Portada-Detalle de las pinturas rupestres descubiertas en la llamada Cueva de las Manos, situada sobre el río Pinturas en la provincia de Santa Cruz, Argentina, y datadas en torno al año 7350 a. C. (Public Domain)

Baby Boom prehistórico: sorprendente crecimiento de la población sudamericana hace 5.000 años

(Leer articulo en una sola página)

A lo largo de la historia poco se ha sabido sobre la expansión humana en Sudamérica. Sin embargo, un nuevo estudio ha logrado confirmar que el crecimiento de la población del continente sudamericano sucedió en dos fases. Además, la más reciente de ellas –ocurrida hace más de 5.000 años – muestra un patrón similar al desarrollo ilimitado de las poblaciones actuales. 

Tal y como informa la Agencia Sinc , un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford , Estados Unidos, ha reconstruido la historia del desarrollo y crecimiento de la población sudamericana recopilando en una base de datos 5.464 dataciones de radiocarbono procedentes  de 1.147 diferentes yacimientos arqueológicos. Según sus conclusiones, América del Sur se pobló en dos fases: la primera habría tenido lugar hace entre 14.000 y 5.500 años y la segunda hace entre 5.500 y 2.000 años.

Diversos grupos humanos cruzaron en el pasado el helado Puente de Beringia, que hace entre 30.000 y 15.000 años conectaba Asia con Alaska. Con el tiempo, estos primeros americanos, descendientes de los antiguos siberianos, llegaron a América del Sur hace unos 14.500 años, a través de lo que hoy es Panamá.

Localización geográfica de Beringia. El puente de Beringia era un puente de tierra que conectaba Siberia (Asia) con Alaska (América), y abarcaba la mayor parte del actual mar de Bering. Este “puente” se formó en dos fases de la última glaciación debido al descenso de los océanos en la región en la que actualmente se encuentra el estrecho de Bering. (Public Domain)

Localización geográfica de Beringia. El puente de Beringia era un puente de tierra que conectaba Siberia (Asia) con Alaska (América), y abarcaba la mayor parte del actual mar de Bering. Este “puente” se formó en dos fases de la última glaciación debido al descenso de los océanos en la región en la que actualmente se encuentra el estrecho de Bering. ( Public Domain )

“La primera fase de crecimiento logístico –determinada por la disponibilidad de recursos– se caracterizó por una rápida expansión en todo el continente, seguida de un estancamiento a medida que los humanos agotaban los recursos locales. En esta fase hubo ciclos de auge y caída: la población humana creció, pero agotaron los recursos disponibles y saturaron el ecosistema de la región”, indica a la Agencia SINC Amy Goldberg , autora principal del estudio publicado en  Nature.

La gran importancia de los asentamientos

Sin embargo, durante la segunda fase las poblaciones se asentaron en sociedades estables y experimentaron un crecimiento exponencial, sin que el entorno les afectara, de un modo similar a como sucede en la actualidad. Más concretamente, en esta última fase la población se triplicó, sobre todo en la costa del Pacífico: Perú, Chile y Ecuador.

Lo más llamativo es que este patrón de colonización, a diferencia del que se desarrolló en América del Norte, Europa y Australia, fue posible más por el auge de las sociedades sedentarias que por la expansión de la agricultura.

Panorámica del valle de Supe, Perú, ubicación de la antigua civilización Caral que se desarrolló entre los años 3.000 y 1.800 a. C. y fue contemporánea de otras civilizaciones primigenias como las de Egipto, India y Mesopotamia. (Public Domain)

Panorámica del valle de Supe, Perú, ubicación de la antigua civilización Caral que se desarrolló entre los años 3.000 y 1.800 a. C. y fue contemporánea de otras civilizaciones primigenias como las de Egipto, India y Mesopotamia. ( Public Domain )

En Europa el Neolítico está muy bien documentado y estudiado, pero el proceso en América del Sur fue notablemente diferente, y la domesticación de plantas y animales se produjo miles de años antes de que las poblaciones se asentaran en muchas regiones. Así, Amy Goldberg apostilló finalmente acerca del Neolítico en Sudamérica:

“Fueron los grandes asentamientos y no sólo los recursos permanentes de alimentos, los que permitieron a los humanos conquistar su entorno y crecer sin límite”.

Imagen de portada: Detalle de las pinturas rupestres descubiertas en la llamada Cueva de las Manos, situada sobre el río Pinturas en la provincia de Santa Cruz, Argentina, y datadas en torno al año 7350 a. C. ( Public Domain )

Autor: Mariló T. A.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article