Portada-Niños de Yucatán en la escuela. (Fotografía: La Capital)

Niños de Yucatán aprenden matemáticas gracias al sistema de numeración maya

(Leer articulo en una sola página)

Los niños y niñas de la región mexicana de Yucatán están obteniendo muchos mejores resultados en matemáticas utilizando el ancestral sistema maya de numeración al aprenderlas. Unos resultados que superan en mucho a los logrados siguiendo el sistema educativo oficial del país. Según asegura un estudio elaborado por la Universidad Nacional de México (UNAM), las matemáticas mayas son mucho más ágiles, sencillas y divertidas para los niños.

Mejores resultados que con las matemáticas oficiales

Tal y como informa la agencia de noticias Ansa , el más reciente examen de evaluación aplicado en todas las escuelas de educación básica del país [México], desde preescolar hasta secundaria, mostró bajísimos niveles de aprendizaje en matemáticas . Dicho test, denominado “Planea”, confirmó que seis de cada diez alumnos que concluyeron la educación primaria y la secundaria en México no saben resolver problemas matemáticos básicos. Sin embargo, según declaraciones publicadas en el diario argentino La Capital , para el físico de la UNAM, Fernando Magaña , “ con las matemáticas mayas, los niños de preescolar aprenden a sumar y a contar hasta 1.000, más de lo que establecen los programas del Ministerio de Educación ”.

Reproducción de un detalle del Codex Dresdensis (siglo XIII) en el que se pueden observar varios símbolos de numeración maya (Dibujo: Lacambalam / CC BY-SA 4.0)

Reproducción de un detalle del Codex Dresdensis (siglo XIII) en el que se pueden observar varios símbolos de numeración maya (Dibujo: Lacambalam / CC BY-SA 4.0 )

Tal vez la mayor facilidad radique en que los mayas inventaron un sistema de numeración como un instrumento para medir el tiempo y no para hacer cálculos matemáticos. Por eso, los números mayas tienen que ver con los días, meses y años además de con la manera en que organizaban el calendario. Tanto es así que en la numeración maya sólo existen tres símbolos para representar los números, aunque estas formas podían variar según su uso: algunas eran para los monumentos, otras para los códices y otras eran representaciones humanas.

Símbolo maya para el cero que representa esquemáticamente un caracol, año 36 a. C. La utilización del cero por parte de la civilización maya constituye el primer uso documentado del cero en América. (Public Domain)

Símbolo maya para el cero que representa esquemáticamente un caracol, año 36 a. C. La utilización del cero por parte de la civilización maya constituye el primer uso documentado del cero en América. ( Public Domain )

Precisamente en Yucatán, donde se ubica la cuna de la cultura maya , que floreció desde los actuales Honduras y El Salvador hasta una extensa franja del sur de México y que logró avanzados conocimientos en astronomía y matemáticas, es donde en la actualidad se está aplicando el milenario sistema de numeración maya para enseñar matemáticas. Sobre todo entre los niños indígenas.

Desde que en el año 2010 esta “novedosa” enseñanza comenzó a ser impartida, no ha cesado de aportar magníficas sorpresas. Así, en las zonas aborígenes de Yucatán, desde el año 2011 los niños mayas –que hasta entonces ocupaban tradicionalmente los puestos más bajos en las evaluaciones- empezaron a destacar y a obtener mejores calificaciones hasta situarse en los primeros puestos.

Matemáticas ágiles y divertidas

Las matemáticas mayas, tal y como indicamos más arriba sólo utilizan tres símbolos: el punto, la raya y el cero, que imita la forma de un caracol, con un sistema vigesimal que se adapta al decimal usado hoy.

Un sistema que puede enseñarse, según el experto Fernando Magaña , “de manera ágil, simple y divertida, a los niños y a cualquier persona y que ayuda a desarrollar una lógica analítica. Lo que yo hago es mostrar el sistema matemático y después mostrar cómo se pueden realizar las operaciones sin tablas de ningún tipo, ni restar, ni sumar ni dividir, incluso se pueden hacer raíces cuadradas”.

Detalle de la estela de La Mojarra. La estela de La Mojarra es un monolito de basalto de 1,98 m y cuatro toneladas de peso descubierto en 1986. Originalmente se habrían escrito 465 glifos en su cara frontal. El texto se refiere a un rey guerrero, y describe los sucesos que lo llevaron al trono tras años de guerra y actividades rituales. Entre sus glifos se encuentran dos fechas en cifras del calendario de Cuenta Larga, correspondientes a mayo del año 143 d. C. y a julio del 156 d. C. Museo de Antropología de Xalapa, Veracruz, México. (Public Domain)

Detalle de la estela de La Mojarra. La estela de La Mojarra es un monolito de basalto de 1,98 m y cuatro toneladas de peso descubierto en 1986. Originalmente se habrían escrito 465 glifos en su cara frontal. El texto se refiere a un rey guerrero, y describe los sucesos que lo llevaron al trono tras años de guerra y actividades rituales. Entre sus glifos se encuentran dos fechas en cifras del calendario de Cuenta Larga, correspondientes a mayo del año 143 d. C. y a julio del 156 d. C. Museo de Antropología de Xalapa, Veracruz, México. ( Public Domain )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article