sido sometidos a la antigua práctica de la deformación de la bóveda craneal , que se llevaba a cabo vendando la cabeza del individuo durante su infancia de tal manera que adoptaba una forma aplastada o cónica.

El estudio del yacimiento de Wata Wata fue dirigido por Sara Becker y Sonia Alconini de la Universidad de California, Riverside y la Universidad de Texas, San Antonio. Sus hallazgos fueron publicados en la revista Latin American Antiquity . Descubrieron que los tres individuos habían experimentado una violencia considerable en torno al momento de su muerte, habiendo sufrido decapitación, fracturas en el cráneo y rostro y descarnación. Además se les arrancó la mandíbula y posiblemente se les extrajeron los ojos. El varón tenía la nariz rota y pudo también haber sido apaleado hasta la muerte, al igual que una de las mujeres. Es probable que los tres estuvieran ya muertos en el momento en que sus ejecutores se dispusieron a descarnarlos. Las cabezas fueron entonces enterradas en un lugar oculto de significado ritual que fue sellado con una piedra.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article